Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernando Ramírez López escriba una noticia?

Dioses sexenales

28/05/2014 11:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nunca han llegado a la Presidencia de la República los más inteligentes, probos y de altas miras; siempre han sido los más serviles, los más audaces y los más capaces de sacrificar todo por probar las mieles del poder

Por Fernando Ramírez López  

Para Carlos Salinas de Gortari, por su inteligencia y su perversa manipulación del poder para el asesinato de Luís Donaldo Colosio Murrieta

“¡Dios no es Dios de muertos, sino de vivos! Así que vosotros muchos erráis”.

Marcos12:27

La responsabilidad de los juicios verbales y escritos es para mí de fundamental valentía; así doy cuenta que a principios del mes de marzo de 1994, en un restaurante del Hotel María Isabel Sheraton de la ciudad de México, la señora Leticia Finck de Gurza y su hija Mónica, después de haberse reunido con Diana Laura Riojas de Colosio, ante la presencia de su esposo Alejandro, nos platicó que el presidente Salinas en esa época le había pedido la renuncia a la candidatura del PRI a Colosio Murrieta, al no hacerlo cavo su tumba, esto se confirma con los hechos que se narran en el film “Colosio”, donde derivado de la no aceptación de las reglas del juego fue arteramente asesinado, derivado de un complot de Estado y no de un asesino solitario de nombre Mario Aburto, quien está a punto de concluir su condena en el penal de alta seguridad en Almoloya.

Esto lo expreso, porque desde que Agustín de Iturbide asumió el poder imperial en 1821 hasta hoy mayo de 2014, los titulares del poder ejecutivo en México han sido empleados del poder en turno.

Nunca han llegado a la Presidencia de la República los más inteligentes, probos y de altas miras; siempre han sido los más serviles, los más audaces y los más capaces de sacrificar todo por probar las mieles del poder… que incomprensiblemente es efímero como el aroma de la flor de un día, bello pero malvado, espléndido pero exigente, absoluto pero perecedero.

Así, el 1 de diciembre de 2012 Felipe Calderón entregó el poder a Ernesto Peña Nieto, ex gobernador del Estado de México, en una disposición previamente realizada con los poderes fácticos del país y de los Estados Unidos.

El presidente Peña es joven y a cambio de emboscadas, golpes de mano y la extraordinaria labor de TELEVISA se construyó la imagen de un triunfador, para llevarlo a la cúspide del poder nacional.

Este ceremonial se repite periódicamente desde antes de la formación de la República de Juárez y le concede al Dios sexenal todas las cualidades humanas durante el tiempo que ostenta en su pecho la banda presidencial, y solo tiene como límite el árbol de la ciencia, del bien y del mal. Después viene el ocaso, el olvido, la ingratitud de empresarios y políticos beneficiados durante su breve mandato.

Olvidan que el emperador romano César, siempre se acompañaba de un asistente cuya única labor era decirle al oído: recuerda que eres mortal.

No obstante la carnalidad del ser humano ante la presencia del poder, que le permite casi todo, pronto lo olvida y toca delicadamente el cielo de las grandes decisiones nacionales, al menos así lo hacen creer.

Antes el Atila del sur Emiliano Zapata en la plenitud de su lucha, cayó en Chinameca y el sustento ideológico de su movimiento sigue siendo bandera de distintos grupos

De Juárez a Porfirio Díaz hubo un vuelco de 360 grados, ambos Oaxaqueños tuvieron diferencias que solo la muerte del Benemérito lo ubico en el centro del heroísmo y en el mármol de una estatua, al segundo la vida después de 30 años en el ejercicio absoluto del poder presidencial, le pagó con el exilio y momentos antes de su muerte, el anciano en el exilio alcanzó a expresar su última palabra… Oaxaca.

Surgen de pronto precisamente en Coahuila un par de hombres fuera de serie, uno Francisco I. Madero “El Apóstol” que hizo posible al menos en teoría llevar al país casi a las puertas de la democracia, la traición de Victoriano Huerta ubicado en el tragaluz de la historia se lo impidió; entonces surge Carranza de figura y estirpe aristocrática, dado al fulgor de las fiestas, al sabor de las mujeres y las bebidas palaciegas, con la Constitución del 5 de febrero en Querétaro accedió a la gloria terrenal, hasta que en Tlaxcalatongo, Puebla, la gloria a punta de balazos le borró para siempre sus excesos.

Después, el último de los caudillos Álvaro Obregón al llegar a la Presidencia, dio cuenta del feroz Francisco Villa en Parral, Chihuahua, el mexicano más conocido en el mundo y no por sus hechos revolucionarios sino porque es el único latinoamericano que se ha atrevido a invadir Columbus, Estados Unidos, mérito hoy compartido con los grupos terroristas musulmanes.

Antes el Atila del sur Emiliano Zapata en la plenitud de su lucha, cayó en Chinameca y el sustento ideológico de su movimiento sigue siendo bandera de distintos grupos guerrilleros “La tierra es de quien la trabaja”. Ya en los años veinte del siglo pasado,  el sistema empieza a pacificarse llegando al poder Álvaro Obregón por un período de cuatro años, que al volverlo a intentar, vive su masacre en La Bombilla cuando cae por las balas de la pistola del fundamentalista católico León Toral.

Después de esto han sido innumerables los nombres de los presidentes de la república, tal vez el único merecidamente recordado es el general Lázaro Cárdenas del Río.

Peña Nieto es heredero del grupo Atlacomulco que formaron don Isidro Fabela, del doctor Gustavo Baz Prada y don Alfredo del Mazo entre otros. Lo cierto es que este pueblo tiene una memoria que casi todo lo olvida, porque los nombres de los hombres, al decir de Napoleón Bonaparte no son más que meros rótulos de la historia.

Estas reflexiones las justifico por el hecho de que al llegar a la Presidencia de la República en México, los hombres que lo han sido caen en la falacia de sentirse dioses; lo cierto es que una vez concluido su mandato pasan a vivir en la oscuridad. Nuestra democracia y modelo político es imperfecta, el mundo ya cambió y nosotros seguimos como sociedad atados al yugo norteamericano. Ojalá y que en 2018 al concluir el mandato de don Enrique Peña Nieto, sus pronósticos sean realidad y lo recordemos como un gran presidente, de otra forma pasará a formar parte de los que por su comportamiento no han dejado de ser más que seres transitorios e inocuos.

Email: Licfernandora@hotmail.com

Celular: 871 163 3813


Sobre esta noticia

Autor:
Fernando Ramírez López (53 noticias)
Visitas:
428
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.