Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Dicen aguantarse para orinar aumenta riesgo de infección urinaria

01/08/2011 01:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El urólogo del Hospital de Pediatría del IMSS en Jalisco, Erick Sierra Díaz, informó hoy que aguantarse las ganas de orinar incrementa el riesgo de padecer infecciones urinarias, “se trata de un mal hábito que genera vejiga inestable”. Indicó que es un padecimiento que por lo regular se manifiesta a partir de los dos años, “dado que en este periodo es posible el control de los esfínteres; y en esta etapa muchos padres determinan que sus hijos dejen el pañal y empieza el proceso de educarlos para controlar sus necesidades fisiológicas”. “Muchos menores por vergüenza o temor a ser reprendidos por sus padres, reprimen su necesidad de orinar cuando no tienen un baño al alcance, este mal hábito puede persistir en la etapa adulta, de no corregirse desde la infancia”, apuntó. Dijo que esta acción incrementa riesgo de padecer infecciones urinarias, dado que la orina se acumula en la vejiga y al no ser evacuada en su momento, cuando por fin se vacía deja algunos residuos y es como se produce el cuadro infeccioso. Subrayó que las infecciones urinarias por vejiga inestable son más frecuentes en niñas que en niños. Indicó que en el Hospital de Pediatría del IMSS Jalisco se atienden unos 50 niños con problemas de infecciones urinarias cada semana, de los cuales 15 por ciento de los casos se identificó como causa: vejiga inestable”. Explicó que cuando durante un tiempo prolongado y de manera frecuente el niño ha reprimido sus ganas de orinar puede presentar paralelamente enuresis (pérdidas involuntarias de orina) de día y de noche. Respecto a las infecciones urinarias, comentó que existe el riesgo de que se compliquen porque pueden regresar a los riñones, y producir pielonefritis, que además se acompaña con dolor de espalda, fiebre y vómito. Expresó que de no atenderse de manera oportuna, “el restringir la acción de orinar puede originar a mediano plazo disfunción vesicular, así como engrosamiento y agrandamiento de la vejiga”. Destacó que para realizar un diagnóstico oportuno sobre la causa por la que se reprimen las ganas de orinar, el urólogo deberá descartar si existe reflujo urinario, uropatía obstructiva, malformaciones congénitas o cálculos renales. Puntualizó que si se trata sólo de un mal hábito, puede corregirse de forma oportuna, “se educa al niño para que orine cada tres horas, y se modifica la dieta del menor”.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
45
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.