Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Declara Calderón como Monumento Artístico al Museo de Antropología

03/08/2010 06:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por decreto del presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, el Museo Nacional de Antropología (MNA), perteneciente al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), fue declarado Monumento Artístico por su valor estético y arquitectónico. De acuerdo con el decreto presidencial, el MNA, diseñado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, en 1963, es una obra representativa de la arquitectura mexicana del siglo XX y se puede incluir en el movimiento moderno caracterizado por el funcionalismo y racionalismo que conjuga diversas corrientes internacionales, sin dejar de lado elementos tomados de la tradición mexicana. Con base en la declaratoria publicada el 30 de julio y que entró en vigor el pasado 31 del mismo mes, dicho proceso de reconocimiento iniciado en septiembre de 2007 le otorga al MNA un valor para los mexicanos, así como para la arquitectura nacional e internacional, según se dio a conocer en un comunicado de prensa emitido por el INBA. Con este decreto, el jefe del Ejecutivo Federal determina que el INBA deberá realizar las gestiones necesarias para que la declaratoria sea inscrita en el Registro Público de Monumentos y Zonas Artísticas, así como en el Registro Público de la Propiedad de la jurisdicción del Monumento Artístico. El instrumento jurídico, integrado por siete artículos y dos transitorios, representa la conclusión de un proceso que inició formalmente el 13 de septiembre de 2007, cuando la Comisión Nacional de Zonas y Monumentos Artísticos del INBA aprobó la sugerencia conjunta que presentaron la Dirección de Arquitectura y varios particulares. Dicha declaratoria se logró gracias a la intervención y gestión del titular de la Secretaría de Educación Pública, Alonso Lujambio, por los aportes de modernidad, funcionalidad y estética que desarrolló el arquitecto, Pedro Ramírez Vázquez en 1963, fecha en que inició la edificación del inmueble ubicado en la zona de Chapultepec. Al respecto, el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Alfonso de Maria y Campos, señaló que la declaratoria es resultado del esfuerzo de las autoridades federales, la comunidad artística, historiadores de arquitectura y del público en general, quienes dan reconocimiento al legado arquitectónico de Ramírez Vázquez. Durante la gestión de Jaime Torres Bodet como titular de la Secretaría de Educación Pública, fue ejecutada esta obra por los arquitectos Ricardo de Robina, Rafael Mijares y Jorge Campuzano. En 1965, una vez terminado, se destinó también por decreto oficial, al albergar el Museo Antropológico y Etnográfico, que hoy se conoce como Museo Nacional de Antropología. Por ello, cualquier obra de conservación y/o restauración deberá ser previamente autorizada por el INBA, como consta en la publicación del pasado 30 de julio en el Diario Oficial de la Federación. La concepción del MNA surgió durante la gestión de Torres Bodet y formó parte del Programa para el Desarrollo de un Sistema de Museos y un corredor cultural en el Bosque de Chapultepec. El inmueble es considerado una de las mejores obras del ejercicio profesional de su autor, Pedro Ramírez Vázquez, y una referencia obligada a nivel internacional en edificios de su tipo y uno de los primeros con características contemporáneas en su contexto. Cuenta con 45 mil metros cuadrados de construcción, de los cuales 30 mil funcionan como áreas de exhibición y 15 mil metros cuadrados están destinados a servicios académicos, como bibliotecas, áreas de investigación, talleres de restauración y servicios de apoyo. Uno de los espacios más significativos del Museo Nacional de Antropología es el patio, mismo que además de ofrecer un atractivo vestíbulo a las áreas museográficas, es un elemento característico de la arquitectura mexicana de la cual Ramírez Vázquez hace importantes reminiscencias en todas sus obras. En el mencionado patio se localiza una imponente columna que sostiene una gran cubierta metálica denominada “paraguas”, un elemento aparentemente con un solo apoyo, conformado por 80 cables que se sustentan en el mástil central. Con la intención de enfatizar este elemento y volver el agua un elemento ornamental, se dotó a la columna de una corriente continua de agua convirtiéndola en una fuente invertida. El concepto creativo de este “paraguas” estuvo a cargo de los artistas plásticos Tomás y José Chávez Morado. Todo el tratamiento del patio es de carácter horizontal, pavimento pétreo y el gran estanque central de agua con vegetación lacustre. Este proyecto cultural no sólo concibió la propuesta arquitectónica, sino que surge como un concepto creativo integral en el que hay cabida para todas las manifestaciones plásticas y en donde de manera incluyente participaron importantes artistas de diversas tendencias. Los más destacados son José y Tomás Chávez Morado, Mathias Goeritz, Carlos Mérida, Raúl Anguiano, Leonora Carrington, Rafael Coronel, Luis Covarrubias, Arturo Estrada, Manuel Felguérez, Arturo García Bustos, Jorge González Camarena, Iker Larrauri, Adolfo Mexiac, Nicolás Moreno, Pablo O´Higgins, Nadine Prado, Fanny Rabel, Regina Raull, Valeta Swann, Rufino Tamayo, Antonio Trejo y Alfredo Zalce.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
348
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.