Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sabinista escriba una noticia?

Del perdón

13/08/2009 02:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El tiempo que perdamos en la autoflagelación y la autocompasión, podríamos no perdonárnoslo..

“Cierras los ojos, desfilan ante ti todas las personas que, de una u otra manera te han fallado alguna vez, desfilan también, entre ellas, todas aquellas a las que alguna vez les fallaste tú; se encuentran ahí esos niños que, con toda su inocente maldad, te hicieron sentir mal, se burlaron de ti, te hicieron a un lado a la hora de jugar; está con ellos ése amigo tuyo, de los primeros que tuviste, que un día prefirió jugar con alguien más y, junto a él, aquellos de los que tu te burlaste, a los que les pusiste crueles apodos, pero a los que nunca tuviste la intención de lastimar.

Un poco atrás de ellos, transita un grupo de jóvenes… sí, ésa chica o ése chico a quien quisiste entregar tu amor como solamente lo entregan quienes están aprendiendo a querer, se encuentran apenados por no haber podido corresponderte de la misma forma; es éste un buen momento para acabar de comprender que ése era también su derecho, que eso no quiso significar que fueras más o menos, que todos somos dignos de ser amados pero, eventualmente, no somos amados por todas las personas, o por ésa en especial que hubiéramos querido… sí, yo sé que tu lo sabes pues también has estado sentado en el otro lado…

Ese par al que distingues perfectamente, se encuentra ahora, al igual que siempre, a la espera de que les perdones de una buena vez; deseosos de que sepas que estás también perdonado, ellos que con tanta ilusión se inscribieron en ésa autodidacta universidad de ser padres, que han cometido todos los errores que se pueden cometer de la mano de las mejores intenciones que se pueden tener, ellos que han dejado su ser sembrado en el campo para que tu lo puedas recorrer… saben bien que serán estrictamente juzgados, pero no te olvides que ése particular banquillo de los acusados, será tuyo alguna vez…

Ahí se encuentra toda tu familia, a la espera de que entiendas que ése es el sitio al cual siempre podrás volver, en el cual siempre podrás ser tu y nadie esperará de ti nada más; ése en el que puedes descansar… ellos siempre han estado ahí para ti, ¿Por qué no los dejamos entrar?

Al final de la fila, temeroso, conocedor de tu severidad al juzgar, te encuentras tu mismo; ésa persona a la que siempre es más difícil perdonar, ésa persona con la que es siempre más sencillo ser más cruel, ésa persona a la que nunca le damos un descanso, a la que nunca le perdonamos un yerro, a la que nunca acabamos de perdonar… ¿Absurdo, no? Esa persona es, a fin de cuentas, todo lo que tienes…

Es larga la fila, más larga habrá de hacerse con el tiempo; pedir perdón y perdonar no es nuestra mejor habilidad, pero; ¿Por qué no perdonar? ¡Es tan corta la vida! ¡Es tan fugaz la felicidad! Está tan lejos el mañana que quizás no vuelva a llegar… perdona, discúlpate y perdónate el día de hoy, es demasiado el peso, es demasiado largo el camino y demasiado corta la vida para vivir con el resentimiento, el tiempo que perdamos sin perdonar, podríamos no tener la oportunidad de perdonárnoslo…”


Sobre esta noticia

Autor:
Sabinista (9 noticias)
Visitas:
1307
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.