Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Demuestra OV7 "Entrega total" al público en el Auditorio Nacional

21/10/2011 04:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mirando a los ojos" a los miles de fanáticos que se dieron cita en el Auditorio Nacional, fue como OV7 reconquistó la víspera al público de esta ciudad, que desde la última hasta la "Primera fila" demostró una "Entrega total". Desde las 20:00 horas Paseo de la Reforma se vio invadido por miles de fanáticos, quienes emocionados y sin importar la edad, portaban en el pecho la colorida insignia de la agrupación, ante la que más tarde se rendirían. La noche comenzó puntual, cuando vestidos cual muñecas y príncipes de cuento aparecieron los integrantes de EME15, banda encargada de abrir el concierto, en el que aproximadamente por espacio de 30 minutos se presentó ante un importante auditorio que ya ocupaba tres cuartas partes del "Coloso de Reforma". "Gracias México, los dejamos con OV7", despidió Eleazar a su banda, dando lugar a los estelares de la noche, pero la agrupación no apareció sino hasta 20 minutos más tarde, durante los cuales el ánimo del público, que no dejó de hacer olas y aclamar a sus ídolos, no decayó. Súbitamente el lugar se hundió en la oscuridad, y entre la penumbra se pudo escuchar una voz diciendo: "¡Venga, queremos escucharlos!". Segundos después, rodeados de las primeras notas de "Vuela más alto", los seis alados cantantes bajaron de las alturas en plataformas sostenidas por cables. Envueltos en humo, luces de colores y una gran producción, los OV7 continuaron con la interpretación de "Love colada" y "Aum aum", frente a un recinto que para esta hora ya se veía repleto de animados fanáticos. La atmósfera se volvió romántica cuando comenzó a escucharse "Confieso", pero acto seguido los ánimos se prendieron de nuevo con un remix de temas como "Más que amor", "Shake shake" y "Tengo el control". Las emociones estallaron cuando en medio de la presentación de "Tus besos", se dejó escuchar la guitarra de "Billy" y el canto de Rodrigo, ambos integrantes de Motel, que después de una corta participación y a la voz de "Muchísimas gracias, un honor estar aquí", salieron del escenario. Óscar quedó en el escenario y anunció para beneplácito de todos los asistentes, que OV7 no pretende desaparecer de la escena musical, "OV7 se queda en el escenario, ¡y va a sacar nuevo disco!", anunció. "En algún lado" fue el siguiente tema, que al finalizar abrió paso a un nuevo remix de canciones, entre las que estuvieron "Nunca pases de mí" y "El juego del amor". El auditorio saltó al ritmo de "Me gustan los dos", y se volvió nostálgico con "Te necesito", para después recibir la segunda sorpresa de la noche, cuando surgió Paty Cantú entonando "Un pie tras otro pie" y "Goma de mascar". Vestidos de vaqueros, fue como los jóvenes cantantes volvieron al escenario minutos después, para bailar con su gente "El taconazo", una de las canciones de sus inicios y que les valió las palmas de todos los asistentes. Después de agradecer por medio de un video a Julissa y a todos los niños que pasaron por la banda, el rock and roll no se hizo esperar y, vestidos como niños, interpretaron los temas que los hicieron famosos de pequeños. Fue con "Shabadabada" que en el entarimado apareció Kalimba, dando muestra de su talento e impresionante voz, para después de la mano de su hermana M`Balia, anunciar ésta que se retira para ser mamá. Acorde con el momento llegó "No me voy", canción que quebró las voces de los nostálgicos cantantes. "Desbaratándome", "Volveré" y "Como eres" conformaron el siguiente remix; el cual dio pie a que Lidia Ávila incitara al público a cantar a capela "Prohibido quererme", tema que la gente además coreografió, en lo que parecía un reflejo de los cantantes. Ari anunció la despedida con el tema "Te quiero tanto", pero ahí no concluyó la fiesta, ya que el recinto se cimbró con "Mírame a los ojos" y "No es obsesión", la cual brindó un colorido adiós a los asistentes que se vieron sumergidos en un mar de pelotas de colores. Fue así como por más de dos horas, la innegable entrega de la banda enamoró a generaciones de fanáticos que, poco a poco, abandonaron el "Coloso de Reforma", dejándolo impregnado de los sentimientos y recuerdos que esa noche revivieron en sus corazones.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
102
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.