Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Deleita Guerberof el Colegio de las Vizcaínas con música barroca

23/05/2012 13:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con música de corte barroca, la clavecinista argentina Lidia Guerberof-Hahn, ofreció esta noche un par de sonatas dedicadas a la Real Sociedad Bascongada, compuestas por el español Joaquín Montero (1740-1815). Celebrado en el Colegio de las Vizcaínas, en el Centro Histórico de esta ciudad, la pianista y académica por la UNAM, ejecutó las seis sonatas dedicadas a esta sociedad perteneciente a organismos españoles, surgidos en la segunda mitad de siglo XVIII, con el fin de promover el desarrollo cultural. Con maestría y virtuosismo, cautivó con estas obras compuestas por el compositor español, mismas que presentan dos movimientos fuertemente opuestos, no solamente por el ritmo, sino también por la técnica empleada. Cada una de las piezas, presenta una serie de movimientos lentos, generalmente “Adagio”, los cuales ponen de manifiesto su calidad melódica de gran belleza, mientras que los movimientos rápidos gozaron de virtuosidad por parte de la intérprete. A medio camino entre el estilo barroco y el clásico, estas Sonatas son testimonio de la llegada del pianoforte a España. Organizado por la Oficina Cultural de la Embajada de España en México, con elegancia y gran dominio del instrumento, Guerberof-Hahn cautivo con una exquisita riqueza de armonías con las que atrapó decenas de oídos. Durante su participación, la intérprete recreo melodías de la época del período Barroco, y que recordó importantes obras del arte, como “Las Meninas”, de Velázquez, y “La crucifixión de San Pedro”, de Caravaggio, y entre otras. Es de mencionar que el clave ha tenido un importante papel en la música académica europea desde el siglo XVI hasta el XVIII y, después, en el siglo XX, ya sea como solista, como acompañante o solo, teniendo su edad dorada en el Barroco, para después caer en el olvido en el Romanticismo y resurgir con fuerza en el siglo XX. Según información de los organizadores, estas piezas para clave o pianoforte de Joaquín Montero, fueron dedicadas a la Real Sociedad Bascongada. Esta sociedad estaba emparentada con la Sociedad Económica Bascongada de los Amigos del País, que financiaba la Academia de Música de Sevilla, atendida por el administrador general de Andalucía, Pablo de Olavide. En este marco, una veintena de ilustres invitados, entre ellos Joaquín Montero, escuchaban las novedades musicales italianas y francesas. Lo poco que se sabe de la carrera musical de Joaquín Montero lo vincula a este cultivado círculo sevillano. La obra de Montero es conocida por dos importantes colecciones: el manuscrito de la Biblioteca Nacional de Madrid, que contiene 10 minués para pianoforte, y la presente edición. Montero también dejó dos obras teóricas: un Compendio armónico (1790) y un Tratado teórico-práctico sobre el contrapunto (Manuscrito, 1815).

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
142
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.