Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco Vàsquez Padilla escriba una noticia?

Desde la ciudad desmadre

05/05/2009 14:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La noche de ayer, con profunda tristeza e impotencia observaba como un grupo de cuatro personas sembraban, de manera ilegal, vigas que sostendrán sus puestos ambulantes en lo que, hasta hace unos días, se consideraba “parque del amor”. Sí, porque ahora de parque, ya no tiene nada y de amor mejor ni

La noche de ayer, con profunda tristeza e impotencia observaba como un grupo de cuatro personas sembraban, de manera ilegal, vigas que sostendrán sus puestos ambulantes en lo que, hasta hace unos días, se consideraba “parque del amor”.  Sí, porque ahora de parque, ya no tiene nada y de amor mejor ni hablemos. Ante estas circunstancias, es más que evidente que al presidente municipal citadino, José Antonio Hernández Fraguas le quedo grande la silla, pues de otra forma no puede entenderse que personas grises como Hugo Jarquin y  maniobreros del FPR (Frente Popular Revolucionario) le estén bailando encima a su investidura y de paso  a la ciudadanía en estado de indefensión absoluta.

Es verdaderamente deprimente pasar por la zona en mención. Entre anafres, humo y mecates no se puede evitar sentir vergüenza de la imagen que damos ante los ojos de quienes, con la intención de recrease, nos visitan y, el mejor recuerdo que se llevan de nosotros es la palpable e innegable miseria (y no precisamente la monetaria), sino la miseria cívica de nosotros como sociedad y la mas vergonzosa de todas las miserias, las miseria que tenemos como autoridad.

VPF

Tanto se ha criticado en los medios de comunicación lo nocivo que ha sido para Oaxaca y sus ciudadanos el gobierno de Ulises Ruiz, pero afortunadamente ese supuesto virus maligno es pasajero y solo le quedan 18 meses para extinguirse. Pero el otro virus mortal para Oaxaca, el que portan y contagian los maestros de la sección 22 y sus aprendices de radicales, ese no tiene para cuando curarse. Ese virus, como el cáncer, mata poco a poco y dolorosamente. Lo peor es que los portadores somos nosotros y nuestros hijos.

Enviar comentarios a

vpf@aol.com.mx          


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco Vàsquez Padilla (5 noticias)
Visitas:
88
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.