Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Cumple indígena yucateca viacrucis por contagio de VIH-SIDA

01/12/2009 01:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Alma espera con la mirada baja, recriminatoria, su turno para recibir varios medicamentos tan extraños, como la forma en que contrajo una enfermedad que le carcome el alma y lastima su instinto materno de ver a sus hijos crecer. Analfabeta, de rostro moreno y con una vida que apenas supera las dos décadas, recuerda el día en que su marido partió en busca de una mejor esperanza de vida, así como el día en que regresó. Pero más presente tiene aún aquella fecha en la que su cónyuge de nuevo desapareció sin reconocer que era portador del VIH-Sida y de la condena con la que marcó a su familia. Los sueños del migrante de una hermosa casa con grandes habitaciones, poco a poco se desvanecieron y tornaron en noches de desesperanza, de llanto, de incertidumbre, de médicos piadosos y al mismo tiempo de familiares, de vecinos con un inusitado y despiadado desprecio. Así, sin saberlo, Alma se convirtió en una cruel estadística que ubica a Yucatán en el sitio 14 a nivel nacional de casos acumulados de VIH-Sida desde 1982 y en la quinta posición en torno a la incidencia acumulada de este mal, cuya efeméride se conmemora este 1 de diciembre. De acuerdo con cifras de la Secretaría Estatal de Salud, de 1982 a la fecha se han registrado oficialmente cuatro mil 630 casos de VIH y Sida en Yucatán, mil 781 de estos pacientes han muerto, 25 en el presente año en el que se han reportado 257 nuevos casos. Aunque ahora habla de manera adecuada el español, Alma recurre con facilidad a poner de pretexto el mejor dominio que tiene del idioma maya cuando no desea hablar de su pasado no tan remoto, de cómo abandonó su pueblo en busca de una nueva vida. Una nueva vida para sus hijos, cuando de manera velada les negaron la posibilidad de estudiar, "aunque son niños sanos". Por momentos se pregunta, porqué a ella, porqué forma parte del grupo de mayor vulnerabilidad e incidencia de la enfermedad: mujeres, amas de casa, monógamas, de entre 14 y 44 años, pobres, analfabetas y en muchos casos, indígenas. Lamentablemente, ella no está en alguno de los 10 municipios de las tres jurisdicciones sanitarias que no reportan gente con VIH-Sida, aunque vive en la "ciudá" donde aspira a un mejor porvenir, donde sus hijos sueñan con ser doctores para curarla, donde tiene una casa humilde construida con su propio esfuerzo. Desconoce quienes son Renán Góngora Bianchi, Carlos Castro Sansores, Ligia Vera Gamboa, entre otros muchos investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán que al mismo tiempo son luchadores sociales a favor de la promoción y educación sexual. Todos ellos lamentan que muchos hombres mantienen prácticas bisexuales sin la debida protección, factor que es el epicentro de la enfermedad en la capital del estado, con un preocupante incremento en municipios urbanos. Empero, la investigación refiere que en términos generales "el impacto de la epidemia en gente joven y mujeres con esposos bisexuales, es otra de las características de la epidemia del Sida en Yucatán". En tanto, Alma se niega a hurgar más en su pasado y toma entre sus manos las cajas, los frascos que contienen los medicamentos que le ayudarán a tener una mejor calidad de vida. Ella camina, y huye en espera, pues le han dicho de una eventual vacuna que cure esta enfermedad y le permita ver a sus hijos como gente de bien, que le den muchos nietos y sean respetuosos de su vida conyugal, o al menos cuiden su salud.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
229
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.