Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Los Derechos Humanos (Segunda Parte) / Columba Arias Solís

18/12/2014 18:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagePor Columba Arias Solís

En el documento de la Declaración Universal de Derechos Humanos, además de las garantías mencionadas en la primera entrega, el articulado va desglosando los derechos de las personas en relación a las diversas libertades y protecciones, desde la prohibición para ser arbitrariamente detenido, preso o desterrado, la garantía para que toda persona sea oída en condiciones de igualdad, públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, el derecho a la presunción de inocencia mientras no se compruebe la culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en que se hayan asegurado todas las garantías para la defensa del acusado, así como la prohibición para ser condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueran delictivas según el derecho nacional e internacional.

Igualmente, la Declaración establece que: nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, domicilio o correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación, expresando que toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques; la libre circulación y elección para residir en el territorio de un estado; el derecho de asilo en cualquier país, en tanto no se invoque esta figura contra una acción judicial originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos de las Naciones Unidas; el derecho a tener una nacionalidad y al cambio de la misma.

La libertad de opinión y de expresión, incluyendo esta última el derecho a no ser molestado a causa de opiniones, a investigar y recibir informaciones y opiniones, así como difundirlas sin limitación de fronteras, son parte importante del documento en cuestión; enseguida se consignan los derechos de las personas al descanso, al disfrute del tiempo libre, a tener un nivel de vida adecuado que le asegure al igual que a su familia, la salud y el bienestar, la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios, el derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad e invalidez, viudez y vejez.

La maternidad y la infancia están incluidos, a fin de que se les brinden los cuidados y asistencia especiales, consignando la igualdad de los niños en relación a la protección social, así como el derecho a la educación que debe ser gratuita al menos la elemental y fundamental que además será obligatoria, en tanto que la instrucción técnica y profesional deberá ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.

Vale destacar que el documento que nos ocupa, estipula que la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales, favoreciendo la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.

Enseguida se refiere a las libertades de reunión y de asociación pacífica, al derecho a participar en el gobierno, a la elección de autoridades mediante elecciones auténticas y periódicas a través del voto universal, igual y secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad de sufragio; el derecho a la seguridad social, a la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales; el derecho al trabajo, a la libre elección de éste, a igual salario por igual trabajo, a una remuneración equitativa y satisfactoria, a fundar sindicatos.

Además de los derechos, la Declaración consigna los deberes de toda persona respecto a la comunidad, "puesto que solo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad".

En el contexto del pasado aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, vale entonces cuestionar ¿qué pasa con los derechos humanos en México? Al respecto, la empresa Parametría en la Encuesta Nacional de Vivienda realizada hace un par de meses, destaca el conocimiento de una gran mayoría de mexicanos sobre los derechos humanos de las personas, identificando la libertad de opinar, votar, la educación, la reunión pacífica, la privacidad, la seguridad, el trabajo, etcétera, no obstante esa identificación y conocimiento, el 72 por ciento de los encuestados señala que no son respetados en el país, en tanto que el 79 por ciento considera que la ley no es igual para todos, y el 63 por ciento se muestra insatisfecho con la actuación del gobierno federal en la defensa y protección de las personas en México.

El gobierno mexicano tampoco sale bien librado del escrutinio internacional, diversas organizaciones estudiosas del tema coinciden en los puntos donde el gobierno debe hacer énfasis y aplicarse a fondo: armonización legislativa, pobreza, acceso a la justicia, seguridad pública, desaparición forzada y tortura, además de migración, indígenas y mujeres entre otros más.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
158
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.