Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Carlos Zavala escriba una noticia?

“Dedazo anticipado” factor de derrota para el PRI en Oaxaca

31/03/2010 11:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La permanencia del PRI en el poder en Oaxaca en riesgo

Juan Carlos Zavala

En las elecciones del primer domingo de julio próximo, la permanencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el poder en Oaxaca está en riesgo; no sólo porque enfrenta a una coalición electoral de partidos de oposición consolidada, ni porque se espera una alta participación ciudadana, sino también, porque la unidad del partido tricolor está resquebrajada.

Raúl Bolaños Cacho Guzmán, militante del PRI desde hace más de 40 años, y quien ha sido presidente estatal de su partido, secretario general de Gobierno y presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, anticipa la derrota del partido tricolor y entre otras causas, la atribuye a que el gobernador Ulises Ruiz se ha apropiado del partido y al dedazo anticipado del diputado federal con licencia Eviel Pérez Magaña.

Desde su oficina en la agencia municipal de San Felipe del Agua, en la cual una pared ostenta cuadros que revelan cada uno de los cargos públicos en la administración gubernamental y dentro del PRI, que ha ocupado y que presume junto con sus más de cuatro décadas de militancia, habla a RIOAXACA sobre las causas que lo impulsaron a no participar en la elección interna de su partido y en lo competitiva que será la contienda electoral en la que se renovarán ayuntamientos, diputaciones locales y la titularidad del Poder Ejecutivo estatal.

El priista acusa a Ulises Ruiz de apropiarse del partido en Oaxaca. Situación que califica de grave porque repercutirá en las elecciones, "más ahora que se enfrenta a una coalición consolidada". Dice que la contienda será una elección de Estado, en donde el gobierno estatal hará hasta lo imposible para ganar y el gobierno federal apoyará con todos sus esfuerzas a la coalición que encabeza el senador con licencia Gabino Cué Monteagudo, "una lucha de Estados".

Sobre Eviel Pérez Magaña asegura que es un candidato que no garantiza el triunfo, que no tiene preparación ni capacidad para gobernar un estado tan complejo como Oaxaca.

Es sólo, señala, la garantía de que Ulises Ruiz amplíe su mandato por seis años más.

Si los oaxaqueños salen a votar el próximo cuatro de julio, apunta, el PRI no tiene nada que hacer, como pasó en el 2000 cuando perdió contra el Partido Acción Nacional (PAN) la Presidencia de la República.

En una carta que envió a la presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, el priista Raúl Bolaños Cacho señala que el proceso interno de su partido para designar al candidato a gobernador refleja imposición, autoritarismo, exclusión, continuismo, favoritismo, caciquismo, retroceso e impunidad.

Adelanta que no participará en el proceso interno y que se mantendrá al margen de cualquier decisión que se tome, al no ser una contienda abierta y equitativa.

En un comunicado usted asegura que el PRI está secuestrado por el gobernador Ulises Ruiz ¿podría decirnos a qué se refiere exactamente?

Siempre he considerado que el proceso electoral de 2010, es un proceso de alta competencia política porque concurren muchas circunstancias: las crisis económicas, sociales, de seguridad que ha estado viviendo nuestro país. La presencia de nuevos actores políticos en la vida de Oaxaca, como la de Andrés Manuel López Obrador, y la sección 59 del SNTE y más aún, el dictamen de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sobre la violación de garantías individuales.

Ante estas circunstancias yo he planteado que el PRI tuviera este proceso transparente, limpio, de cara a la sociedad, para tratar de alcanzar el triunfo el primer domingo cuatro de julio.

Lo hice del conocimiento de la Presidenta de nuestro partido en entrevista personal que sostuve con ella en México y con diversos funcionarios del más alto nivel del Comité Ejecutivo Nacional.

Jamás existió en Oaxaca un gobierno priista como el actual que estuviera tan distanciado de gobierno anteriores, es decir, no hay una comunicación abierta y directa con el gobierno de Pedro Vásquez Colmenares, Heladio Ramírez López, Diódoro Carrasco y José Murat.

