Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Cumpliría el caricaturista Gabriel Vargas 96 años de vida

04/02/2011 03:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aún y cuando había sentenciado que “La familia Burrón” sería publicada hasta el día de su muerte, la obra más representativa del caricaturista y periodista mexicano, Gabriel Vargas Bernal, nacido el 5 de febrero de 1915, por lo que cumpliría mañana 96 años de vida, sigue vigente por ser un material muy representativo para el estudio de la idiosincrasia mexicana. Recientemente, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo editó el libro “Gabriel Vargas, cronista gráfico”, de la escritora Maira Mayola Benítez Carrillo, quien hace un compendio muy completo sobre la vida y obra de este caricaturista orgullo de su natal Tulancingo. Asimismo y tras la muerte de Vargas, Editorial Porrúa ha promovido varios volúmenes de esta tira cómica, a fin de que sean punto de referencia para el estudio de este artista gráfico y de la sociedad mexicana. Considerado como uno de los sociólogos contemporáneos más importantes del mundo por retratar fielmente la vida urbana de México por más 70 años, a través de esta historieta, Gabriel Vargas Bernal nació en Tulancingo, Hidalgo, de donde salió junto con su madre rumbo a la Ciudad de México a la edad de cuatro años. Desde muy joven mostró su talento como dibujante, cualidad que le fue reconocida en 1930 al obtener el segundo lugar de un concurso de caricatura en Osaka, Japón, al tiempo de que el entonces director de Cultura del Instituto Nacional de Bellas Artes, Alfonso Pruneda, le ofreció también una beca para estudiar dibujo en París. Propuesta que rechazó y que mejor cambió a los 13 años de edad, por un empleo como ilustrador en el periódico “Excélsior”, donde alcanzó el puesto de jefe del Departamento de Dibujo a la edad de 17 años. A lo largo de su carrera periodística creó varias tiras cómicas, como son “Los superlocos”, “Pancho López”, “El gran caperuzo”, “La vida de Cristo”, “Los del doce”, “Los chiflados”, “Sopa de perico” y “La familia Burrón”, que surgió en 1937. A causa de su trabajo intenso, 20 horas diarias, en 1980 sufrió una embolia, la cual le dejó secuelas; no obstante, continuó trabajando al lado de su segunda esposa, la periodista Guadalupe Apendinni. En una de las últimas entrevistas que concedió a los medios de comunicación, Gabriel Vargas hizo una evaluación de su vida, la cual calificó de buena y exitosa. ”Nunca he fracasado en lo que hago, por eso puedo decir que mi vida ha sido buena. Desde que comencé a trabajar siempre me han empleado muchas personas porque aprecian mi trabajo”, refirió. Observación, ingenio, talento, ironía y, sobre todo, buen humor, son los elementos que el caricaturista utilizó a lo largo de más 70 años para presentar cada martes su revista “La Familia Burrón”, cuya colección completa es exhibida en un museo de Florencia, Italia. Pero además, existe una cátedra sobre la sociedad mexicana que a partir de ella se imparte en la Universidad de la Sorbona, en París. No era afecto a la televisión, ni al radio, ni fumaba, ni bebía alcohol, su única pasión, además del trabajo, fue la lectura. Victoriano Salado, Alfonso Reyes y Sergio Pitol son los autores que más figuraban entre sus lecturas. Tras recordar varias anécdotas emotivas, en una entrevista señaló que esas vivencias también le ayudaron a crecer como ser humano y como caricaturista. Gabriel Vargas afirmaba que la publicación de “La familia Burrón” iba a continuar hasta el último día de su vida, pues representaba su pasión y su vida misma. “El fin de la revista ni yo lo voy a ver, yo sigo trabajando, y cuando me muera ahí se acabó todo; no me creo capaz yo mismo de darle un fin, el último número tal vez me alcance trabajando igual”, enfatizó entonces. El multigalardonado caricaturista, fue reconocido no sólo en México sino también en el extranjero, de tal forma que por su labor como retratista de la cultura popular mexicana, era considerado como el cuarto sociólogo contemporáneo más importante del mundo. Su obra ha sido también tema de inspiración para escritores, analistas, sociólogos, coleccionistas, humoristas y caricaturistas, quienes han escrito numerosos libros sobre el monero y sus personajes. En Internet existen alrededor de 14 mil páginas donde se aborda el tema o al menos se menciona a “La familia Burrón”, que, a decir de Vargas, le dio ese nombre debido a que los mexicanos cuentan con largas jornadas laborales, es decir “trabajan como burros”. Con ideas tradicionalistas en su afán por preservar la convivencia familiar, Gabriel Vargas fue galardonado en 2008 en su natal estado de Hidalgo con la medalla “Pedro María Anaya”, por ser uno de los más grandes historietistas mexicanos de todos los tiempos. Finalmente, el Museo del Estanquillo, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, ha dedicado una sala a su obra y a la recreación del vecindario donde habitaba esta singular familia, cuyos personajes principales son el sastre “Regino Burrón”, “Borola Tacuche de Burrón”, “Fóforo Cantarranas” y el famélico perro “Wilson”, entre otros 40 más. Entre los premios que recibió fueron el Nacional de Periodismo (1983); el Nacional de Artes y Tradiciones Populares (2003) y en 2007 fue declarado “Ciudadano Distinguido” por el Gobierno de la Ciudad de México. Gabriel Vargas murió el 25 de mayo de 2010.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
418
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.