Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Danza UV, representante del movimiento corporal contemporáneo

05/07/2010 12:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo que inició sólo como un espacio para la práctica de estudiantes de danza en poco tiempo se desarrolló como una de las compañías de esta disciplina en el género contemporáneo más propositivas en Veracruz: Danza UV, que se ha ganado un lugar dentro del ámbito dancístico mexicano. Xalapa es la ciudad que vio nacer este proyecto en febrero de 2004. Todo comenzó como una iniciativa para que los estudiantes de la Facultad de Danza tuvieran un lugar en el que pusieran en práctica lo aprendido en las aulas. Debido a los resultados y a la necesidad de contar con una agrupación oficial, la Universidad Veracruzana decidió respaldarla como compañía profesional. No obstante su corta edad, Danza UV ha logrado llamar la atención tanto del público como de los especialistas y los propios colegas, quienes ven en esta agrupación una propuesta comprometida. Durante seis años, su proceso creativo ha consistido en laboratorios escénicos colectivos donde confluyen las experiencias personales y profesionales de los que han formado parte de sus filas, enriqueciendo así su apuesta estética. Bajo la lupa de Guadalupe Barrientos, directora general, así como de David Barrón, director artístico, quien es miembro del Sistema Nacional de Creadores del Fonca-Conaculta, Danza UV ha contribuido a darle un nuevo rostro a la danza contemporánea, y no sólo de Xalapa, sino de toda la tierra veracruzana. Por ello, es de los que más presentaciones tienen al año (en promedio 40 funciones) tanto en su lugar de origen como en otras regiones de la República Mexicana, incluso en el extranjero. Su prestigio creció a tal grado que sus integrantes ya no son profesionales provenientes sólo de la Universidad Veracruzana, sino de la Universidad Autónoma de Chihuahua y de la Universidad de Sonora. Acerca de los bailarines ha habido valiosas críticas, como la de dos especialistas en la materia. Gustavo Emilio Rosales asegura que son dignos de contemplarse; en tanto que Manuel Stephens resalta su alto nivel técnico, seguridad, compromiso y entrega con la escena. La compañía es fructífera. Actualmente cuenta con un repertorio de cerca de 25 montajes, en algunos de los cuales han participado directamente bailarines y coreógrafos de renombre en el país, como Adriana Castaños, Antonio Salinas, Gilberto González, Juan Ramírez, Gregorio Trejo, Rodrigo Angoitia y Magdalena Brezzo. Además, es un grupo que se ha preocupado por establecer lazos con instituciones de carácter internacional que le permitan enriquecer su labor artística. Tienen contacto con la Universidad de Chile, la Universidad Nacional de Costa Rica y la Folkwang Hochschule de Essen, Alemania. David Barrón es el responsable de la dirección artística de Danza UV. Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte, es ganador en dos ocasiones del Premio Nacional de Composición Coreográfica Miguel Covarrubias INBA-UAM (2001 y 2007), comparte en entrevista un balance de lo que han sido estos años de trabajo. En principio, explica, los involucrados en este proyecto se sienten orgullosos de los orígenes del mismo, pues fue un gran aporte para la comunidad estudiantil de danza en Xalapa: “No podemos olvidar que nace como una necesidad para que los alumnos de la Facultad de Danza pudieran poner en práctica sus estudios. Después de cuatro años de representar a esta escuela llegó el momento de hacer un cambio y darle cabida a un grupo profesional. La Universidad Veracruzana aceptó, surgiendo así oficialmente Danza UV”. Respecto a si considera que con esta compañía se puede hablar de un movimiento dancístico contemporáneo en Xalapa, responde: “Exacto. La Facultad de Danza ha mantenido esta actividad desde su fundación, hace más de 30 años. De hecho, es la licenciatura en este arte más antigua del país. Ahora se está generando un nuevo movimiento más profesional. De hecho, tenemos más encuentros, como Abril y Danzar, Danza Extrema y Xalapa Baila, donde todo mundo vive una fiesta con distintos géneros. También se está registrando una evolución, antes era una danza un poco más académica y folclórica, hoy hay más vanguardia en la danza contemporánea”. Al preguntarle a Barrón si hubo dificultades en el tránsito de vivió Danza UV de proyecto universitario a compañía profesional, explica que se tuvo que hacer mucha labor para demostrar que era una idea que debía tener continuidad: “Se tuvieron que hacer muchos esfuerzos, justificar el proyecto, que la gente creyera en nosotros, convencer de que era viable y significativo para la ciudad. Por fortuna, la maestra Guadalupe Barrientos fue la encargada de establecer todos los lazos necesarios para conseguir el respaldo, que la compañía se mantenga en un nivel digno y que pueda hacer presentaciones en distintos puntos del país”. En cuanto al establecimiento de un sello distintivo para Danza UV, explicó: “También tiene que ver con etapas de transición. En mí está darle una personalidad pero los coreógrafos que colaboran con nosotros también han contribuido. Ahora están las ganas, pero es un asunto que requiere tiempo”. “Estamos mucho en la búsqueda del movimiento. Queremos que el lenguaje del movimiento sea más auténtico, es decir, que esté estrechamente vinculado con lo que queremos representar en escena. Más que grandes producciones, nos basamos más en el placer del movimiento o lo que yo llamo una danza muy bailada, donde se registra una cadencia especial con la música. En cuestión temática podrías hablar de repente de un cuestionamiento existencial, de quiénes somos y a dónde queremos ir”. Muestra de este estilo han sido las coreografías que han bailado durante estos años, sobresaliendo “Juan Alto Voltaje”, de Antonio Salinas, definida como una explosión, trasgresión, descarga eléctrica; así como “Trashumante”, de David Barrón, que habla del ser humano que camina constantemente en la búsqueda de la sensación, del espacio ideal, del contacto con los otros, pero también del que camina hacia adentro de sí mismo. Finalmente, Barrón comenta que Danza UV se sigue consolidando porque la filosofía de quienes la conforman es muy clara: “Se entra no para cubrir un espacio sino para crear un espacio, por lo que sólo entran bailarines propositivos, con mentalidad que vaya más a del hecho escénico”.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
366
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.