Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Débil economía mundial, pero sin señales de recesión

22/01/2012 03:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es cierto que la economía mundial se ha debilitado, pero también es importante considerar que las señales hasta el momento no apuntan a un periodo recesivo, consideró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP). En su opinión, el exceso de pesimismo sobre el futuro de la economía puede ser aún más peligroso, pues cuando la incertidumbre y desconfianza comienzan a permear a todos los agentes económicos, la posibilidad de un menor consumo e inversión aumenta. Estima que la mejor herramienta para generar un ambiente más favorable será acelerar las reformas que requiere México, sobre todo en un momento de contienda electoral, a menos que se limiten las acciones con pretexto de que son una mecánica proselitista. De ser así, estaremos nuevamente retrasando el bienestar que toda la población requiere, añade el organismo de investigación del sector privado en su publicación semanal. Como en cada inicio de año, apunta, diversos organismos y especialistas nacionales e internacionales presentaron su estimación sobre la evolución de la economía mundial o nacional. Refiere que existe una notoria disparidad entre las opiniones vertidas, pues unas consideran que la economía mundial está a punto de una nueva crisis y recesión, y otras que si bien habrá un periodo de menor crecimiento, no hay señales de un nuevo colapso. Incluso, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Banco Mundial (BM), tras prever un escenario muy pesimista que apunta a una posible nueva recesión, pronostican variaciones positivas del PIB mundial, lo cual no concuerda con el tono tan desalentador de su reporte. Según la ONU, “la economía mundial se encuentra al borde de una nueva recesión” y es el problema de deuda de Europa, el alto desempleo y los bajos salarios que frenan la demanda en Estados Unidos, así como el frágil avance de algunas economías emergentes lo que impide un repunte de la actividad productiva. No obstante, continúa, sus pronósticos anticipan que en 2012 el Producto Interno Bruto (PIB) mundial crecerá 2.6 por ciento y 3.2 por ciento en 2013, cifras que a pesar de reflejar un menor dinamismo, están lejos de lo que significa una recesión. La ONU anticipa que México crecerá 2.5 por ciento en 2012, mientras que el BM espera un avance de 3.2 por ciento. El origen de estos resultados se centra principalmente en el efecto del deterioro de la economía europea y el debilitamiento de Estados Unidos. No hay duda, admite el CEESP, de que la economía atraviesa por un momento difícil, pero parece que se ha sobrestimado el entorno negativo, sobre todo cuando persisten señales de que la economía de Estados Unidos mejora en materia de empleo y de ingreso personal. Además de que en Europa, a pesar de la baja de la calificación crediticia que hizo Standard & Poor´s, el Fondo de Estabilidad Europeo colocó exitosamente mil 500 millones de euros en obligaciones a seis meses a una tasa de interés de 0.26 por ciento. “El entorno parece no mostrar señales tan negativas como se sugiere, además de que nuestra economía está un tanto aislada del problema europeo dada la reducida relación comercial que se tiene con esa área”. Destaca que lo relevante es la fuerte conexión que existe con Estados Unidos, que sí muestra señales de una ligera mejora en su desempeño, lo cual tendría un efecto positivo en la actividad productiva local. De todas formas, precisa, estos escenarios se basan sobre todo en los efectos que provienen del exterior, sin tener en cuenta las ventajas que tiene México respecto a otros países, es decir, “no tenemos problemas de deuda, contamos con finanzas sanas y el empleo sigue creciendo”. Además está el efecto que implica la derrama de recursos por concepto de un año electoral, la posibilidad de una mayor inversión vía los proyectos de Asociación Público Privadas, y del positivo efecto que puede generar el hecho de que algunos organismos han ajustado al alza su pronóstico de crecimiento para la economía de Estados Unidos. De conjuntarse estos factores, es muy probable que la economía mexicana pueda crecer 4.0 por ciento ese año, proyecta el CEESP.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
78
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.