Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Cuenta Helen Krauze en un libro suyo charlas con personalidades

08/10/2011 05:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La brevedad, que no la simpleza, y el buen uso de las palabras, lo que lleva a entender más allá de lo que está impreso sobre el papel, son las virtudes que a lo largo de más de 50 años han caracterizado a la escritura de la periodista de sociales Helen Krauze. Madre del historiador Enrique Krauze, Helen ha publicado una selección de lo mejor, lo más destacado de lo que ha escrito en ese ramo del periodismo en más de cinco décadas, en las que ha trabajado en publicaciones como “Novedades”, “El Heraldo de México” y varias revistas. “Pláticas en el tiempo” se titula el volumen de 388 páginas, publicado este 2011 por la editorial Jus, y en el que la periodista que también ha participado en revistas y en radio y televisión da cuenta de sus encuentros con personajes de primer orden. Tales como Josephine Baker, Anna Sokolow, Ana Mérida, Griselda Álvarez, Ruth Rivera Marín, Lola Álvarez Bravo, Elena Poniatowska, María Eugenia “Kena” Moreno, Lolita de la Colina, Sara Montiel, Silvia Pinal, Chabuca Granda, Valentina Alazraki y Linda Christian. Pero también Carlos Monsiváis, Hugo Argüelles, Blas Galindo, Manolo Fábregas, Agustín Gómez Barrios, José López Portillo, Emilio Portes Gil, Miguel Alemán Valdés, Andrés Henestrosa, Antoni Tápies, Gregorio Wallerstein y Francisco Toledo. En total, la publicación reúne más de 80 personajes, a los que Helen Krauze ha dividido en cinco décadas, de 1960 hasta la actualidad, y como lo dice en el prólogo su hijo, Enrique, el perfil de ellos “es plural bajo cualquier punto que se vea: género, profesión, nacionalidad, oficio, religión”. Los textos de la autora son breves en su gran mayoría, un par de cuartillas, con excepciones. Son resultado de una plática, vivencia, seguramente más prolongada y profunda, de la cual ella ha extraído lo más necesario para el público que la ha leído, escuchado o visto en estas cinco décadas. Se trata de textos que revelan a personajes en el ámbito de la acción, de su actividad, lo mismo que brindan conocimientos sobre lo que pasaba en el contexto de ellos y del momento que vivían. Son, pues, espejo de un momento determinado que puede servir de referencia en la actualidad. Como lo dice su propio hijo, el historiador Enrique Krauze, ella pudo haber optado por ser una esposa frívola y derrochadora, una “tradicional ´madre judía´, obsesivamente preocupada por la comida, la salud, las amistades, los amores, los desamores, los trabajos, los sueños y pesadillas de sus hijos”. Sin embargo, además de una gran viajera, conoce casi todo el mundo, “mi madre eligió algo distinto, un periodismo de sociales digno y meritorio, sobre todo en aquellas épocas en las que el único escenario reservado a la mujer de clase media era el hogar”, añade. Recuerda que hija única de José Kleinbort y Eugenia Firman, Helen Krauze llegó a México con siete años de edad, en la década de 1930, procedente de su natal Polonia. Se asentó en la ciudad de Puebla, para en los años 40 del siglo pasado trasladarse a la capital del país. Se graduó en el colegio de moda en la Ciudad de México, la Academia Maddox, donde “hizo amistades perdurables, adquirió su perfecto inglés, leyó a William Shakespeare y a Francis Bacon, escribió a mano, con hermosa letra Palmer, una tesis sobre el ´Paradise Lost´ de Milton”. Después de casarse en 1946 con el ingeniero químico Moisés Krauze y tener tres hijos con él, “sintió que las celebridades (no sólo actores y actrices de cine, sino artistas plásticos, escritores, profesionistas de toda índole, políticos, etc…) podían estar al alcance de la mano”, refiere el autor del prólogo. Ese fue el inicio de la profesión que habría de desarrollar en las últimas cinco décadas, del cual una selección de lo mejor hecha por ella misma está reunida en “Pláticas en el tiempo”, su segundo libro, pues antes había publicado “Viajera que vas” (1997). De acuerdo con información de los editores, Helen Krauze se diplomó en Literatura Inglesa en la Universidad de Cambridge, en el Instituto Anglo-Mexicano. Ha recibido la medalla Magdalena Mondragón y el Club Primera Plana ha premiado cada quinquenio su labor de 50 años.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
181
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.