Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Dios no está con quienes secuestran y matan: obispo Arizmendi

22/12/2010 06:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, dejó claro que Dios no está con quienes secuestran, torturan, trafican con droga y alcohol, extorsionan y se organizan para matar. En su mensaje “¿Dónde está Dios?”, reproducido en la página de Internet de la Conferencia del Episcopado Mexicano, recordó que en días pasados uno de los líderes de una organización delictiva, a la que se atribuyen asesinatos de los más violentos e inhumanos, ya aprehendido, dijo: “Dios está con nosotros”. Con ocasión de la muerte reciente de uno de sus más altos jefes, a quien deseó “que Dios tenga en su Santa Gloria, dondequiera que se encuentre”, alentó a sus seguidores a “no dejar las armas”, añadió. Arizmendi expuso “Dios es amor. Él está donde hay amor. Hay amor donde hay justicia, paz, respeto y armonía. Por tanto, está en las personas que aman, que respetan a los demás, que ayudan a los otros, que se preocupan por los pobres y por los que sufren”. Dios está en las familias donde hay esfuerzo por amarse, comprenderse y respetarse; donde se desgastan unos por otros para que todos vivan dignamente; donde hay fidelidad, cariño, obediencia, trabajo, responsabilidades compartidas, subrayó. Mencionó que Dios no está donde hay violencia intrafamiliar, infidelidades, desconfianzas, ofensas, indiferencia, falta de diálogo. Aunque se adorne con motivos navideños el hogar y se ponga el “nacimiento”, sólo el amor familiar es un signo de la presencia de Dios. Dios está en las comunidades, organizaciones, barrios, empresas y trabajos donde hay justicia, salarios justos, respeto a las divergencias, ayuda mutua y solidaridad, comprensión entre religiones, partidos y grupos; donde no hay bandas de asaltantes, vagos y destructores de lo ajeno, abundó, Destacó que la paz es el signo de la presencia de Dios; es lo que le da gloria; no la violencia y la destrucción de los otros. “¿Quieres ser feliz, en estos días y siempre? ¿Quieres que Dios esté contigo?. Ama, sirve, respeta, ayuda, dialoga y muestra tu bondad a tus familiares y a quienes no tienen calor de hogar. “Escucha, da tu tiempo, tu servicio y tu atención a los tuyos, a tu comunidad, a los que pasan cualquier necesidad y a cuantos se sienten solos. Comparte con quienes casi de nada disfrutan, con tanta gente que sufre, con ancianos y presos, con migrantes y discapacitados. Entonces sí estará Dios contigo, en tu hogar, en tu comunidad, en tu Iglesia”, pidió.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
90
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.