Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Descendientes de mexicanos difunden folclor azteca

15/11/2010 08:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Niños pequeños de hasta seis años, cuyos padres descendientes de mexicanos también nacieron en Estados Unidos, ejecutan con seriedad y profesionalismo desde un baile azteca hasta un huapango o el jarabe tapatío, como integrantes de uno de los dos grupos de la Compañía de Danza Folclórica Mexicana de Chicago, fundada en 1982. Esta compañía, que tiene su sede en un vecindario hispano, violento por su cercanía con otro perteneciente a los afroamericanos, significa para niños y jóvenes no sólo un vínculo con sus orígenes mexicanos, sino la posibilidad de eludir a las pandillas y el ambiente de ociosidad que hay en las calles. Para pertenecer a la compañía de danza, propiedad de José Luis y Matie Ovalle, sólo se les exige como requisito cumplir con su asistencia a los ensayos, que a veces pueden ser tres al día si tienen una presentación, lo cual les forma una disciplina, que los padres son los primeros interesados en cumplir. "La forma de motivarlos es recompensar con su inclusión en el repertorio, presentaciones y distribución de vestuario a quienes cumplan con los ensayos. Muchos son los padres que están atentos a este requisito, pero después son los propios niños quienes los apresuran para no fallar. Cuando adquieren el hábito ya es difícil que se salgan y van creciendo con el grupo”, comentó Maite Ovalle, en entrevista a Notimex. Los jóvenes no reciben pago por pertenecer a la compañía, la cual cuenta con financiamiento desde 1984 del Concilio de Artes del Estado de Illinois y el Departamento de Asuntos Culturales de Chicago, entre otros, recursos que principalmente se invierten en vestuario. En tanto, una asociación con los parques públicos de Chicago les permite contar con un espacio amplio para que ensayen en instalaciones del Gage Park. Pero también obtienen apoyos de algunas organizaciones comunitarias y culturales mexicanas, así como de negocios. Estos jóvenes bailarines se presentan de manera gratuita en universidades y, principalmente, en los suburbios de Chicago. El primer grupo se integra por niños de seis a 14 años, que son estudiantes de educación elemental, mientras que el segundo por alumnos de “high school” y estudios superiores. Maite, una mexicana originaria de San Luis Potosí, practicaba danza folclórica en su estado natal antes de emigrar a Estados Unidos. Cuando llegó a Chicago, a los 19 años, buscó compartir sus conocimientos en una iglesia haciendo la coreografía de algunos bailes para un grupo de niños. Así fue como conoció a su esposo José Luis, originario de Laredo, Tamaulipas, quien hacía lo mismo pero ya contaba con un grupo más formal de danza folclórica mexicana, "entonces nos unimos en uno solo pero se desintegró pronto, y con los pocos alumnos que quedaron entusiasmados levantamos la compañía, que ya cumplió 28 años”, relató. Por la calidad de sus bailes, la compañía ha tenido la oportunidad de bailar en eventos presidenciales, en el tiempo de Bill Clinton, hasta asistir a Irlanda en el 2007 y 2009, además de recibir diversas distinciones y reconocimientos. "La mejor recompensa que tienen los jóvenes a su esfuerzo y dedicación es viajar y conocer otros países mostrando su habilidad y sus raíces", dijo. Ovalle mencionó entre otras presentaciones que ha tenido la compañía su participación en la inauguración de la Copa Mundial de 1994. Además, el Festival del Mariachi en Florida, donde tuvo la oportunidad de bailar con los acordes del Mariachi Vargas de Tecalitlán. En el 2003 co-estelarizó con el Joffrey Ballet en el Millenium Park; dos años consecutivos acompañó a Pepe Aguilar en su presentación en el Premio “Lo Nuestro”, y junto a Juan Gabriel en los Grammys Latinos el año pasado, en Las Vegas, Nevada. Las presentaciones de la compañía se caracterizan por un repertorio variado, los rápidos cambios del elaborado vestuario, así como la energía y profesionalismo de sus jóvenes integrantes, muchos de los cuales empezaron desde niños y ahora son estudiantes de secundaria y universidad, "porque no descuidar su educación es algo que les inculcamos", agregó Ovalle.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
79
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.