Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Destaca interpretación de “Les Préludes”, de Franz Liszt, en concierto

30/07/2010 03:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dentro del sexto concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional de Guatemala, celebrado hace unos días en el Centro Cultural “Miguel Ángel Asturias”, en aquel país, fue interpretado el poema sinfónico “Les Préludes”, del compositor Franz Liszt, fallecido el 31 de julio de 1886. El programa, en el que brilló el pianista Milton Baldizon, bajo la dirección del maestro Enrique Anleu Díaz, también incluyó obras de ortos compositores como Chopin, Berlioz y Schubert. El compositor y pianista húgaro Franz Liszt fue un virtuoso y romántico que amplió los recursos técnicos de la escritura y la interpretación pianística, e impulsó la música inspirada por un motivo extramusical. Liszt nació el 22 de octubre de 1811 en la localidad de Raiding, Hungría, cercana a la frontera con Austria, donde comenzó sus estudios de piano con su padre. En Viena recibió clases del pianista austriaco Carl Czerny y del compositor italiano Antonio Salierim, a muy temprana edad. En 1823 se mudó a París con sus padres, donde pronto se dio a conocer como pianista. Tomó lecciones de composición con Ferdinando Paér, compositor italiano de ópera; y Anton Reicha, compositor y teórico checo-francés, también maestro de Héctor Berlioz y de César Franck. En 1825 dio a conocer la única ópera de su catálogo, “Don Sancheé ou Le Chateau d´amour”, que fue recibida fríamente por un público que veía en él más a un prodigioso pianista que un compositor. En la capital gala conoció a dos de los músicos que habían de ejercer mayor influencia en su formación, el compositor Berlioz, con su “Sinfonía fantástica” y en mayor medida, el violinista Niccolo Paganini. Un parteaguas en su formación se produjo en 1831, cuando Liszt acudió a un recital de Paganini y desde el momento en que vio la forma de ejecutar el violín del italiano, su objetivo fue lograr al piano los asombrosos efectos que escuchó. En 1834 inició una relación con Marie d´Agoult, condesa de Flavigny, de la cual nació su hija Cosima, futura esposa del director de orquesta Hans von Bálow, primero; y de Richard Wagner, después. Para 1848 obtuvo el puesto de maestro de capilla de Weimar, ciudad alemana que era un foco de difusión de la música más avanzada de su tiempo, en especial la de Wagner, de quien estrenó “Lohengrin”, y de Berlioz, del que representó “Benvenuto Cellini”. Los años que vivió en Weimar marcaron el inicio de su carrera como compositor de grandes obras para orquesta, entre las que sobresalen las sinfonías “Fausto y Dante”, sus más célebres poemas sinfónicos (Tasso, Los preludios, Mazeppa, Orfeo); y dos conciertos para piano y orquesta. En 1858, por diversas problemáticas surgidas en la corte y el público, abandonó el cargo de maestro de la capilla e inició la etapa final de su vida, dominada por un profundo sentimiento religioso que le llevó a recibir en 1865 las órdenes menores y crear obras sacras. Algunas de sus obras más importantes son “La leyenda de Santa Isabel de Hungría y Christus”, “Estudios de ejecución trascendente”, “Años de peregrinaje”, “Sonata”, “Vals de Mefísto”, “Preludios”, “La Ideal”, “Orfeo”, “Prometeo” y “Sueño de amor”, entre otras. Fue padre del poema sinfónico y su influencia en este campo fue decisiva en la obra de músicos posteriores como Bedrich Smetana, Camille Saint-Saens, Franck o Richard Strauss. Franz Liszt murió en Bayreuth, la ciudad de Wagner, a los 75 años de edad.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
291
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.