Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Destacan que “Catrinas” son atractivo visual en Jalisco

01/11/2011 09:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Horacio Hernández, dijo que “Las Catrinas” son un atractivo visual extraordinario que engalanan las principales calles y plazas públicas de Jalisco, en el marco del Día de Muertos. En entrevista con Notimex, agregó que la elaboración de calaveritas e imágenes de la muerte con papel maché o materiales reciclables en diversos tamaños y formatos, como “Las Catrinas”, “son obras de mucha valía, que deben replicarse en todas las plazas públicas, espacios sociales y de manera principal en los diversos hogares”. Comentó que es importante incentivar a alumnos de primarias y secundarias a que reconozcan esa parte festiva natural, de elaboración de “Catrinas” y Calaveritas, “es un atino de las autoridades y de los responsables de impulsar esta tradición”. Aclaró que estos proyectos “son netamente de carácter institucional o fomentados por parte de instituciones que lo promocionan, y no hay un arraigo dentro de los hogares de la población”. El también investigador de la UdeG dijo que no se ha generado esa cultura suficiente como para que se lleve a cabo en los hogares “y adornen las casas, para que en realidad sea de arraigo popular, esa base que la conviertan en un aditamento distintivo de identidad particular”. Con motivo de los Juegos Panamericanos, “Las Catrinas” aparecieron en plazas públicas y principales calles de la zona metropolitana de Guadalajara desde hace un mes, incluso muchas de ellas son alusivas a las diversas disciplinas de esta justa deportiva, y elaboradas por artesanos tlaquepaquenses a base de papel maché. El especialista resaltó que los festejos del Día de Muertos, “como los vemos hoy en día en la zona metropolitana de Guadalajara y en algunos pueblos del estado, son de una temporalidad muy reciente”. Comentó que los altares de muertos llegaron a la zona metropolitana por influencia de la parte sureña del estado, de la zona lacustre de Chapala, “de la parte del estado de Michoacán, que nos empezaron a nutrir de ese ámbito festivo”. Mencionó que en Jalisco “no teníamos en términos de la construcción particular, como un elemento hereditario local, no teníamos esa costumbre de hacer altares de muertos”. Dijo que en la zona alteña de Jalisco y en algunos lugares como Tuxpan o Tlajomulco de Zúñiga hay especificidades en la elaboración de altares, “sin embargo, no son de un arraigo popular o histórico, que le dé una personalidad propia a ese festejo”. Explicó que en la parte alteña se construyen altares “más o menos grandes, de dimensiones poco fastuosas, donde prevalece el papel picado, uso de mucha iluminación con velas, con elementos decorativos como pan de muerto con figura humana, gorditas de trigo, elementos que son parte sustancial de esa tradición local”. Añadió que lo mismo sucede en los altares en Tlajomulco, donde el uso de velas escamadas distingue la ofrenda mortuoria, así como la incorporación de un pan pinto, que es muy típico de la localidad, “que hace distingo en cuanto a la ofrenda, pero la manufactura es muy similar a las que se erigen en otras partes del país”. Expresó que en el caso sureño del estado, no hay un distingo particular con los altares de la zona lacustre de Michoacán, “donde prevalece la parte ornamental con un arco o un círculo, que en la base de la ofrenda ponen fruta de estación, de manera preferente calabaza, y en algunos casos comida”. Manifestó que en la zona lacustre de Michoacán usan mucho pescado, “que aquí cambia conforme a la propia identidad alimentaria de la localidad, y se ponen elementos distintivos de la localidad para generar la diferencia con respecto a otros estados”. Expresó que colocar un altar grande representa una inversión mayor, por los costos altos de flores y demás elementos ornamentales, “por lo que ya no es común ni muy fácil que una familia pueda dedicarle recursos a la elaboración de esa ofrenda”. Puntualizó que estos festejos en el ámbito institucional y las políticas gubernamentales en torno a la cultura deben de fomentarse más y “hacer todo lo posible para que ese tipo de tradiciones lleguen y se queden en los hogares”. “Si queremos construir este ámbito de identidad nacionalista, que representa ese servir y cultura del pueblo mexicano, tienen que arraigarlo al interior de las casas, para que dentro de los hogares tenga esa connotación de fortaleza y valor, que además tiene una cohesionador de la vida social y familiar”, subrayó. Destacó que es importante que se fortalezcan estas tradiciones porque generan “espacios de convivencia familiar y social muy extraordinaria”. Resaltó que entre un millón y un millón y medio de personas vistan todos los panteones de la zona metropolitana de Guadalajara, “y la derrama económica es para los vendedores de flores, quienes aprovechan la coyuntura festiva e incrementan los precios”. “Es mucha la voluntad, fervor, religiosidad y cariño que la gente tiene por su tradición y por su familiar fallecido, que a pesar de todas esas situaciones visitan los panteones y llevan flores, incluso muchos comparten la comida entre familiares y amigos en la tumbas durante el Día de Muertos”, concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
290
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.