Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cholin escriba una noticia?

Los desastres naturales y las prioridades del los gobernantes

18/07/2010 03:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mientras miles de ciudadanos lloran su desgracia los gobernantes se desgarran las vestiduras culpándose entre sí y exigiendo al Gobierno Federal recursos adicionales para hacer frente a esta y otras contingencias

Dicen que ningún burro tropieza dos veces con la misma piedra y tienen razón pues eso de tropezar con la misma piedra parece exclusivo de nuestros gobernantes quienes han tenido que enfrentar los mismos problemas cada año, incapaces de encontrar una solución definitiva con lo cual demuestran que el puesto les ha quedado demasiado grande porque para ellos lo prioritario es el bienestar y protagonismo personal y de sus respectivos partidos, dejando las necesidades de sus gobernados en segundo si no es que en tercer término.

Cuando hablo de problemas recurrentes, me refiero a aquellos que han tenido que enfrentar causados por fenómenos naturales como lluvias en exceso que causan inundaciones o algunos terremotos que dejan a miles de personas sin sus hogares. Ya sabemos que algunos estarán pensando que son fenómenos que no se pueden predecir ni en periodicidad ni en su intensidad y tienen razón, sin embargo, esto no es motivo para pensar que nunca los vamos a padecer y olvidarnos que debemos estar preparados para cuando se presenten y, es allí donde quisiéramos que nuestros gobernantes se preocuparan y se ocuparan de tomar las medidas necesarias para hacerles frente, aunque esto es como pedirle peras al olmo, tan es así que ningún Gobierno Estatal tiene establecido un fondo de contingencias, ni siquiera los que por su geografía están más propensos a sufrir este tipo de embates naturales, dejándole todo el peso de la responsabilidad al Gobierno Federal.

En el caso de los Gobernadores, que diferente sería si en lugar de estarse promoviendo para la presidencia se pusieran a trabajar en serio y los recursos que gastan en publicidad los invirtieran en hacer obras para remediar inundaciones en sus respectivos estados, sin caer en la irresponsabilidad de hacer obras con dinero prestado y endeudar a sus respectivos estados por cinco o seis generaciones como algunos que yo conozco (Edo. De México, Coahuila, D.F. entre otros). Pero eso no les entra en la cabeza a nuestros ambiciosos gobernantes que han convertido a sus estados en barriles con fondo y es que, también el hacer obras les representa un jugoso negocio a los gobernantes por el porcentaje que les cobran a las empresas contratistas por adjudicarles los contratos de obra o bien, adjudicar la contratación de obras a empresas de las cuales los mismos gobernantes son socios con prestanombres claro está. Obras que desde luego solo benefician a unos cuantos, las famosas obras de relumbrón porque las que verdaderamente se requieren esas brillan por su ausencia

No se trata de votar por tal o cual candidato de los diferentes partidos porque nos regaló una despensa o unos bultos de cemento o porque el candidato es muy guapo

Como quiera que sea, la pregunta que todos nos hacemos es ¿Es tanto el desprecio de los gobernantes por sus gobernados que cosas tan elementales e indispensables las ignoran? De ser así, habrá que pensar muy seriamente a quien o quienes debemos elegir para que se ocupen de nuestros elementales problemas antes de cruzar la boleta electoral, no se trata de votar por tal o cual candidato de los diferentes partidos porque nos regaló una despensa o unos bultos de cemento o porque el candidato es muy guapo, se trata de conocer la trayectoria personal de cada candidato, su origen, su familia, su condición económica y su calidad moral (honestidad y eficacia en las tareas desempeñadas), sus logros personales o profesionales, que su plan de gobierno contenga acciones concretas de posible realización y no pura verborrea política, ya que la filosofía metafísica nos dice que solo se hará realidad lo que es posible, necesitamos personas que digan con palabras sencillas cual es el monto del presupuesto que van a manejar, de donde van a obtener los recursos y en que los van a gastar en caso de que resulten electos, basta de seguir incrementando la burocracia, debemos exigir en todos los niveles de gobierno que del total del presupuesto, 70% se destine a obras de infraestructura y el 30% a gasto corriente y que los candidatos se comprometan ante notario público a cumplir con este requisito; recuerden que los ciudadanos somos quienes aportamos los recursos para que ellos los administren de la manera más óptima y honesta, ya no queremos más obras sin sentido que solo sirven para dar notoriedad al gobernante en turno, los ciudadanos queremos agua y drenaje antes que segundos pisos, queremos un transporte colectivo de primera calidad antes que estacionamientos fortuitos en todas las calles de las ciudades, en síntesis queremos obras que beneficien a las grandes mayorías y no que solo beneficien a la colonia o la ruta donde viven o transitan los gobernantes.

Esto queridos amigos, no son sueños guajiros, es algo que está en nuestras manos y que debemos exigir a los candidatos que quieran nuestros votos y aquel o aquellos candidatos que se comprometan a cumplir con nuestras exigencias darles nuestra confianza y nuestro apoyo, solo de esta manera acabaremos con tantos discursos de buenas intenciones y cero productividad, queremos gobernantes honestos, trabajadores y comprometidos con los problemas sociales de las distintas comunidades, no queremos chambistas vividores del presupuesto. Por otro lado a nuestros legisladores, locales y federales, si quieren nuestro voto, deberán comprometerse a legislar en materia de “Revocación de Mandato” para que aquellos que no cumplan con sus programas de gobierno, darles las gracias por ineficientes y elegir a quienes si cumplan con sus responsabilidades.

Esta es una de tantas maneras eficaces de participación ciudadana que vendrá a romper con tantos anquilosados problemas políticos y burocráticos que impiden el avance y desarrollo de nuestra nación. Hagamos de esta propuesta nuestra aportación a los festejos del bicentenario de la independencia y del centenario de la revolución, para que en lo sucesivo tengamos algo que celebrar, “El día que los ciudadanos hicieron escuchar su voz”.

Dicen que ningún burro tropieza con la misma piedra porque eso es exclusivo de nuestros gobernantes


Sobre esta noticia

Autor:
Cholin (35 noticias)
Visitas:
724
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.