Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Se despide Marco Antonio Muñiz con concierto familiar

20/05/2012 20:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El cantante mexicano Marco Antonio Muñiz fue ovacionado de pie en cinco ocasiones, por unas 10 mil personas que asistieron al concierto de despedida que ofreció tras 67 años de trayectoria impecable en los escenarios musicales. Durante dos horas, acompañado de 10 músicos y dos coristas, “El lujo de México” interpretó 40 melodías con las que rindió homenaje a compositores como Juan Gabriel, Agustín Lara, Álvaro Carrillo, Armando Manzanero y José Alfredo Jiménez. En el Auditorio Nacional de esta ciudad, que lució abarrotado por su público fiel, el artista hizo un recorrido por su carrera, desde su inicio en el trío Los Brillantes, cuando formó Los Tres Ases y hasta su etapa de solista en la que se consagró con éxitos como "Luz y sombra", "Escándalo", “Quiero abrazarte tanto” y "Por amor”. En el primer “show” de su gira del adiós, con la que visitará varios estados de la República Mexicana y otros países, Marco Antonio Muñiz cantó a dueto con sus hijos Toño y Jorge “Coque” Muñiz, así como con su nieto Axel. Enardecidos, mujeres y hombres adultos, aunque también varios jóvenes, reconocieron a su ídolo al momento en que éste apareció sobre el escenario del majestuoso recinto para recibir la primera ola de aplausos. Vestido de manera elegante, con un smoking de saco dorado, abrió su recital con los temas “Amo esta tierra”, “Que murmuren”, “Escándalo”, “El despertar”, “La Bikina”, “Qué bonita es mi tierra”, “Se me olvidó otra vez” y “Si nos dejan”. Con esta dos últimas, el público de nuevo se puso de pie. Con “Amor mío” y “Cancionero” recordaba a Álvaro Carrillo hasta que demostró la potencia de su voz que retumbó en cada rincón del recinto luego de que el “As de la canción” se separó del micrófono y entonó el estribillo de “Seguiré mi viaje”. “Orgullo” y “El andariego” continuaron en el repertorio e hizo la primera pausa para dirigir unas palabras a sus seguidores: “Muchísimas gracias, son más de 60 años de historia. Vamos a revivir juntos esos momentos inolvidables que están impregnados en mis recuerdos, pero sobre todo, en las canciones. Les compartiré parte de mi vida y mis anécdotas porque soy un escándalo, dicen”. Invitó entonces a uno de sus hijos, Toño Muñiz, “de los nueve que tengo conocidos”, y a Jaime Lomelí, uno de sus coristas, para recordar la música de Los Tres Ases. “Ya se me fueron mis compañeros, pero aquí están ellos”, expresó. Toño Muñiz aprovechó para agradecerle a su padre por todo: “Eres el ejemplo más hermoso que pudimos haber tenido mis hermanos y yo. Nos hiciste personas de bien, nos hiciste amar a la música, a tus seguidores, eres un gran padre y una gran persona, muchas gracias”. Mientras que a través de dos pantallas gigantes se proyectaban diversas imágenes de los originales Los Tres Ases, juntos interpretaron “Historia de un amor”, “Sabor a mí”, “Estoy perdido”, “Irresistible” y “De lo que te has perdido”. “No te vayas Marco!”, “ó te queremos oír cantar siempre!” le rogaba el público desde su butaca, pero él ya ha tomado una decisión. “Si de algo me puedo sentir orgulloso es de ponerle voz a las canciones más bellas de grandes compositores como don Rubén Fuentes que está aquí presente, y de otros autores como Pablo Milanés, José Alfredo Jiménez, Rafael Hernández, Pedro Flores, Juan Gabriel y mi querido “El Chapis”, Armando Manzanero. Para honrar a este último, cantó un popurrí compuesto por “Parece que fue ayer”, “Por debajo de la mesa” y “No sé tú”. Al fondo del escenario se apreciaban 11 fotografías entre las que sobresalían algunos de sus momentos más importantes en casi siete décadas de su devenir musical, cuando ya sonaban los primeros acordes de “Quiero abrazarte tanto”, en el que el público aplaudía al compás del tema. María Cristina García Cepeda, coordinadora ejecutiva del Auditorio Nacional, interrumpió por unos momentos para entregar al artista tapatío la Dalia de Plata, galardón instituido en 2009 por el Escenario de México para rendir tributo a las grandes estrellas. Fue el preámbulo para que Jorge Muñiz, su hijo, entrara al escenario e iniciar su participación con unos de los segmentos más emotivos de la velada de este domingo. Con el éxito “Coincidir” inició su dueto. “¿Cómo te colaste a este concierto, eh?”, vaciló Marco Antonio, a lo que el “Coque” le respondió: “¿Te gusta tu noche?”, y sin pensarlo, “El Lujo de México”, contestó: “Me gusta tanto este público que creo que siempre no me voy”. Fue una respuesta que el público celebró, aunque sólo fue una broma. Luego de entregar “Compréndeme”, recordó que hace muchos años, el presidente de México, Adolfo López Mateos (1958-1964) le pidió que llevara serenata a la fallecida reina de Holanda, Juliana y al príncipe Bernardo. Fue una de sus grandes experiencias como integrante de rondalla tapatía. Inició así una charla entre padre hijo para recordar algunos de los pasajes más emblemáticos en la vida artística de Marco Antonio hasta que el artista le preguntó: ¿Te acuerdas de esta?, “En mi viejo San Juan”, y “Coque”, dijo: “De todas me acuerdo, menos del himno”, con lo que arrancó las carcajadas de la gente. Sin embargo, más tarde no pudo contener las lágrimas y abrazó a su papá para después despedirse con “Solito con las estrellas” y “Yolanda”, que cerro el periodo más sentimental de la noche. A sus 79 años, Marco Antonio Muñiz demostró con temple su calidad de artista y sin reparo, como en los viejos tiempos, con una voz limpia e inconfundible siguió interpretando “De qué callada manera”, “Un tipo como yo”, “Amor pirata”, “Amor de mi bohio”, “Guantanamera”. Ya me voy, no me despido y agradezco este momento. Ahí les dejo unas canciones y mi más grande sentimiento. Por cantar tantas canciones ya pesa la maleta”, cantó con su característico humor. Las melodías “Contigo en la distancia”, “Sentencia”, “Nosotros” y “Perdón” se vistieron con el coro monumental de las 10 mil personas presentes, entre ellas, la actriz Silvia Pinal, que una vez más se pusieron de pie para rendirle minutos de aplausos. “Un millón de gracias son ustedes muy cariñosos. Un artista seguirá mientras alguien siga escuchando su música y mis hijos canten mis canciones siempre viviré en sus recuerdos y si mis nietos les platican de su abuelo entonces, misión cumplida”, apuntó. Tras compartir “Jibarito” y “Adondequiera” invitó a su nieto Axel Muñiz, de 18 años a pasar al escenario para cantar juntos “Volverte a ver” y prosiguió con la versión musical del afamado poema “Sabía virtud de conocer el tiempo”, de Renato Leduc, a dueto con Jorge Muñiz. Ante un público satisfecho, aunque nostálgico por su despedida, se despidió con el emblemático “Por amor” en compañía de Toño, Jorge y Axel. Aunque por varios minutos los asistentes corearon “Otra, otra!”, Marco Antonio Muñiz no volvió, pero expresó un “Hasta luego” y emocionado abandonó el templete. En los próximos días actuará en Monterrey, Guadalajara, Tijuana y Mérida, hasta el momento.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
168
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.