Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Demandan nuevas instalaciones para Archivo Histórico capitalino

22/08/2010 05:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Autoridades del Archivo Histórico del Distrito Federal (AHDF) pugnaron por la construcción de un espacio ex profeso que albergue el patrimonio documental de la Ciudad de México, que va de 1524 hasta nuestros días, pues la actual sede en el Centro Histórico está saturada y pone en riesgo el acervo. Durante una ceremonia con motivo del 310 aniversario luctuoso del científico, historiador y literato mexicano, Carlos de Sigüenza y Góngora (1645-1700), Carlos Enrique Ruiz Abreu, director del AHDF, llamó a encontrar ya, o en su defecto a construir, una sede que cuente con tres principales medidas de seguridad: aire acondicionado, control de humedad y sistema contra incendios. El funcionario afirmó que éste es un tema que ya se ha venido posponiendo por dos razones: presupuesto y la falta de un espacio “ad hoc”, es decir, ex profeso que albergue los millones de documentos históricos de esta ciudad. Insistió en que el nuevo recinto no necesariamente tiene que estar en el Centro Histórico, sino en cualquier otro lugar de esta ciudad, pero aclaró que tiene que ser un punto medio, pues hay puntos en esta metrópoli que son más húmedos que otros. Aseguró que tanto el jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, como la secretaria de Cultura, Elena Cepeda de León, están preocupados por la situación. “Requerimos de una nueva sede con características especiales de conservación de humedad e iluminación, principalmente; pues los documentos, entre ellos, actas de Cabildo originales de la Ciudad de México, de 1524 a la fecha, son afectadas cada vez que les pega la luz o hay cambios bruscos de temperatura”, indicó. Afirmó que la actual sede en el Centro Histórico debería de albergar la memoria histórica del siglo XX, pero por falta de espacio, los millones de documentos que día a día se generan en esta ciudad se encuentran en las delegaciones políticas y demás oficinas adscritas al gobierno del Distrito Federal. “Lo necesitamos ya, o bien, que nos den una sede alterna de manera inmediata, pues el tiempo ya lo tenemos encima. Corremos el riesgo, por la saturación, pues hay que ordenarlos, clasificarlos y describirlos, entonces no tenemos espacio para todos”, dijo. En el acto, celebrado en el vestíbulo principal de la sede el AHDF, Eduardo Clave Almeida, coordinador de Fomento a la Lectura y el Libro de la Secretaría de Cultura capitalina, habló de la importancia de los archivos históricos e hizo una reflexión histórica sobre Carlos de Sigüenza y Góngora. Dijo que los archivos son indispensables para la vida política y económica de un país, y subrayó que en México por falta de conciencia y cultura, “hemos tardado demasiado en entenderlo”. Recordó que universidades en el mundo como la de Texas, en Estados Unidos, ha comprado, catalogado y conservado innumerables archivos de personajes e instituciones mexicanas que “debiéramos haber conservado en el país”. Agregó que archivos como ésos y los del gobierno estadounidense, le significan a los gobiernos y universidades que los poseen, ingresos considerables, por la cantidad de investigadores del mundo que acuden a consultarlos. Indicó que recientemente Suecia construyó 11 sedes para sus archivos y los conserva desde la Edad Media; del mismo modo, dijo que Inglaterra cuentan con un sistema avanzado de archivos, uno de ellos en Londres, el cual preserva documentos de Lord Cowdray, un petrolero inglés que se hizo multimillonario en México a principios del siglo XX. Comentó que en México no se ha corrido con esa suerte y en la actualidad existen muchas limitaciones para la conservación de archivos históricos. Reveló además que el Archivo General de la Nación corre el riesgo de sufrir daños, igual que el del Distrito Federal, si no se le construye una nueva sede. Clave Almeida exaltó al ilustre personaje que en 1692 rescató de las llamas el patrimonio documental de la Ciudad de México, que estaba resguardado en el Palacio del Ayuntamiento. Recordó que Carlos de Sigüenza y Góngora nació en esta ciudad, en agosto de 1645 y, a los 16 años escribió "Primavera indiana", una comparación de la situación religiosa en las más importantes naciones europeas con la Nueva España, donde concluyó la superioridad de esta última. Refirió que De Sigüenza y Góngora desarrolló un temprano sentimiento nacionalista, que evidenció no sólo en la búsqueda de la propia patria, sino en la conciencia de que ésta debería ser nueva, diferente y valiosa. Apuntó que a raíz de la aparición de un cometa en la Ciudad de México, publicó su “Manifiesto filosófico contra los cometas”, donde separaba la astrología de la astronomía, tal como las conocemos en la actualidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
68
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.