Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Se cumplen 100 años del nacimiento del escritor Jean Genet

18/12/2010 07:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Caracterizado por subvertir la estética de la literatura, al hacer de los ladrones héroes con sentimientos o, como dijo Witold Gombowicz, convertir la fealdad en belleza, hace 100 años nació el escritor francés Jean Genet, el 19 de diciembre de 1910. Los críticos han calificado a su obra como autobiográfica y, a la vez, mitificadora al convertir al delincuente en héroe, transgredir la figura del buen ladrón y convertirlo en un héroe que accede al absoluto a través del mal. Convierte lo más sórdido en una especie de poesía; su escasa literatura juega con la provocación moral y mezcla lo ficticio y lo real, y en ella se encuentra el retrato de una miseria lírica, en la que se imponen las historias de amor, y los delincuentes dejan entrever su ternura. Nació en París de padre desconocido y cuya madre, una joven prostituta, lo entregó a la asistencia pública a la edad de un año, y en ella permaneció hasta los ocho. De esta edad a los 10 vivió con un carpintero de Morvan y su familia, a los que hizo víctimas de sus primeros robos, pese a que siempre se habían preocupado por él y le tenían mucho cariño. Durante su periodo escolar fue un alumno aventajado, y obtuvo las más altas calificaciones. Sin embargo, esta época de su vida está plagada de intentos de fuga y hurtos menores. Cuando tenía 10 años se convirtió en un auténtico ladrón, y pasó su adolescencia en prisiones juveniles, como las de Mettray, Fresnes, Tourelles y Santé, y más tarde acabó prostituyéndose. A partir de entonces comenzó a escribir. Sobre su vida de presidiario lo hizo en 1946 en "El milagro de la rosa", pero esta etapa la acabó a los 18 años, cuando se alistó en el ejército. Pero esta acabó cuando fue encontrado culpable de actos impúdicos con un compañero. A partir de ese momento prosiguen sus andanzas como vagabundo, ladrón y chapero por toda Europa, de lo que escribe en "Diario del ladrón". En 1937 regresó a París, dónde entró y salió de la cárcel en numerosas ocasiones acusado de robo, mendicidad, falsificación de documentos y conducta impúdica y obscena. Encerrado escribió el poema "Le condamné á mort" (1942), cuya edición costea él mismo, y en 1944 “Santa María de las flores”. Tras 10 condenas consecutivas, sobre Genet pendía la amenaza de la cadena perpetua, pero Jean-Paul Sartre, Jean Cocteau (quien utilizó su influencia para la publicación de "Santa María de las flores"), Pablo Picasso y otros personajes de la vida artística e intelectual francesa pidieron el indulto personalmente al presidente francés y le fue revocada en 1948. Genet nunca volvería a ser encarcelado. En 1949 ya había publicado cinco novelas, tres obras teatrales y varios poemas. En ellas retrata de forma totalmente explícita y provocadora tanto el crimen como la homosexualidad, motivo por el que su obra fue, no solo censurada, sino prohibida en muchos países. Por otro lado, debido a la devastadora depresión que para Genet supuso su propio análisis en el largo ensayo de Sartre "Saint Genet comédien et martyr" (1952), dejó de escribir durante años. Para 1961 había escrito nuevas piezas teatrales así como el ensayo "Ce qui est resté d´un rembrandt déchiré en petits carrés", analizado por el filósofo deconstructivista Jacques Derrida en su obra "Glas". Su vida amorosa durante este intervalo de tiempo estuvo estrechamente ligada a Abdallah, un funambulista que acabó con su propia vida en 1964. Tras este suceso, Genet también intentó suicidarse. A finales de la década de 1960 se acentuó su compromiso político, especialmente después de los eventos de Mayo del 68, incluso homenajeó a Daniel Cohn-Bendit, líder de los estudiantes revolucionarios. Declaró entonces que si bien se trataba de una revolución imposible, lo importante era que "la ideología del Mayo Francés es una mezcla de exaltación de la juventud y de rechazo a la autoridad y a la jerarquía". Participó en manifestaciones para llamar la atención sobre las penosas condiciones de vida de los inmigrantes en Francia. Sus convicciones políticas le llevaron también a apoyar a los Panteras Negras, que le invitaron a Estados Unidos, donde vivió durante tres meses en 1970 dando charlas, asistiendo al juicio de Huey Newton (su líder) y escribiendo artículos para sus periódicos. También en 1970 tuvo acceso a los campos de refugiados en los Territorios Palestinos, entrevistándose secretamente con Yasir Arafat. Profundamente influenciado por estas experiencias escribió su última, póstuma y larga novela "Un cautivo enamorado", en la que Genet recoge textos elaborados durante su estancia en Jordania y Líbano al lado de los fedayín. También apoyó el grupo de información para presidiarios con Angela Davis, George Jackson, Michel Foucault y Daniel Defert. Trabajó con Foucault y con Sartre en sus protestas contra la brutalidad policial contra los argelinos en París, que provocaba la aparición de cuerpos apaleados y torturados flotando en el río Sena. En 1982, cuando se encontraba en Beirut, fue uno de los primeros europeos en entrar en el campo de refugiados palestinos de Sabra y Chatila, donde tan sólo horas antes los falangistas (kataeb) libaneses acababan de asesinar a cientos de sus habitantes. El resultado de esta visita fue su texto "Cuatro horas en Chatila", publicado censurado en la “Revue d´Etudes palestiniennes” en su número de enero de 1983. El 19 de diciembre de 1983, en una de sus escasas apariciones públicas, leyó fragmentos de su obra en la innauguración de una exhibición sobre la masacre de Sabra y Chatila organizada por la "International Progress Organization" en Viena, Austria. En 1984 la Academia Francesa le concedió el Premio Nacional de Literatura. Poco tiempo después desarrolló un cáncer de garganta. Jean Genet fue hallado muerto el 15 de abril de 1986, muerte probablemente causada por un traumatismo craneal tras una caída fatal. Casi olvidado, fue enterrado en el cementerio español de Larache, Marruecos, a voluntad suya.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
812
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.