La fortaleza del PRI en Oaxaca ha sido su unidad, su integración, su cohesión. Por eso reclame que en este momento se necesitaba de una alianza interna muy fuerte para poder enfrentar el proceso político electoral. Ahora que veo que el PRI lanza su convocatoria, no veo que estas reglas claras, transparentes estén en la convocatoria.

Veo por el contrario, dados cargados. Que el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz ha secuestrado al PRI, la totalidad de los delegados del Consejo Político Estatal que participarán en la elección del candidato son funcionarios o servidores públicos de los gobiernos priistas en los poderes municipales o en el estado. Asimismo, los candados impuestos en la convocatoria para la inscripción reflejan una dedicatoria ya, para determinado candidato.

¿Cómo identificar los candados; en qué consistieron?

Los requisitos que pide la convocatoria para participar es tener el aval de la estructura territorial del PRI. Obviamente que al estar ya comprometidos estos registros para determinado candidato, impiden para otros aspirantes esta posibilidad de inscripción.

Los requisitos que establece la convocatoria interna del PRI para que los aspirantes soliciten el registro a la precandidatura son que cuenten con el apoyo del 25% de la Estructura Territorial; o 25% de los Sectores y/o el Movimiento Territorial, la Organización Nacional de Mujeres Priistas, el Frente Juvenil Revolucionario y la Unidad Revolucionaria; y/o 25% del total de Consejeros Políticos Estatales del Partido; y/o 10% de afiliados inscritos en el Registro Partidario en el Estado -

Afortunadamente, la experiencia me señala en lo particular, dado que he sido presidente del partido, observar esta tendencia. Veo que es una convocatoria excluyente, autoritaria, impositiva, retrógrada en los tiempos políticos de nuestro país; considero que si hay un reclamo de la sociedad civil y una demanda de los partidos políticos, son los procesos democráticos.

Y en este proceso interno se percibe un dedazo muy prematuro que habrá de consumarse de acuerdo a los tiempos que tienen marcados en la convocatoria. Ante estas circunstancias decidí no participar en este proceso para no ser cómplice, comparsa en este proceso.

"-¿A qué le ha apostado el PRI? - al voto duro, al voto cautivo, a la estructura de gobierno. Si los oaxaqueños salen a votar, el PRI no tiene nada que hacer"

¿De qué forma Ulises Ruiz secuestró al PRI?

Es muy claro y a la vista que ya Ulises Ruiz es el coordinador de la campaña del PRI. Hay hechos evidentes como son, los enroques que ha promovido en su gobierno. Funcionarios que hasta hace poco ocupaban cargos en su administración pública, hoy son los dirigentes del PRI, caso específico el Presidente y la Secretaria General.

Creo que con esos hechos está más que claro que él está operando la campaña. Es el priismo de Ulises Ruiz el que está en el poder y no el priismo oaxaqueño al que todos pertenecemos, situación que veo muy grave porque va a tener una gran repercusión en las elecciones, y más ahora, que vamos a enfrentar a una coalición que ya se ha consolidado.

¿Cómo se ejerce el control sobre el PRI, cuando se habla de que Jorge Franco Vargas tiene o tenía a los delegados y a la estructura a su favor?

Tengo entendido que en su momento Jorge Franco diseñó una estructura partidista para construir su candidatura; al no verse sentido el elegido, primero renuncia al partido y después declina su participación.

Actualmente, tengo entendido que se han renovado muchos de estos delegados, de los más de 600 que forman parte del Consejo Político, con una afinidad directa al Gobernador que es el jefe del PRI en este momento y que le asegura el día de la elección del candidato, la decisión por quien ya se inclinó. Los incondicionales de Jorge Franco fueron sustituidos por incondicionales de Ulises Ruiz, quienes van a favorecer con su voto al candidato que ya escogió el gobernador.

¿Es real la fractura del PRI?

Yo no podría hablar por otros aspirantes y he sido muy claro: yo no voy a la campaña del PRI de Ulises Ruiz, yo no voy a la campaña con el PRI de Ulises Ruiz. Porque para mí el candidato, primero no garantiza el triunfo electoral y segundo, porque no tiene las condiciones de preparación, capacidad de gobernar un estado con una problemática tan compleja como es Oaxaca.

¿Por qué el Gobernador escogió a Eviel?

