Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Destacó Impero Argentina como la cantante hispanoparlante más exitosa

25/12/2010 08:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La actriz, cantante y bailarina Imperio Argentina, quien marcó un hito en el medio del espectáculo y recorrió el mundo con sus canciones, convertida en una de las artistas hispanoparlantes más conocida en el panorama internacional, nació el 26 de diciembre de 1906. La estrella de la gran pantalla entre las décadas del 30 y el 50, una de las pocas que cantó junto a Carlos Gardel y que el dictador alemán Adolfo Hitler llegó a adorar, nació en Buenos Aires durante la gira de sus padres por Argentina, el guitarrista Antonio Nile y la actriz Rosario del Río. Magdalena Nile del Río, su nombre real, tuvo una infancia constituida por dos etapas, una malagueña y la otra bonaerense, que constituyeron a su formación musical. Gracias al apoyo de la bailarina española Pastora Imperio, salió a los escenarios con el nombre de Petite Imperio. Orgullo de su madrina, contaba sólo siete años y ya era una artista de fama y con las más altas capacidades creativas. Como otras estrellas de su generación, recorrió las dos orillas. En su caso, el retorno a España se dio en 1926, coincidiendo con un nuevo bautizo artístico, oficiado esta vez por Jacinto Benavente (y es que don Jacinto fue el responsable de que cambiase su nombre por el de Imperio Argentina). Actuando en Madrid despertó la admiración del cineasta Florián Rey. A su lado, Imperio intervino en extraordinarias películas y también conoció el amor. Así, Rey fue su director en la versión muda de "La hermana San Sulpicio" (1928). Luego, en los estudios de la compañía Paramount en Joinville, no lejos de París, la joven intérprete participó en varias producciones estadunidenses rodadas en español: "Su noche de bodas" (1931), de Louis Mercanton; y por supuesto, "Melodía de arrabal" (1933), de Louis Gasnier, donde su galán era Carlos Gardel, con quien volvió a coincidir en el mediometraje "La casa es seria" (1933), de Jaquelux. Ese intermedio tanguero pulió el estilo de Imperio, quien parecía destinada a convertirse en una de las grandes damas del cine musical, tanto en el cine de la República como en el filmado en estudios alemanes durante la guerra civil. Así quedó confirmado en las cintas que rodó junto a Florián Rey: "La hermana San Sulpicio" (1934), "Romanza rusa" (1934), "Nobleza baturra" (1935), "Morena Clara" (1936), "Carmen la de Triana" (1938) y "La canción de Aixa" (1939). En 1941 viajó a Italia para protagonizar "Tosca", dirigida por Carlo Koch, con la ayuda de Luchino Visconti. En aquel momento trágico, coincidente con la guerra europea, Imperio regresó a España. Por desgracia, su talento no volvió a encontrar vehículos adecuados, pese al relativo interés de "Goyescas" (1942), de Benito Perojo; y de "Bambú" (1945), de José Luis Sáenz de Heredia. La postguerra hizo que se extinguiese su canción, y en esa circunstancia, alejada paulatinamente del cinematógrafo, juzgó conveniente regresar a su tierra natal, Argentina, donde permaneció largo tiempo. Con afán nostálgico, las nuevas generaciones quisieron restablecer esa fama que la rodeó en la década de los 30, cuando era una actriz bella y graciosa, tan inaudita y tan admirable. Protagonizó el folletín "Ama Rosa" (1960), del argentino León Klimovsky, y años después, convertida en una entrañable actriz de carácter, dio vida a los personajes principales de "Tata mía" (1986), de José Luis Borau; y "El polizón del Ulises" (1987), de Javier Aguirre. Los aplausos que recibió durante su gala en la Exposición Universal de Sevilla, en 1992, manifestaron el modo en que la admira su público, el mismo al que se dirigen las memorias que publicó la actriz, y en las cuales revela el amplio y sugestivo sustrato vital de su carrera. En "Malena Clara", sus memorias escritas en 2001 por el dramaturgo Pedro Villora, Imperio Argentina hizo balance de su vida. "He conocido el éxito, pero sé también lo que es el fracaso. He amado, pero alguna vez he sido traicionada. Incluso he padecido lo peor que le puede ocurrir a una madre: dos hijos he tenido y los dos han muerto ya". En enero de 2003, una angina de pecho la obligó a anunciar su "semiretirada" de los espectáculos. Pocos meses después, el 22 de agosto de ese año, murió en la localidad malagueña de Benalmádena, en la que residió durante los últimos 25 años de su vida. Tenía 92 años y estaba acompañada por su nieta.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
114
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.