Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Cumple André Rieu promesa de dar alegría y romanticismo a Monterrey

17/10/2011 03:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante ocho mil espectadores dispuestos a deleitarse con la música que lo ha llevado a escenarios de todo el mundo, André Rieu y su Orquesta “Johann Strauss” cumplió con su promesa de brindar una velada de alegría, romanticismo y color en la Arena Monterrey. Puntual a la cita fijada para el concierto dominical, el violinista holandés incluyó en su repertorio valses, temas operísticos y canciones del folclore mexicano para desencadenar la “Fiesta Mexicana” que ya había logrado durante sus presentaciones en el Distrito Federal y Guadalajara. “La gente de Monterrey necesita algo de alegría”, dijo como si supiera los tiempos difíciles afrontados aquí últimamente, ofreciendo instantes inolvidables para sus fans que por primera ocasión tuvieron oportunidad de admirarlo anoche en esta ciudad. Como es común en sus actuaciones, el virtuoso del violín abrió su recital con “66 Trombones”, ante el delirio de jóvenes y adultos, en su mayoría, que no salieron defraudados de las dos horas y media de espectáculo que sin escatimo alguno derrochó en el escenario, en el que en cada melodía aparecía una representación alusiva. El punto cúspide del concierto fue al interpretar con su orquesta de 30 músicos el vals “Danubio Azul”, de su compositor favorito Strauss, el cual levantó de sus asientos a decenas de parejas que en la parte central de la Arena Monterrey bailaron al compás de las inolvidables notas. Otro tema que provocó los aplausos del público regiomontano fue “Amigos para Siempre”, escrita para los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y que Los Tres Tenores de Platino -Gary Bennet, Bela Maurak y Thomas Grevel- tres sopranos más interpretaron de forma magistral. Los valses de “Los Patinadores” y “La Nieve”, también lograron cautivar a los asistentes e incluso este último dio lugar a la caída de nieve artificial sobre parte del público que ocupaba la parte central del centro de espectáculos, ante las risas y alegría del resto de la concurrencia. En el catálogo musical de la orquesta dirigida por el músico originario de Maastrich, Holanda, también se incluyeron “Nesseun Dorma” de Puccini, “Snowwaltz”, “Sangre Vienesa” y la famosa Balada para Adelina”, compuesta por Paul de Senneville, que popularizó hace más de 30 años Richard Clayderman. Casi al final de su concierto, cuando amagaba con despedirse de la velada musical, el violinista sacó de su catálogo musical los tradicionales temas de “La Paloma”, “Cielito Lindo” y el “Jarabe Tapatío”, que fueron cantados y bailados por el público, mientras globos multicolores caían de las alturas. El “Aleluya” del oratorio “El Mesías”, de Händel fue el colofón a la actuación de Rieu y su Orquesta “Johann Strauss”, mientras los regiomontanos de pie aplaudían y le pedían regresar pronto para disfrutar de nuevo del talento de estos virtuosos de la música. Con este concierto André Rieu culminó su serie de actuaciones en México, para continuar con su recorrido por Estados Unidos en las ciudades de San Antonio y Dallas, Texas donde tiene programados conciertos para los próximos 18 y 19 de octubre.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
302
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.