Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Se cumplen 100 años del nacimiento de Cioran, la voz del pesimismo

07/04/2011 03:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como “uno de los más brillantes escritores sobre el pesimismo, la desazón y la falta de sentido de la existencia” fue recordado el filósofo rumano-francés Émile Cioran, al cumplirse el 8 de abril el centenario de su natalicio. En un texto del diario español “El mundo”, versión para Internet, se recuerda que la producción literaria del autor nacido en Rumania, pero que también escribió en francés, se concretó en sus aforismos, “pequeñas reflexiones en las que da rienda suelta a su feroz crítica de los males de este mundo, teñida de sentido del humor”. Y pone una docena de ejemplos: “nacimiento”, “vida”, “suicidio”, “reproducción”, “origen”, “odio”, “prostitución”, “futuro”, “civilización”, “animales”, “España” y “sociedad”. Dueño de una pluma que denuncia e ironiza la miseria humana, Émile Cioran exhibe en cada una de sus obras su personalidad nihilista, la cual se basa en la doctrina filosófica que sugiere la negación de uno o más de los supuestos sentidos de la vida, dicen los expertos. Su obra surge de un impulso interior negativo, fruto de una conciencia del sinsentido de la existencia y de una voluntad de oponerse a éste mediante el ejercicio terapéutico de la escritura. Hijo de un arzobispo de la iglesia ortodoxa, Émile Cioran nació el 8 de abril de 1911 en Rasinari, un pueblo pequeño de Transilvania, donde transcurrió su infancia en contacto con la naturaleza. Estudió filosofía en Bucarest y escribió una tesis sobre el Premio Nobel de Literatura en 1927, Henri Bergson (1859-1941). Tiempo después viajó a Alemania y fue por breve temporada profesor de filosofía en Brasov, Rumania. En 1937 consiguió una beca del Instituto Francés de Bucarest, en París, donde, con alguna ausencia, residió hasta su muerte, ocurrida el 20 de junio de 1995. La producción ensayística de Cioran, quien en 1946 renunció a su nacionalidad y se declaró apátrida, es vasta, y en ella se exhibe a través del aforismo y la paradoja la naturaleza intrínsecamente maligna de la humanidad. Esta técnica le proporcionó la libertad de polemizar sin necesitar de un sistema para hacerlo, fustigar y exponer sus opiniones y análisis. En cada uno de sus textos, ataca de manera desmesurada las ideologías, religiones y filosofías creadas por los seres humanos para justificar su comportamiento. Su creación literaria la comenzó escribiendo en lengua rumana, en la que produjo libros que anticiparon su marcada actitud pesimista y retadora de las ideologías y las convenciones sociales. Ejemplo de lo anterior es “En las cimas de la desesperación” (1934), “El libro de las quimeras” (1936), “El ocaso del pensamiento” (1940) y “De lágrimas y de santos” (1937), esta última producción conjura la crisis religiosa de su vida. “Breviario de los vencidos”, uno de los cinco libros que escribió en su país, fue escrito durante la ocupación nazi de París. En 1947, mientras traducía al rumano a Stéphane Mallarmé, decidió adoptar el francés como lengua de expresión. “Breviario de podredumbre” (1949) será su primer texto escrito en lengua gala, el cual fue presentado como un desafío a sus raíces y a la afectividad que se vincula con ellas y con el idioma. Entre sus numerosos libros destacan “Silogismos de la amargura” (1952), “La tentación de existir” (1956), “La caída en el tiempo” (1964) y “Del inconveniente de haber nacido” (1973). En ellas se sitúan en la periferia de lo establecido, al margen de cualquier convencionalismo. Cioran renunció al termino "filósofo", adoptando el de "pensador orgánico", según el cual, todo acontecimiento vivido, físico o intelectual, es aprovechado para moldear un cuerpo conceptual. En su estilo, escapa del usual rigor formal de los filósofos, adquiriendo maneras más libres y literariamente ricas. Así, con su radical libertad de pensamiento, que regía también en su vida personal, al igual que el ascetismo y la actitud burlona hacia todo lo que le rodeaba, Cioran es uno de los pensadores más creativos y originales del siglo XX. “Hombre sin biografía” es el calificativo con el que sarcásticamente hacía referencia de sí mismo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
251
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.