Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Desarrollan “aerogeles” a partir de desechos de camarón y jaiba

29/01/2012 01:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Especialistas del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) desarrollan nuevos materiales de estructuras porosas a partir del quitosano, que se utilizarían en la industria alimentaria y farmacéutica. El investigador del área de Biopolímeros de la Coordinación de Tecnologías de Alimentos de Origen Animal (CTAOA) del CIAD, Jaime Lizardi Mendoza, explicó que se trata de materiales, también conocidos como “aerogeles”. Expuso que su característica es que tienen una superficie muy amplia por lo que pueden absorber diversas sustancias y por esto se pueden emplear para inmovilizar enzimas, compuestos bioactivos, fármacos y otros extractos. Además, pueden servir para absorber metales para un tratamiento de aguas, absorber proteínas o ser usadas en la recuperación de compuestos de interés, entre otros, añadió. El equipo de investigadores del grupo de Biopolímeros de CIAD trabajará tres años en el proyecto denominado “Formación y propiedades de estructuras porosas nanoestructuradas de quitosano”, para el cual se han destinado 1.7 millones de pesos. Estas “esponjitas” elaboradas a partir del quitosano, también pueden servir como vehículos que transporten sustancias como las mencionadas, por contar con un área muy uniforme que, aunque su tamaño es muy pequeño, tienen la capacidad de ser muy absorbentes. En el CIAD el quitosano se elabora luego de procesar la quitina -polisacárido que está en el caparazón- que se genera de los desperdicios del camarón como cabeza y cáscara, así como del caparazón de la jaiba. Indicó que el quitosano tiene grupos funcionales que pueden usarse para inmovilizar moléculas, proteínas o sustancias y por eso se estudiará la estructura a partir de distintas soluciones y formas de tratar el quitosano para obtener diversas estructuras. Al saber cómo modificar las estructuras porosas nanoestructuradas de quitosano, los investigadores sabrán como generarlas y más adelante, investigar sus posibles aplicaciones y ver de qué forma funcionan mejor para cada uso diferente. “Se trata de estudiar si al obtener distintas las porosidades, también funcionan distinto y saber cómo se generan, si su área de superficie está bien o si su resistencia varía de dependiendo de su estructura”, dijo.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
119
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.