Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Pedro Galo Aguilar escriba una noticia?

Dejar de fumar (Parte 1)

18/08/2009 01:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aprenda como dejar de fumar en poco tiempo

¿Por qué dejar de fumar?

Dejar de fumar no consiste sólo en tomar una decisión, es un proceso que requiere, para su mayor eficacia, de unos pasos. Este período preparatorio dura entre 8 y 10 días. El objetivo es que durante ese tiempo reduzca gradualmente su consumo para después abandonarlo totalmente.

Si lleva mucho tiempo fumando, no se desespere. Tómese este tiempo para conocer por qué fuma, por qué quiere dejarlo y cómo y cuándo lo hará.

Busque un motivo.- Una cosa hay que tener muy clara. ¡Ningún método es eficaz si no tiene la firme convicción de que quiere dejarlo! El primer paso, pues, es estar absolutamente convencido de que no quiere seguir fumando. Y ello se logra teniendo una razón de peso, UN MOTIVO.

No todos dejamos de fumar por la misma razón. Busque la suya, y que sea suficientemente poderosa e importante. Recuerde, tiene que sentirla como verdaderamente suya, que le importe realmente.

Para algunas personas, por ejemplo, ha sido más importante la salud de sus hijos (que cogían catarros a menudo y tenían frecuentes problemas respiratorios) que su propia salud. Otras personas han comentado razones tan diferentes, como:

-Terminar por fin con una costumbre dañina y cara.

-Ahorrar el dinero que se gasta en cigarros, fósforos, mecheros, médicos, etc.

-Recuperar el gusto y el olfato.

-No tener mal aliento.

-No tener el antiestético color amarillo de tus dedos y dientes.

-Sentirse más saludable, respirar mejor. No sentirse tan agotado cuando sube escaleras o hace algún ejercicio.

-No sentirse culpable por la sensación de estar acabando con su vida.

-No tener por la mañana tos ni carraspera.

-Coger menos catarros.

-Evitar los peligros de cáncer, enfisema y enfermedades cardiovasculares que todo fumador puede tener.

Piense, ¿cuáles pueden ser sus razones? Haga una lista con ellas.

Póngalas por orden de importancia. Cuando conozca sus motivos, repítaselos una y otra vez cada día a la menor oportunidad, por la mañana al levantarse, en una parada en el trabajo, antes de dormirse, y piense en su significado profundo.

Autoevaluación

A continuación le ofrezco una lista de razones y motivos que a otras personas les han inducido a dejar de fumar. Señale con una "X" delante de cada frase que sea también una razón importante para usted.

-Se sentirá más ágil

-Gozará de mejor salud en general

-Mejorará su circulación sanguínea

-Recuperaré el olfato

-Disminuirá o desaparecerá del todo su tos persistente

-Recuperará el gusto de saborear los alimentos

-Sentirá menos cansancio

-Rendirá más física y mentalmente

-No se cansará tanto ante cualquier esfuerzo físico

-Tendrá más resistencia física para la práctica de cualquier deporte

-Le será más fácil no beber alcohol.

-Se sentirá más satisfecho consigo mismo.

-Tendrá la sensación de haber ganado un pequeña libertad más

-Sufrirá menos resfriados, gripes y otras enfermedades esporádicas

-Sus pulmones y su corazón estarán en mejores condiciones para defender su funcionamiento normal.

-La piel del rostro rejuvenecerá hasta recuperar la apariencia propia de su edad real.

-Reducirá significativamente el riesgo de contraer cáncer de pulmón.

-Reducirá considerablemente sus posibilidades de padecer enfermedades cardíacas.

-Reducirá sus posibilidades de desarrollar problemas circulatorios.

-Reducirá sus posibilidades de contraer enfermedades respiratorias crónicas

-Desaparecerá el mal aliento de su boca

-Aumentará su calidad general de vida

-Aumentarán las posibilidades de que su hijo nazca con salud

-Será un buen ejemplo para sus hijos y sus amigos

-Ahorrará dinero

-Respetará el derecho al aire libre, sin humo de tabaco, de quienes le rodean

-Tendrá la sensación de haber recuperado un poco la dirección de su vida.

SI ES NECESARIO, AÑADA MAS MOTIVOS PERSONALES.

. ..............................................................

. ..............................................................

