Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Defienden Alemania y Francia creación de fondo monetario europeo

10/03/2010 07:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La canciller federal alemana Angela Merkel y el primer ministro francés Francois Fillon afirmaron hoy que un fondo monetario europeo fortalecería a la Unión Europea (UE) sin debilitar al Fondo Monetario Internacional (FMI). Ambos líderes expresaron la posición favorable de sus gobiernos a la creación de un mecanismo europeo que ayude a consolidar las cuentas de los Estados de la zona euro, durante la reunión que sostuvieron este miércoles en la capital alemana. Merkel declaró que el FMI no tendrá nada en contra de que los países del euro que quieran solucionar por sí mismos sus problemas, aunque rechazó que ese organismo esté listo a tiempo para ayudar a Grecia a salir de la crisis financiera en que se encuentra. Afirmó que deben estipularse nuevas y más fuertes sanciones contra aquellos países que infrinjan los criterios del Pacto de Estabilidad de la Unión Monetaria, y que un fondo monetario europeo se inscribiría en ese marco. La jefa del gobierno alemán advirtió que debe impedirse otra crisis como la griega en los países del euro, por lo que un fondo monetario organizaría además la insolvencia de un Estado a manera de evitar riesgos para todo el sistema como ocurrió con la crisis bancaria. Fillon dijo, por su parte, que la idea de un fondo europeo debe ser evaluada sin pérdida de tiempo por los países de la zona euro con el fin de poder reaccionar ante las tensiones financieras cuando éstas se constituyen en amenazas para la estabilidad de la divisa única. El cita dejó en claro que aunque la UE tiene una presidencia rotatoria, España este semestre, o que el Tratado de Lisboa contempla nuevos mecanismos de dirección, París y Berlín muestran que siguen al mando cuando la estabilidad del bloque está en juego. En momentos en que la UE cuenta ya con 27 Estados miembros e intenta pluralizar y diversificar la toma de decisiones, Berlín y París vuelven a tomar la palabra, impulsando la iniciativa para ayudar a Atenas a salir de una situación que está lastrando a la moneda común. Desde el primer momento, el eje París-Berlín tomó el liderazgo de la negociación de apoyo a Atenas. De hecho, se considera que el plan de ayuda fue forjado por Merkel; el presidente francés Nicolas Sarkozy; el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, así como el primer ministro griego, George Papandreou. Desde que surgió el problema griego, ambos países trabajaron junto con la Comisión con la idea de crear un fondo monetario europeo para rescatar a los Estados de la eurozona amenazados por una crisis de endeudamiento. Como contrapartida, se establecerían sanciones más estrictas para los Estados que sobrepasen los límites permitidos de déficit y deuda, según una idea que debe ser aprobada por todos los Estados miembros. Los dos vecinos siempre han estado juntos defendiendo un gobierno económico de la UE, para lo cual presentaron propuestas conjuntas en las reuniones del bloque. Además, ambos países mostraron ya su interés en continuar sus buenas relaciones, sellando el pasado febrero una Agenda 2020 que define sus relaciones y política conjunta para la próxima década. Entonces, Sarkozy y Merkel hablaron de proyectos conjuntos que van de la cooperación para consensuar la política económica hasta la creación de oficinas franco-alemanas sobre energías renovables, cursos de enseñanza superior y secundaria bilingue, y un satélite. París además preparará con Berlín la presidencia francesa del Grupo de los 20 (G-20), mientras que en la agenda se contemplan también iniciativas conjuntas de grandes temas internacionales como Oriente Medio o Irán, disputas en las que ambos países se mantienen unidos. Otra cuestión central: la cooperación de Europa con Rusia. Si Berlín ha sido tradicionalmente el mejor socio de Moscú en la UE, París demostró la semana pasada que no quiere quedarse atrás. Durante una visita del mandatario ruso Dimitri Medvedev a París, Sarkozy lo elogió como partidario del Estado de derecho y de los derechos humanos, pese a las críticas que penden sobre Moscú en esa cuestión. En su encuentro alcanzaron relevantes acuerdos en los campos de defensa y energía, con la participación de la francesa GDF Suez en el gasoducto Nord Stream a través del Mar Báltico. Medvedev y Sarkozy anunciaron además que presentarán en forma conjunta a Merkel una iniciativa sobre la seguridad europea, imprescindible para solucionar crisis como la de Georgia. Al parecer también en esa propuesta, serán Francia y Alemania quienes asuman el mando.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
191
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.