Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Debaten si los restauradores son científicos o artistas

02/08/2010 09:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El debate sobre si los restauradores son científicos, artistas o meros técnicos, es puesto sobre la mesa para su análisis en el número 1 de “Intervención. Revista Internacional de Conservación, Restauración y Museología”, que se presentará el próximo jueves en esta ciudad. Primera publicación en su tipo en América Latina, la revista es editada por la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), perteneciente al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). La publicación semestral es dirigida por un consejo editorial integrado por restauradores, arqueólogos y arquitectos, lo que enriquece la variedad de temas vinculados con la preservación de los bienes culturales. Alfonso de María y Campos, director general del INAH, explicó en su texto de Presentación, que “hacía falta un espacio donde se analicen, reflexionen, discutan e intercambien ideas, proyectos y aspiraciones con sus pares, tanto connacionales como de instituciones extranjeras”, El número 1 de “Intervención” se presentará el 5 de agosto en el auditorio de la ENCRyM, con la participación de Liliana Giorguli Chávez, directora de la Escuela y de la revista, e Isabel Medina-González, coordinadora editorial. Los comentarios estarán a cargo de la doctora Linda Manzanilla Naim, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, y del maestro Héctor Rivero Borrell, director del Museo Franz Mayer. En este primer número, Carolusa González Tirado, experta en restauración, se atreve a comparar el trabajo del restaurador con el de los artistas-intérpretes. Su hipótesis, que inicia el debate, es que ambos profesionales presentan al público las creaciones de otros artistas. El “atrevimiento” de poner en un mismo renglón al restaurador y al artista-intérprete, es replicado en las siguientes páginas por los especialistas restauradores Salvador Muñoz Viñas y Valerie Magar Meurs, quienes encuentran “peligroso” que en la restauración se vea una actividad artística, porque ello supondría que el restaurador transforma el objeto, según sus gustos individuales. Por su parte, la especialista Jannen Contreras aborda los pros y contras de la tiourea —un ácido de uso extendido en la limpieza de la plata—, y revela que durante años los expertos se han servido de ella ignorando sus efectos negativos posteriores en los objetos. A fin de abarcar todos los órdenes de la restauración, conservación y museografía, la revista está dividida en 10 secciones: Debate, Ensayo, Diálogos, Investigación, Informe, Escaparate, Reporte de campo, Reflexión desde la formación, Desde el Archivo y Reseña. Los títeres de Rosete Aranda y su restaurador: Sergio A. Montero, reportaje de la sección Diálogos, da voz al maestro Montero, uno de los fundadores de la ENCRyM, y quien en 2007 y 2009 puso al día un lote de 317 títeres que fueron manufacturados de 1835 a principios del siglo XX, con cuya labor además de recuperar su estética clásica, los dejó listos para que regresen a los escenarios. Para Isabel Medina-González, coordinadora editorial de Intervención, la variedad de temas del primer número demuestra que la conservación es multidisciplinaria; en su consejo editorial participan historiadores, restauradores, arqueólogos y arquitectos, lo cual, subrayó, enriquece la selección de los textos. Aunque es editada por la ENCRyM, precisó que Intervención no pretende difundir únicamente los avances de sus profesionales, sino que estará abierta a recibir textos de instituciones de todo el mundo, siempre que cumplan con los requerimientos editoriales, que se pueden consultar en el sitio www.encrym.edu.mx Los procesos de dictaminación, subrayó Medina-González, son académicamente sólidos y en ellos participan especialistas, tanto del INAH, como de otras instituciones, con el fin de cumplir con los requisitos fijados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). El nombre de la revista se debe a que “esta tarea se constituye como el medio por excelencia, a través del cual los profesionales en restauración influimos en la historia del propio legado cultural”, dijo. “La ENCRyM sigue siendo un referente de la restauración y conservación en Latinoamérica, por eso la meta de esta revista es crear un espacio de intercambio académico internacional”, concluyó la coordinadora editorial.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
182
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.