Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Debutarán dos jóvenes mexicanos en la Ópera de Nueva York

14/03/2011 02:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dos jóvenes mexicanos debutarán la próxima temporada en la ópera de Nueva York como integrantes principales de la pieza “El elixir de amor”, basada en la obra del reconocido compositor italiano Gaetano Donizetti. Después de haber debutado en varias ciudades de su natal México y fuera de él, el turno para David Lomelí y José Adán Pérez ahora es cantar en uno de los escenarios de mayor reconocimiento en esta ciudad y en el mundo, la Opera de Nueva York, en el Lincoln Center. Para Lomelí, tenor de 29 años, es literalmente un sueño hecho realidad. “Le pedí a Dios la oportunidad de venir acá y cantar. Ahora tengo una pieza que ha sido interpretada por famosos como Pavarotti y Caruso en Nueva York. Y que de repente ahora un chico de México – Monterrey – esté haciendo lo mismo, para mí es un sueño que se cumple”, indicó Lomelí a Notimex. Este hijo de banquero y una administradora de escuela, cuenta que su amor por la música se desarrolló desde pequeño aconsejado por su madre y abuela. Aunque fue guiado por su familia para obtener un título universitario como ingeniero, su amor por la música lo llevó a los grandes escenarios. “Pasa un fenómeno muy grande en México que ningún padre de la clase de la que venimos cree uno va a poder comer de la música, nos decían que si queríamos dedicarnos a la música, primero era la carrera”, señaló Lomelí. Con experiencia de cuatro años a nivel profesional, Lomelí se convirtió en el primer mexicano en ganar la competencia de ópera de Plácido Domingo, Operalia, tanto en la división de ópera como en la de zarzuela, en 2006. Por su parte, José Adán Pérez, nacido hace 35 años en Mazatlán, en el estado mexicano de Sinaloa, dijo que ser parte de la temporada de ópera en la Gran Manzana fue toda una sorpresa y muy agradable. Adán recuerda que en su natal ciudad no había mucho movimiento musical mientras crecía y coincidentemente la primera ópera en vivo a la que asistió durante un festival con un amigo en 1993 fue a “El elixir de amor”, obra en la que ahora tendrá el papel antagónico. “Conseguí una audición, les gusté y buscaron ciertas referencias. Y ahora éste será mi debut en Nueva York”, indicó Pérez. Pérez recientemente terminó su participación en el Programa de Jóvenes Artistas de Plácido Domingo en la Ópera de Los Ángeles. “Venía de hacer un personaje secundario en el estreno mundial en la nueva ópera del compositor mexicano Daniel Catán”, agregó. Tercero de cinco hijos, Pérez recuerda que le gustaba mucho la música, pero no la cantada. Estudió violín y piano de pequeño, pero al final decidió estudiar ingeniería industrial en Tecnológico de Monterrey. “Me daba pena cantar. Y quién iba a pensar que iba a terminar cantando en ópera”, acotó. Hijo de una maestra y un ingeniero electrónico, reconoció que aunque tarde y tras trabajar cuatro años en una automotriz en la Ciudad de México, “le entró” al canto y en particular a la ópera. “Con el tiempo entendí la tesitura, la voz que Dios me dio, que es para cantar otro tipo de repertorio. Se le baja un tono o dos a las canciones de mariachi y se pueden cantar así como lo hacía Pedro Infante o Jorge Negrete”, explicó. Con expresiones de regocijo y la esperanza de un prometedor futuro en la ópera, estos dos jóvenes mexicanos enumeraron una serie de compromisos en los escenarios del mundo. Luego de culminar la temporada en Nueva York, Pérez viajará hacia Sicilia, Italia, para cantar un “Barbero de Sevilla” en mayo. Lomelí, por su parte, participará en la ópera de “Macbeth” en Francia, luego en el Festival de ópera de Santa Fe en Nuevo México, en el papel de “Rodolfo” en “La Bohéme”. Viajará a Alemania e Inglaterra y aseguró que tendrá presentaciones hasta 2015. “No se puede parar... cuando uno está empezando la carrera toca trabajar duro para darse a conocer”, dijo Pérez. Por ahora, los dos jóvenes talentos son amigos y compañeros en la batalla de lograr un espacio en los escenarios de ópera de mayor importancia a nivel internacional. Ambos sueñan con cantar grandes papeles de la historia, como óperas compuestas por famosos como Giuseppe Verdi, entre otros. Y lo más importante, indicaron, es ganar no sólo la aceptación y el reconocimiento sino “que mueva los sentimientos del público. La comedia romántica “El elixir de amor” se estrenará el 22 de marzo en el teatro de Lincoln Center.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
146
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.