Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

¡Cuidado! La bicicleta puede amenazar tu fertilidad

15/07/2013 13:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¡Cuidado! La bicicleta puede amenazar tu fertilidad SyM – Dolores Reyna

¿Sabías que practicar ciclismo puede afectar tu fertilidad si no tomas las medidas adecuadas? Celebra el Día Mundial de la Bicicleta usándola de manera saludable y segura con estos consejos.

El calor y presión en el asiento afectan la salud sexual

Hace tiempo, cuando se hablaba de problemas para concebir, es decir, de fertilidad, los consejos regularmente incluían seguir determinado tratamiento médico, además de perder peso, olvidarse del cigarro y reducir el consumo de alcohol.

Sin embargo, en la última década estudios científicos desarrollados por el Hospital Universitario de Innsbruck (Austria), Centro de Medicina Reproductiva Nascentis (Córdoba, Argentina), y Universidad Estatal de Nueva York (Estados Unidos) han advertido que el calor y la presión continua que sufre el periné (región anatómica entre el ano y los órganos sexuales) de los ciclistas en el sillín de la bicicleta, pueden dañar la salud sexual de hombres y mujeres.

Si bien las investigaciones tienen aún largo camino que recorrer, lo que hoy se sabe basta para tomar precauciones como las siguientes:

  • Usa un asiento más cómodo. Al andar en bicicleta el peso del cuerpo ejerce presión sobre nervios y arterias (pudenda y cavernosa) que suministran la sangre a los órganos sexuales; a la larga, dicha situación puede ser motivo de consulta médica por problemas de disfunción eréctil y, en la mujer, debido a dolor, reducción en la sensibilidad genital y trastornos del tracto urinario.

    Sustituye tu asiento estrecho por uno más ancho (de preferencia, sin "nariz") que permita repartir el peso del tronco sobre una superficie más extensa, disminuyendo así la presión sobre el periné; además, cambia de postura o levántate para apoyarte sólo en los pedales cada 10 ó 15 minutos.

  • Coloca el manubrio en posición adecuada. Entre más bajo está en relación con el sillín, según reveló un estudio desarrollado en la Universidad de Yale, mayores problemas de sensibilidad genital femenina pueden aparecer debido a que la persona tiene que inclinar más su tronco hacia delante y, por ende, ejerce presión sobre el perineo.

    Para evitar el adormecimiento perineal, el manubrio debe colocarse a una altura ligeramente arriba del asiento.

  • Hidrátate bien. Beber líquidos continuamente no sólo te permite recuperar los minerales perdidos durante la sudoración, también ayuda a controlar la temperatura de tu cuerpo.

    La elevación de un sólo grado centígrado en la temperatura del escroto (el saco de piel, detrás del pene, que contiene los testículos) es suficiente para dañar el esperma y afectar la fertilidad; incluso, expertos advierten que si los testículos se encuentran cerca de fuentes de calor, se obstruye la movilidad de los espermatozoides.

  • Cuida cómo vistes. Utiliza pantalón o short de la talla adecuada, es decir, que resulten cómodos (no deben provocar irritación por el continuo roce) y, de preferencia, que cuenten con forro en la entrepierna. Las prendas fabricadas con telas que permiten ventilación de la piel son ideales para evitar infecciones en los órganos genitales.

    La advertencia de algunos estudios en el sentido de que el uso de calzoncillos cortos y muy ajustados puede elevar la temperatura escrotal y causar disminución en la calidad y movilidad de los espermatozoides, también aplica para ciclistas que regularmente utilizan prendas de telas elásticas (de lycra, la mayoría de veces).

    Igualmente, si transpiras de manera abundante, recuerda traer siempre un pantalón adicional limpio en caso de que el sudor ya resulte incómodo.

  • Practica el ciclismo con moderación. Entre más tiempo dediques a esta actividad cada día, mayores serán las posibilidades de que el flujo de sangre que llega a los órganos genitales se obstruya, así que si estás planeando agrandar la familia, conviene que tu práctica sea moderada.

    Un aficionado que sale una o dos veces a la semana a pedalear generalmente no enfrenta problemas, en cambio, quien lo hace a diario (por 3 ó 4 horas) tiene más posibilidades de sufrir lesiones que se conviertan en afecciones graves, incluso, de producir menor cantidad de esperma que los no-ciclistas, según han advertido especialistas en el tema.

  • Evita infecciones. Limpia la superficie del asiento antes y después de andar en bicicleta; lava tu ropa al final de cada jornada (incluso, la cubierta del asiento, si acostumbras colocarla).

Al igual que la falta de ejercicio, realizar actividad física sin las debidas precauciones puede favorecer la presencia de enfermedades. Disfrutar cada instante al andar en bicicleta no tiene porqué complicar tu bienestar ni los planes de tener hijos si pedaleas de manera segura y, sobre todo, si consultas al médico al detectar cualquier anormalidad en tu salud sexual.

SyM

Última actualización: 04-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
33
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.