Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

Ellos deben saber que, a partir de hoy…

13/05/2012 20:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageHasta hace no mucho tiempo los hinchas del Manchester City decían, orgullosos, que seguir a su equipo era como comer una deliciosa cena casera hecha por mamá.

Lo opuesto, en clara referencia a sus vecinos millonarios y cosechadores de títulos, era que los rojos significan el ordenar platillos finos en un restaurant lujoso.

Su valor, como lo explican en esos dichos muy suyos, era mantenerse como un club tan modesto como hogareño. No les preocupaba deambular entre primera y segunda división, ni carecer de vitrinas repletas de trofeos. La cena de mamá, igual de sabrosa, tal vez por sencilla y cariñosa, les bastaba y sobraba.

Pero entonces el 1 de septiembre de 2008 llovió dinero. Mansour bin Zayed Al Nahyan compró el equipo y lo inundó de fichajes costosos.

En 2011 Manchester City consiguió por fin un título después de 35 años. Ganó la FA Cup luego de eliminar en semifinales a Manchester United. Sus seguidores, locos de triunfo por ganar ese clásico, llevaron sus gritos hasta la final donde derrotaron al Stoke City.

Más sobre

Hoy estos nuevos ricos ganaron la Premier League luego de 44 años. Se la quitaron, por si faltara otra cosa, al United, que aunque hizo los mismos puntos se quedó sin nada por la diferencia de goles.

La definición fue, además, legendaria. Revivieron en los últimos tres minutos de la temporada con dos goles. El último, el 3-2 definitivo, fue del Kun Agüero, que hizo un jugadón para cerrar la Premier con esa última patada.

Fue una locura histórica. Los fanáticos del City que estaban en el estadio se volcaron a la cancha para abrazar y besar a sus campeones. Durante el resto de la tarde, las calles de Manchester se llenaron de bufandas azules, cantos y cerveza. Todos ellos, miles, ahora tienen uno de los cuadros más fuertes de Europa y del mundo.

Hinchados de felicidad, por estas horas siguen bebiendo y festejando por saberse, ahora sí, serios competidores en cualquier torneo que les pongan enfrente. Sin embargo, y deberán caer en cuenta pronto, a partir de hoy sólo comerán en restaurantes lujosos


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
247
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.