Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Demuestra obra infantil que los sueños pueden ser realidad

07/08/2010 08:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para dar respuesta a la pregunta que se hace al público, de cuándo fue la última vez que soñó que volaba, la compañía Camaleones escénicos montó la obra infantil “La trapecista”, que inició hoy temporada en el Teatro Sergio Magaña. Dirigida por Sisu González, la obra que se presentará hasta el 29 de agosto próximo es una conmovedora historia en la que el punto de partida son los sueños, los que tiene cada quien cuando se es niño, pero que con el paso del tiempo se pierden. Con las actuaciones de Abril Pinedo, Naomy Romo, Llever Aíza, Oliver Avendaño y Priscila Imaz, la trama invita al público infantil y no tanto a volver a soñar como cuando era pequeño, pues en cuanto se lo proponga podrá lograrlo. A través de un ambiente de circo, con todo y trapecio, los personajes, maquillados como unos payasitos, llevaron al público al mundo circense, donde el dueño está desconsolado porque su trapecista se había ido del lugar. Sin embargo, enfadado porque su “Petrushka” lo abandonó, el personaje corre a cuanta persona se le acerca para solicitar trabajo. Es el caso de un músico, quien trata por todos los medios de que lo contrate, pero todo es en vano. Por lo que “Clarion”, sobrina del dueño, decide ayudar al músico para que su tío lo contrate, pero antes debe demostrar que es todo un flautista, y con la ayuda también del público es finalmente contratado. Se presenta luego otro problema: la encargada de limpieza, “Zampossa”, desea ser cantante, pero por su mala voz no puede interpretar ni una sola nota, ya que el dueño del circo la calla inmediatamente. Entonces, con ayuda de la sobrina y del público infantil, “Zampossa” empieza a cantar algunas letras musicales, acompañada por los asistentes, para convertirse en un coro monumental. Falta algo más: que el dueño del circo le brinde a su sobrina la oportunidad de ser la trapecista estelar del espectáculo, para lo que ella le muestra el talento que posee, lo que ha aprendido, y de esa manera transmitir que los sueños se pueden convertir en realidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
99
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.