El primer paso es estar absolutamente convencido de que no quiere seguir fumando. Y ello se logra teniendo una razón de peso, UN MOTIVO

. ..............................................................

Revise la lista anterior y a continuación escriba los motivos más importantes para usted:

..............................................................

..............................................................

..............................................................

..............................................................

Recuerde estos motivos a diario, siempre que tenga oportunidad y ante la mínima excusa.

No se deje vencer

Uno de los primeros problemas con que se enfrentará es esa vocecita interna, que como si fuera un diablillo, no hace más que repetirle excusas y justificaciones para que continúe fumando.

Puede que se haya dicho alguna vez cosas como "hace más la contaminación que el fumar". Probablemente no sabe que el humo del tabaco tiene una concentración de tóxicos hasta 400 veces superior a la permitida en otros países en el medio ambiente. O "de algo hay que morir". Quizás cree que el cigarro mata rápidamente (y claro, usted está vivo), pero las enfermedades que produce el cigarro son lentas, muy lentas y provocan a los fumadores un deterioro progresivo de la salud y después, años de sufrimiento. Es cierto que no fumar no da la vida eterna, todos nos morimos, pero lo importante es la calidad de vida hasta ese momento, y los

últimos años de vida de un fumador pueden ser horribles.

Frente a esto, la vocecilla interior le dice "su abuelo vivió 80 años y fumó siempre como una chimenea", y puede que no se de cuenta de que era la excepción que confirma la regla. Cualquier fumador tiene el doble de probabilidades de morir antes que de disfrutar la vejez saludablemente.

Hay tantas falsedades, "me relaja", "me ayuda a concentrarme", "mantiene mi línea", "ya es tarde, el daño está hecho", etc.

No se deje vencer, piense y busque información, y encontrará sin apenas dificultad la falsedad de esas excusas.

No se ofenda, pero sin tantas excusas, haciendo caso a su inteligencia, hace tiempo que lo habría dejado.

¿Qué se dices a si mismo para engañarse y seguir fumando? Piense y busque información, pregunte a un profesional de la salud, lea información fiable. Así se quitará las dudas que se pone para dejar de fumar y mantener firme su decisión de dejarlo. Utilice el siguiente e-mail como guía para trabajar los obstáculos mentales.

Si en este momento sus disculpas y "justificaciones" aumentan, ánimo, eso quiere decir que realmente está dejando de fumar y su diablillo interior está furioso. Sigue desmontando sus mentiras y lo conseguirá.

Descubra las trampas

A continuación se encontrará con una lista de ideas y opiniones en torno al tabaco. Muchos fumadores creen en ellas, y ello les impide o dificulta dejar de fumar. Si usted comparte alguna de estas ideas, reflexione, todas son un espejismo. Descubra el engaño y le será más fácil dejar de fumar.

-Si dejo de fumar, engordaré

-Me relaja

-He intentado dejarlo otras veces y prefiero "estar mal fumando" a "estar mal sin fumar"

-Yo sólo fumo esos cigarrillos ligeros ("light"), bajos en nicotina y alquitrán, y por lo tanto estoy seguro

-¡Qué pena! toda la vida sin fumar

-De algo hay que morir

-He intentado dejarlo, pero simplemente no puedo

-Me ayuda a relacionarme o ligar

-Después de tantos años fumando el daño ya está hecho, ¿para qué dejarlo ahora?

-Me ayuda a concentrarme

-Me da estilo

-Con la contaminación que hay, el humo del tabaco no tiene casi importancia

-La relación entre cigarro y cáncer no está totalmente demostrada

-Fumo poco y por lo tanto no puede hacerme daño

-¿Por qué me va a hacer daño a mí y no a los otros?

-Puedo dejarlo en cuanto quiera

-Tengo una gran dependencia física

-Si lo dejo, no tendré el éxito que tenía fumando

-No podría funcionar sin tabaco

-Me inspira

-Un cigarrillo no importa

-Si dentro de dos o tres meses me voy a sentir mal por no fumar, ¿para qué dejarlo?

Revise una por una estas ideas. Todas tienen trampa. ¡Se lo aseguramos!

Descúbralas y habrá allanado el camino para dejar de fumar.

Los fumadores están atrapados de tres maneras: 1.- La dependencia física a la nicotina 2.- La dependencia psicosocial 3.- El hábito mecánico y automático


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Pedro Galo Aguilar (54 noticias)
Visitas:
390
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.