Porque se busca un continuismo, una ampliación del mandato, una extensión del gobierno de Ruiz. Creo que es el precandidato que le ofrece a él en este momento, las mejores condiciones de manipulación y operatividad. Creo que está claro.

¿Hay riesgo para el PRI de perder las elecciones?

Totalmente. En los últimos cinco procesos electorales que he tenido oportunidad de participar, creo que es la elección de más alto riesgo político.

La elección de Oaxaca es una elección de seguridad nacional; aspiro a que este proceso electoral sea blanco, es decir, que no haya violencia, porque con muchos actores de la vida política que he platicado, veo que hay mucho encono, enfrentamientos. Oaxaca reclama una gran reconciliación entre todos los actores no sólo del PRI, sino con todas las fuerzas políticas del estado.

No hay que olvidar que esta triple elección para gobernador, diputados y presidentes municipales es por primera vez desde hace más de 20 años que se empatan; y la historia nos enseña que al oaxaqueño la elección que más lo motiva es la elección de su autoridad municipal, porque es el poder de gobierno que está más cerca del pueblo.

-¿A qué le ha apostado el PRI? - al voto duro, al voto cautivo, a la estructura de gobierno. Si los oaxaqueños salen a votar, el PRI no tiene nada que hacer. Si, veo una elección muy competida, que se han cometido muchos errores en estos procesos previos y no veo que haya voluntad para cambiar. Por eso afirmo que el PRI corre un alto riesgo de perder la elección.

La elección de Oaxaca va a ser una elección de Estado. El Estado federal con la coalición que encabeza Gabino Cué y el Estado de Oaxaca que encabeza Ulises Ruiz; en el escenario electoral nos vamos a dar cuenta que el gobierno federal le va a echar todos los kilos a sacar adelante al candidato de la coalición y el gobierno del estado, le va a echar todo a sacar adelante a su candidato.

Y si tú me dices ¿a quién le vas?, pues antes que ser oaxaqueño soy mexicano.

¿Para usted qué hace que las elecciones en Oaxaca estén en los ojos del país y del extranjero?

Primero, porque está latente el conflicto social del 2006. Hay el reclamo de muchas organizaciones políticas y no políticas de sacar a Oaxaca de este letargo de desarrollo económico, por eso mucha gente le apuesta a la alternancia, a la transición.

No veo como el PRI, que representa Ulises Ruiz, pueda sacar en el futuro adelante a Oaxaca. Si revisas los indicadores de educación, seguridad, de desarrollo, de salud, estamos en el lugar 32 ó en el 31 de las entidades federativas.

Si revisamos la geografía política del país y en especial la del Sureste, Chiapas ya tuvo una alternancia, al igual que Guerrero, Yucatán. Ya en el siglo 21 han respirado otros aires de la democracia, entonces, yo escucho que hay ese deseo por parte de muchos grupos sociales de Oaxaca de cambiar. Hay un reclamo al hartazgo, la gente está harta, por eso creo que se pueda dar la transición y que se dé pacífica, es a lo que debemos apostar.

En el 2006 le apostaron a un cambio violento y vieron que no les dio resultado, ahora esos actores buscan un cambio pacífico dentro de las instituciones. Es una contienda que le permite a esos actores, incluida la Sección 22, de plantear el destino de lo que va a ser Oaxaca.

Es la gran oportunidad para los oaxaqueños.

Como priista ¿es necesaria la transición democrática?

Es necesaria una transformación y es necesario un cambio. Nos urge a los oaxaqueños.

¿El PRI en Oaxaca ya no es garantía de buen gobierno?

Yo considero que el PRI actual de Oaxaca, eso quiero reafirmarlo, dejarlo claro, no le garantiza a la ciudadanía una opción de gobierno. Estamos viendo que sigue jugando con las mismas prácticas del pasado.

Cuál es el temor para ese PRI actual en Oaxaca, de apostarle a un cambio democrática; en este proceso interno se están utilizando las reglas más caducas y obsoletas del Priismo; las viejas prácticas del acarreo, de la amenaza, del chantaje.

Mi participación y mi comentario es apostarle a Oaxaca. Raúl Bolaños Cacho le apuesta a una transformación. No soy protagonista, ya Oaxaca merece mejor destino.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Carlos Zavala (1 noticias)
Visitas:
514
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.