Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Descarta SHCP evidencia de un alza generalizada de precios

23/01/2011 05:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Secretaría de Hacienda señaló que no parece haber evidencia de un alza generalizada de precios y consideró probable que la inflación de la primera quincena y la de todo enero sea menor a la de los mismos periodos de 2010. Explicó que el aumento en los precios de algunos productos en la economía nacional durante enero responde al alza de los precios internacionales de productos primarios, en parte debido a problemas climatológicos en algunos países, así como a un ajuste que suele ser normal a principios de año. “El efecto debido a condiciones climatológicas adversas en algunos países es un efecto temporal que, de acuerdo a futuros, tenderá a revertirse durante el año”, aseguró en el Informe Semanal de su vocería. Aunque hay que esperar hasta el lunes para conocer la inflación de la primera quincena de enero, consideró “muy probable que ésta sea relativamente baja, inclusive menor que la de 0.75 por ciento observada en el mismo periodo de 2010”. Ello dado que este año no hubo ajustes de impuestos ni de políticas de tarifas públicas, mientras que el tipo de cambio se ha apreciado, explicó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Más aún, como típicamente la inflación de la segunda quincena de enero es menor que la de la primera quincena, también es de esperar que la inflación para todo enero resulte inferior a la inflación de 1.09 por ciento registrada en enero de 2010. La dependencia refirió que la mayoría de los especialistas del sector privado no pronostican para todo 2011 una inflación ni siquiera de 4.0 por ciento. Dado que los precios internacionales del petróleo se han incrementado en forma notable, la política de deslizamientos de los precios de los energéticos ha servido incluso para mitigar esa volatilidad. Hacienda expuso que en las últimas semanas se han escuchado voces de alarma respecto de una supuesta alza generalizada de precios, es decir, un repunte inflacionario. Hay incluso quienes han llegado a sostener que la inflación se encuentra fuera de control y que la “escalada” de los precios durante este año lesionará gravemente la economía de las familias. Tales afirmaciones son motivadas por el aumento que han experimentado los precios de algunos bienes y servicios en el mercado nacional, abundó la Secretaría de Hacienda en la nota informativa “Por qué no parece haber evidencia de un alza generalizada de precios”. Recordó que en enero de 2010 se escucharon pronósticos similarmente desfavorables con relación a la inflación para ese año; en ese entonces el miedo provenía de la reforma tributaria y del aumento de algunas tarifas (transporte público, por ejemplo) determinadas por los gobiernos locales. Detalló que la reforma tributaria implicaba un aumento en la tasa de los impuestos al Valor Agregado (IVA), Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en algunos productos, Sobre la Renta (ISR), a las telecomunicaciones y de la disminución del subsidio a las gasolinas. La SHCP explicó porqué los ajustes fiscales derivados de la reforma no impactarían negativamente el nivel general de los precios en el mediano plazo. El Banco de México (Banxico), a su vez, corroboró la posición de la SHCP al considerar que las condiciones de holgura de la economía contribuirían a atenuar el traslado de los ajustes fiscales y de las tarifas públicas a los precios al consumidor lo que, efectivamente, así fue. Destacó que después del impacto transitorio en los precios en enero de 2010, la inflación continuó su tendencia descendente para terminar el año en 4.4 por ciento, cifra muy por debajo de las predicciones mediáticas al inicio del año y sin necesidad de que el Banxico contrarrestara nada. Además mencionó que la inflación subyacente, que indica la tendencia de mediano plazo de la inflación, disminuyó de 4.5 por ciento en 2009 a 3.6 por ciento en 2010. Precisó que “inflación” no es el aumento de un precio en particular -o de algunos- en un momento único, sino un alza generalizada y sostenida de los precios, y además se trata de un fenómeno de origen monetario, es decir, una estimulación de la demanda por un exceso de dinero en circulación. El nivel general de precios no aumenta sólo porque algún agente económico –público o privado- decida aumentar el precio de su producto, ni siquiera aunque éste pueda “contagiar” a otros muchos productos, abundó. Para que el fenómeno inflacionario ocurra, la cantidad de dinero debe ser tal que impida que el precio de otros bienes descienda, subrayó la Secretaría de Hacienda. “Los precios son el mecanismo perfecto de comunicación entre los consumidores (demanda) y productores (oferta) en la toma de decisiones y optimización de recursos. Intervenir en este mecanismo distorsiona la información que transmiten los precios, sólo generando escasez, y a final de cuentas no hay bien más caro que el que no hay”, añadió.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
169
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.