Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jorge Alberto Gaytán escriba una noticia?

Los Derechos de los Niños y el Juventicidio en Juárez

03/11/2010 05:23 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las violaciones a los derechos de los niños con las masacres de Villas de Salvacar y Horizontes del Sur, en Cd. Juárez, Chihuahua, México, ante el desdén de las autoridades nacionales, deben reclamarse ante instancias internacionales

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS Y EL JUVENTICIDIO EN JUAREZ

Por: Lic. Jorge Alberto Gaytán.

Abogado Especialista en Derechos Humanos

Presidente Fundador del Centro Juárez de Apoyo a Migrantes, S. C.

Con el presente texto, se pretende generar inquietud y discusión para que se conozcan los derechos humanos de los niños y las niñas (entendiendo que lo son, todas las personas menores de dieciocho años) que se han violentado durante “la guerra contra el narcotráfico” que ha emprendido Felipe Calderón, principalmente con las masacres de Villas de Salvarcar y Horizontes del Sur, en Ciudad Juárez, Chihuahua, México, y la forma en que se pueden reclamar estos lamentables hechos ante las instancias internacionales correspondientes. Además, a la par de lo anterior, estamos seguros que para lograr la paz y la concordia en nuestra querida ciudad, se deben realizar acciones humanitarias y de amor al prójimo por parte de los habitantes de Juárez, que contribuirían mucho para cambiar el estado actual de cosas.

El juventicidio, también conocido como juvenicidio, es el término que se le da al homicidio de un niño o un joven. Dicho concepto se comenzó a utilizar, por lo menos públicamente, después de la Masacre de Villas de Salvacar, en enero pasado, en donde lamentablemente la mayoría de las víctimas mortales, eran jóvenes menores de edad con excelentes calificaciones escolares. El último acontecimiento de este tipo, lo encontramos en el horrible suceso de Horizontes del Sur, en donde de nueva cuenta, se perpetró una masacre contra varios jóvenes.

Sin olvidar, desde luego, el cobarde asesinato de Sergio Adrián Hernández Huereca, el 7 de junio de 2010, quien falleciera a consecuencia de los disparos de un agente de Aduanas de Estados Unidos, por cierto, dicho crimen se encuentra hasta el momento impune, y la averiguación previa, por el delito de homicidio doloso que tiene en sus manos la Delegación en esta ciudad de la Procuraduría General de la República, duerme el sueño de los justos, y mientras no se haga algo respecto por parte de la sociedad juarense, así seguirá hasta que dicho delito prescriba.

La magnitud del problema del juventicidio, es tal, que en un reportaje del periódico La Jornada, del martes 26 de octubre de 2010, algunas Organizaciones No Gubernamentales exigieron frenar el genocidio de jóvenes en Juárez. El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, manifestó en esa ocasión, que hasta septiembre de 2010, se registraban 1200 menores de edad asesinados en Juárez.

Pero, ¿cuáles son los derechos humanos que se han violentado con el juventicidio en Ciudad Juárez? En nuestro concepto, el elenco de derechos humanos que se han vulnerado por la acción, omisión o tolerancia de los agentes (autoridades) del Estado Mexicano, son los contenidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y en la Convención sobre los Derechos del Niño, resultando de la primera, el deber de respetar los derechos humanos y derecho a la no discriminación, el derecho a la vida, a la integridad de la persona, al acceso a la justicia y al debido proceso, a la protección de la honra y de la dignidad, al de reunión, así como a los derechos de los niños; y de la segunda, el derecho de los niños a su protección, a que los Estados Miembros de dicha Convención, respeten sus derechos y a la no discriminación, derecho a la vida, a la libertad de asociación y reunión, así como a la honra y a su reputación.

Algunas ONG´s han señalado que hasta septiembre de 2010, han muerto 1200 menores de edad en Juárez, víctimas de juventicidio

De tal suerte, y ante el permanente desdén de las autoridades mexicanas de todos los niveles de gobierno, hacia los derechos de los niños, mencionados anteriormente, y ante las soluciones ilegales y contrarias a los derechos humanos que se le pretende dar a la ola de violencia interminable en el Estado de Chihuahua, al imponer la cadena perpetua a ciertos delitos, entre ellos a los homicidios múltiples, es necesario acudir ante instancias internacionales, para buscar la justicia que acá se ha denegado permanentemente.

Por lo que, ante la evidente responsabilidad internacional en la que ha incurrido el gobierno de Felipe Calderón por la violación a los derechos humanos de los niños victimados, como de sus familias, se debe solicitar de manera urgente la presencia en Ciudad Juárez, del Relator sobre los Derechos de la Niñez de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Por otra parte, las masacres de Villas de Salvacar y Horizontes del Sur, deben seguir la misma suerte que el caso del “Campo Algodonero”, es decir, acudir ante el sistema interamericano de protección de los derechos humanos y presentar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la denuncias o peticiones por parte de familiares de víctimas y organizaciones sociales, por la violación a los derechos humanos de los niños en Juárez, para que se investigue, y en su momento se sancione, a los gobiernos de Felipe Calderón, José Reyes Baeza, José Reyes Ferriz y a los actuales de Chihuahua y Ciudad Juárez, por la violación a los derechos de los niños y los jóvenes en esta ciudad, contenidas en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y Convención sobre los Derechos del Niño.

De igual forma, es importante que no se olvidé el juventicidio de Sergio Adrián Hernández Huereca, y por el contrario, que las organizaciones de la sociedad civil, presionemos a la Delegación Estatal de la PGR en Ciudad Juárez, para que integre de manera correcta la averiguación previa sobre este asunto, y que de esa forma, solicite a un Juez de Distrito, se le gire orden de aprehensión y su consecuente orden de extradición al oficial de Aduanas de Estados Unidos, que privó de la vida de manera cobarde a nuestro compatriota, en hechos por todos conocidos, para que sea juzgado en este país.

Lo anterior, no será posible llevarlo a cabo, si persistimos con la idea de la desunión y el protagonimo, por lo que, de una vez por todas, es preciso que reconozcamos entre nosotros mismos, el deber que tenemos de respetar el derecho de los demás, por la seguridad de todos y por las justas exigencias del bien común, en una sociedad que queremos cada día sea más democrática; y reconocer así mismo, que tenemos deberes que cumplir con nuestra familia, con nuestra comunidad y con toda la humanidad, de acuerdo con la misma Convención Americana sobre Derechos Humanos, y con el objetivo primordial de ir recuperando poco a poco la paz y una mejor manera de vivir en nuestra querida ciudad.

Los familiares de las víctimas de Villas de Salvarcar y Horizontes del Sur, deben acudir ante el sistema intermericano de protección de los derechos humanos


Sobre esta noticia

Autor:
Jorge Alberto Gaytán (10 noticias)
Visitas:
2493
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

    Comentarios

    ×
    ¿Desea borrar este comentario?
    Borrar
    2
    + -
    Responder

    Gaby Mondr (04/11/2010)

    Saludos Jorge, estoy contigo y quisiera formar parte de alguna organizacion para lucha en pro de la paz en nuestra ciudad, no se si me puedas invitar, gusto saludarte