Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Se cumplen 60 años de la muerte del novelista Benito Lynch

22/12/2011 05:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A 60 años de su muerte, acaecida el 23 de diciembre de 1951, el novelista argentino Benito Lynch, autor de obras como “Plata dorada” y “El romance de un gaucho”, entre otras, aún sigue vigente en la narrativa internacional. Benito Lynch nació el 25 de julio de 1880, en Buenos Aires, y fue el segundo de los hijos de Benito Lynch padre y de Juana Beaulieu; con quienes vivió años más tarde en La Plata, Argentina, a partir de 1890, sólo unos años después de la fundación de dicha ciudad. El ambiente gaucho al que se vio expuesto durante los primeros años de su vida, Lynch logró reflejarlo años después en sus cuentos y novelas, en las que plasmó el sentir y el pensar de la gente común. Al morir Lynch padre, en 1902, Benito ingresó al periódico El Día, como cronista social, labor que no le agradó demasiado, por lo que comenzó a publicar sus primeros escritos, como “Cuadritos domésticos”, bajo el seudónimo de Thyon Lebic. Luego de dos años como periodista en la sección de sociales, finalmente Lynch logró verse como lo que él siempre quiso ser, un escritor de manera perdurable; e inclusive, quienes le rodeaban en ese momento, aseguran que decía que nunca escribía por escribir. Además, Lynch decía que cuando terminaba de escribir una novela tenía que abandonarla por el mayor tiempo posible, para olvidarse, en cierto modo, de ella; y posteriormente, volverla a leer ya no como autor, sino como crítico. Tras la publicación de sus primeras novelas y cuentos adquirió cierto reconocimiento y fama, con obras como “Los caranchos de la Florida” y “El inglés de los güesos”; así como por su más celebre colección de cuentos “De los campos porteños”, en 1931. La fama que le rodeó al publicar la novela de los caranchos, en 1916, hicieron que escritores de la talla del argentino Manuel Gálvez, quisieran conocerlo en persona sin importar la distancia que lo separaba. Por su parte, el cuentista y poeta uruguayo Horacio Quiroga le dijo alguna vez a Lynch: “Vaya mi homenaje a su talento, con la seguridad de mí, de que si algún día hemos de tener un gran novelista, ese va a ser usted”. Su obra, que también tuvo cierta penetración en España e Italia, país al que también se tradujeron algunos de sus cuentos, carecía para Lynch de toda importancia, pues para él la elección del personaje gaucho como esencial en sus obras se debió a que ya “es un tipo hecho, completo”. Hacia 1936 se retiró a un aislamiento literario, del que no pudieron sacarlo sus amigos ni las peticiones de los lectores, quienes, ante su personalidad y a su inexplicable designio de no publicar más, crearon un sinnúmero de leyendas. Al aislamiento de Lynch contribuyeron, en gran medida, su sordera y la disminución de la vista, lo cual provocó que un día lo arrollara un tranvía, y víctima de una conmoción cerebral, fue internado en un hospital, hasta que, en algunos días, se recuperó por completo. Tres años después, se internó nuevamente en una clínica víctima de cáncer en el estómago, y unos días más tarde, el 23 de diciembre de 1951, murió en el sanatorio donde se hizo asistir.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
59
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.