Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Destaca autora cualidades de Monsiváis como mito urbano

25/07/2010 06:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como un héroe de su propia historia, precoz, protestante y presuntuoso, solía calificarse el escritor mexicano Carlos Monsiváis (1938-2010), quien dejó un vacío en la colonia Portales, como en toda la ciudad, donde ganó su fama de ubicuo. Así lo recuerda Mónica López Velarde Estrada en su texto Carlos Monsiváis, mito urbano”, con el que le rinde un pequeño homenaje al cronista capitalino. Publicado en el número de julio del Museo Soumaya, el artículo describe la manera de ser y rescata fragmentos de la vida diaria de este singular cronista, que lo convirtieron en una celebridad y en un personaje fundamental de la Ciudad de México. En vida, Monsiváis había estado en todas partes. Su fama de ubicuo no era gratuita. Su presencia en todos los lugares de la ciudad era indiscutible, participaba en programas de radio y televisión, escribía en revistas, periódicos, dictaba conferencias, mesas redondas, compraba arte en Plaza del Ángel los sábados en la Zona Rosa y los domingos en Lagunilla. “A ustedes les consta”, “Días de guardar”, “Amor perdido” y “Entrada libre”, son algunas de las publicaciones que escribió Monsiváis. Al respecto, López Velarde resalta las virtudes del trabajo del cronista, como "narrador único, con propensión a la enumeración caótica, con un discurso de tensiones y contrastes, a través de un lenguaje de élite hablaba de los asuntos más populares”. Fue, agrega, un coleccionista singular de temas y piezas muy “kitsch” en México: la lucha libre, los corridos, estampas, historietas y caricaturas. Cuidaba a sus gatos, que después de su muerte dejaron preguntas entre la sociedad capitalina, sobre quién se encargaría de ellos. Al rescatar un fragmento de la autobiografía de Monsiváis, éste confiesa haber nacido en La Merced, el 4 de mayo de 1938, y acepta sin rubor su condición de héroe de esta historia, proclama su intolerable afición al Distrito Federal y se presenta como “precoz, protestante y presuntuoso". Desde antes de su muerte, el pasado 19 de julio de 2010, Monsiváis estaba convertido en un mito aunque no quisiera y sus escritos "son verdaderas hojas sagradas que narran una crónica imprescindible del México de la segunda mitad del siglo XX", añade la autora. Finalmente, señala que en aquel sencillo predio de la colonia Portales, de donde salieron millares de piezas rumbo al Estanquillo, ya no está Monsiváis, pero tal como él lo habría sospechado, ahora es “un fenómeno mediático".


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
168
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.