Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Deben las mujeres cuestionarlo todo: Patricia Piñones

06/03/2010 06:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las mujeres deben cuestionarlo todo y en cada acto pensar si las voces que les dictan cómo vestirse o cómo comportarse son naturales o se trata de un conjunto de patrones o prescripciones sociales y culturales que establecen qué y cómo deben ser, consideró Alma Patricia Piñones. La secretaria académica del Programa Universitario de Equidad y Género (PUEG) de la UNAM, señaló que "cuando yo problematizo, cuando me pregunto, decido entonces qué es lo que yo quiero para mí". Indicó que ese consejo se aplica a todas las mujeres, sin olvidar que todas son diferentes. "No es lo mismo ser mujer pobre que mujer con una situación económica que le permita ser independiente y hacerse cargo de sí misma y de las cuestiones económicas en el hogar. No es lo mismo estar en libertad que en reclusión, ni ser joven o anciana", puntualizó. La especialista comentó que todas esas condiciones se tienen que considerar cuando se trata de echar a andar programas, proyectos, investigaciones y diseño de políticas públicas porque si no, se trabaja sólo con datos que no tienen una incidencia real en las necesidades específicas y concretas. Entrevistada en la Torre II de Humanidades de Ciudad Universitaria con motivo del Día Internacional de la Mujer, Patricia Piñones se refiere a la violencia en el noviazgo, a la que considera uno de los graves problemas que viven las mujeres. Mencionó que es necesario desmitificar el asunto, ya que mucha gente piensa que sólo se presenta en ciertos estratos sociales, entre la gente con menor educación o en cierta etapa del enamoramiento, lo cual es falso. La funcionaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo que esa situación se da entre personas de todos los estratos sociales sin importar su nivel académico o la etapa en la que se encuentra su relación amorosa. "Lo patético es eso: que la violencia se reproduce, que como una forma del ejercicio del poder ocurre en todas partes y en todos los momentos", precisó. Sus consecuencias, dijo, son devastadoras y pueden llevar incluso a la muerte. "Las mujeres son las principales víctimas. De hecho, nueve de cada 10 mujeres en la actualidad viven situaciones de violencia en sus relaciones". Advirtió que ello tiene que ver con los modelos de amor que se producen. "En los medios, en la cultura, nos dicen que el amor pasa por soportar que me maltraten, que me digan, que me sancionen cómo me visto, qué tengo que hacer, cómo me tengo que comportar". Eso es terrible, acotó, porque la cultura que lo reproduce es también la cultura que lo sostiene. Piñones Vázquez agregó que se sabe que un buen porcentaje de las mujeres casadas o unidas consensualmente que viven violencia intrafamiliar, la sufren desde el noviazgo. "Esto que nos dicen que yo tengo que ser, hacer, comportarme y sentir por el hecho de ser mujer ‘femenina’ ocurre producto de múltiples instancias de socialización, donde la familia es una de ellas, pero no la única", explicó. Está también la escuela, las instituciones religiosas y los medios de comunicación, entre otros. "Ahí están los productos culturales: los refranes, las canciones, las telenovelas, los videojuegos. Si vamos sumando todos estos ámbitos nos va quedando muy claro a hombres y mujeres este deber ser, este cómo comportarnos, de qué manera conducirnos y una de estas formas tiene que ver con cómo me vinculo", detalló. Para la experta, esas formas violentas de vincularse no siempre son físicas. "¿Qué pasa cuando un novio o un esposo o una pareja le revisa el celular a su compañera?, ¿Qué, cuando le hacean la cuenta de Internet?, ¿Qué cuando le dicen no te pintes o no te juntes con tal o cual persona?. Todas esas son formas de violencia". También hay violencia, añadió, en términos de los textos, de las imágenes en todos y cada uno de los productos culturales. "Todo esto va haciendo pasar como normal y natural un conjunto de prácticas y, de pronto, ya ni nos damos cuenta". Las novias maltratadas, refirió, dicen que los novios quieren saber con precisión a dónde va, dónde estuvo, con quienes se encontró, el tiempo que permaneció en cada lugar porque las aman. Lo terrible, insistió, es que esas prácticas dejan enormes huellas y una cicatriz endurecida que se minimiza, porque muchas de esas mujeres se vinculan con el hombre que hizo sugerencias de ese tipo en el noviazgo, pensando que en el matrimonio o en la unión libre eso se acabará. Pero eso no acaba, sino que cobra fuerza e intensidad. La experiencia advierte que las mujeres que acudieron a cursos, talleres u otras acciones de carácter preventivo que hablan de esos temas y deslegitiman la violencia como forma de relación, logran desnaturalizarla, evidenciarla y no justificarla más. Ese es, dijo, su propósito: generar otro tipo de vínculos, acciones no violentas, de acuerdo, de consenso entre quienes forman una pareja. "Las mujeres, también como parte de nuestra trayectoria, e incluso de la académica y profesional, tenemos que hablar de todos esos años que invertimos en la crianza, en el cuidado, en las tareas y la protección de nuestros hijos", agregó Patricia Piñones, psicóloga de profesión y madre de una hija de 23 años. Estimó que "en esta cultura, lo que parece también normal es que quienes nos hacemos cargo y quienes debemos de hacernos cargo de ello somos las mujeres, como exentando de la participación a los hombres, porque son proveedores. ¿Pero hoy, cuántas somos proveedoras? Lo somos en un número cada vez creciente".


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
416
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.