Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Desmemoria y política de seguridad /Julio Santoyo Guerrero

05/12/2014 12:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desmemoria y política de seguridad.

imagePor Julio Santoyo Guerrero

El éxito de todo engaño parte de la desmemoria. Bajo ese principio se ha hecho la peor política en México; la que tanto daño nos ha hecho, la que tanto atraso y tragedia nos ha acarreado. No fue una buena idea del gabinete de seguridad pública aplicar ese "principio" para atender la crisis desbordada por la tragedia de Iguala y subestimar a la sociedad llevando al presidente a leer un discurso ajeno y desconectado del sentir nacional. No han comprendido que el mito de la desmemoria ha sucumbido ante el agravio y la indignación.

Los 10 puntos fueron demasiado poco para un México que ya vibra en otra frecuencia, la de la crítica al sistema político todo. No quieren reconocer que no es sólo el tema de la seguridad, que en él sólo se expresa la descomposición del sistema político y que la respuesta debería haber ajustado la mira a la reforma de ese todo. El mensaje del jueves 27, armado con lugares comunes para la ocasión, no convenció porque parte del supuesto de la desmemoria pública.

¿Recuerda usted este mensaje presidencial? "No hay nada que lesione tanto a México, en este momento, como la delincuencia y el crimen, no hay nada más indignante para la sociedad que la impunidad. Las autoridades de todo el país tenemos una gran deuda con las y los mexicanos. La sociedad exige de nosotros una entrega total y sin descanso, es nuestro deber garantizar la seguridad." Pensará con razón, que se trata del discurso pronunciado en palacio nacional por el presidente Peña, pero estará equivocado. Estas palabras fueron pronunciadas por Vicente Fox Quezada el 30 de enero del 2006, en la XX sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, en el campo Marte, en la ciudad de México. Pero las podría suscribir el presidente Peña, de hecho las suscribió el pasado jueves 27 de noviembre.

El 25 de agosto de 2008, a dos años de inaugurado el sexenio de Felipe Calderón, se firmaba el "Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad". A modo de preámbulo el gobierno federal enfatizaba: "Al hacerlo, reconocemos que la sociedad mexicana se encuentra profundamente agraviada por la impunidad, la corrupción, la falta de coordinación entre las autoridades, así como por un ambiente de inseguridad y violencia. Muchas personas tienen miedo de transitar por las calles y plazas. La ciudadanía demanda de sus autoridades una respuesta inmediata y contundente que dé resultados en el corto, mediano y largo plazos." A solo 21 días, en la noche del 15 de septiembre, y en el cara del entonces gobernador Godoy Rangel, el crimen organizado hacia estallar entre la población inerme dos granadas que cegaban la vida de 7 personas y dejaban heridas a 132. Un acto terrorista, que igual se dijo, "no daremos ni un paso atrás ni nos arrebatarán la patria de nuestros hijos ni prevalecerá la perversidad de quienes siembran el miedo con tal de proteger sus miserables intereses".

Mucho discurso, poca acción y menos resultados. Tanto en el decreto que creo el "Gabinete de Seguridad Pública" y los lineamientos del programa "México Seguro" en el sexenio de Fox como en el "Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad", del sexenio de Calderón, se describen con precisión una amplia gama de acciones que las instituciones del Estado mexicano debían realizar para combatir a la delincuencia y otorgar la seguridad a todos los mexicanos. Pero los enunciados quedaron en el papel, a 10 años en los hechos estamos peor.

Más sobre

De las 10 acciones propuestas por la presidencia de la república, como respuesta a la tragedia de Iguala, al menos 8 están señaladas desde el 2005 y el 2008. Y cuando lo constatamos no podemos dejar de hacernos la pregunta ¿por qué no se hicieron? ¿quién dejó de hacerlas? Si hubiera habido un cumplimiento escrupuloso del programa "México Seguro" y los subsecuentes, no habríamos llegado al infierno que vivimos.

Así como hubo los granadazos de Morelia, hubo los muertos de San Fernando Tamaulipas, los niños muertos en la guardería ABC, La masacre de Villas de Salvárcar los muertos del New's Divine, del Lobohombo y un largo etcétera pasado y contemporáneo. Y en todos se busca la desmemoria y la impunidad de los responsables, esos que desde el gobierno tenían la encomienda de la seguridad. La promoción de la desmemoria busca aturdir la razón de los ciudadanos para que no alumbren la urgencia de la reforma del sistema político mexicano.

Debiera haber una ley que previniera y castigara la desmemoria de los gobernantes. Sería bueno un instituto contra la desmemoria de lo público. La desmemoria debería ser considerada como delito social y penalizarse con la remoción inmediata y la inhabilitación de por vida. Así evitaríamos los políticos altaneros que creen que toda administración pública comienza en ellos y termina en ellos.

Lo que está ocurriendo en materia de seguridad tiene que ver con esa visión autoritaria, patrimonialista y demagógica del poder político que generan mucho discurso, mucha publicidad, mucha simulación, pero muy pocas acciones y resultados, porque se alienta la desmemoria. Esa es la historia de los acuerdos y los pactos por la seguridad. Las evidencias se pueden palpar porque duelen. Los 10 puntos, sin un cambio sustancial en el funcionamiento del aparato gubernamental y sus protagonistas, y sin una transformación de la práctica política, van a correr la misma suerte: la poca acción y la desmemoria. ¡Quisiéramos que no! ¡Quisiéramos que esa fuera la solución! Pero la historia no miente, por eso los ciudadanos debemos estar presentes, empujando para que el cambio sea completo y las acciones se realicen, para que no triunfe la desmemoria y se vuelva a repetir la historia y la tragedia


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
266
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.