Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Dejó huella el arquitecto Abraham Zabludovsky en el México de hoy

08/04/2012 05:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ampliamente reconocido por sus más de 200 obras en las que se incluyen conjuntos habitacionales, casas habitación, centros culturales, museos y edificios educativos, Abraham Zabludovsky es recordado por ser un referente de la arquitectura en México durante el siglo XX. A nueve años de su deceso, ocurrido el 9 de abril de 2003, el arquitecto sigue vigente por haber tenido la oportunidad de experimentar con diversos sistemas constructivos y con el uso de materiales que dieran una apariencia digna y necesitaran poco mantenimiento. Nació en Polonia el 4 de junio de 1924 y emigró con su familia a México a la edad de tres años; para 1941 adquirió la nacionalidad mexicana y poco tiempo después inició sus estudios de arquitectura en la Escuela Nacional de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México, consiguiendo su título en 1949. Según sus biografías, al tiempo que estudiaba se dedicaba a trabajar como constructor y contratista, adquiriendo una formación más completa y desarrollando una visión pragmática de su profesión, además de una preocupación por los procesos constructivos. Estos elementos se convirtieron en una constante en las obras de Abraham Zabludovsky. Sus obras más reconocidas son los edificios públicos que construyó a partir de los años 70 en colaboración con Teodoro González de León, como son El Colegio de México, el Museo Rufino Tamayo, la Universidad Pedagógica Nacional, la ampliación de las oficinas centrales de Banamex y la remodelación del Auditorio Nacional. De acuerdo con la biografía del sitio “letraslibres.com”, las dos primeras décadas de su producción se evocaron al tema de la vivienda. Con sus construcciones, en las que fungió como constructor, promotor y arquitecto, buscó conseguir mayor eficiencia al menor costo. La construcción de casas particulares y de su propia casa, muestran un proceso evolutivo con una necesidad de una expresión más personal, en la que se perciben características formales y materiales que dieron sello a su producción posterior. En ellas incluye juegos de volúmenes geométricos intersectados para formar espacios habitables, muros con textura rugosa de concreto martelineado que contrasta con superficies lisas acristaladas y un manejo de desniveles para separar ambientes. Hacia los años 70, la pareja Zabludovsky- González de León puso de manifiesto su talento y marcó una escisión dentro de su carrera con la construcción de la sede del INFONAVIT. La innovación fue la utilización por primera vez de concreto cincelado con grano de mármol en superficies grandes, el cual supuso una construcción relativamente sencilla con textura, color y tonalidad y con un bajo mantenimiento. Tanto el edificio del INFONAVIT, como el de El Colegio de México y la Universidad Pedagógica Nacional, poseen en sus estructuras muros que adquiere volumen y se convierten en elementos escultóricos definidores de espacios. Esto resultó una de las grandes aportaciones formales de ambos arquitectos, en las que se puede observar influencias del urbanismo prehispánico y la arquitectura colonial. Por encargo oficial, la Delegación Cuauhtémoc, junto con Jaime Ortiz Monasterios y Luis Antonio Zapiain; la embajada de México en Brasilia, con Francisco Serrano; la Unidad de Servicios de la zona arqueológica de Chichén Itzá y el Museo Rufino Tamayo fueron otras de las obras destacadas de Zabludovsky. Ésta última es considerada un gran acierto, ya que se logró resaltar la integración del paisaje de Chapultepec, las áreas de exposición y la riqueza de los recorridos. También centró sus esfuerzos en la construcción de obras públicas de manera individual, entra las que destacan la nueva Central de Abasto, construida a las afueras de la ciudad en sustitución del mercado de La Merced, y la Biblioteca de México en La Ciudadela. Dejó ver su admiración por Étienne- Louis Boullée durante los 90, en construcciones de centros culturales en Guanajuato, Hidalgo, Celaya y Aguascalientes. Presentó sus trabajos en importantes encuentros y museos de Estados Unidos, Canadá, Ecuador, Brasil, España y Argentina. También se desempeñó como profesor de composición en la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM, catedrático invitado del Patt Institute de Nueva York y miembro honorario del Colegio de Arquitectos de Israel. Sus diversos trabajos le valieron reconocimientos como el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 1982, el gran Premio Latinoamericano en la Bienal de Buenos Aires en 1989, la Medalla de oro en la Bienal de Arquitectura en México en 1992, así como el Vitrubio al mérito por su trayectoria en la arquitectura latinoamericana y el aporte a la cultura de los pueblos, en Buenos Aires 1994, según el sitio “noticiasaqr.com”. Abraham Zabludovsky falleció el 9 de abril de 2003 en la Ciudad de México, dejando textos como: "Arquitectura contemporánea mexicana" (1969), "Ocho conjuntos de habitación: Arquitectura contemporánea mexicana" (1976) y "Mexican Architecture" (1978). También "La Ciudadela" (1991), "Abraham Zabludovsky. Imagen y obra escogida" (1984) y "Abraham Zabludovsky. Historia oral de la Ciudad de México: Testimonios de sus arquitectos" (1995), entre otros.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
129
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.