Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Discurso de Odio desde el Gobierno de Durango contra Homosexuales./Gerardo Herrera Pérez

14/09/2014 13:00 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagePor Gerardo A. Herrera

Frente a las declaraciones sin fundamento científico y discriminatorias; por cierto tampoco éticas de la primera dama de Durango Teresa Álvarez del Castillo, quien expreso: "....que la homosexualidad se debe a "un problema genético" el cual "hay que atenderse" porque "está fuera de la naturaleza del ser humano". En entrevista con medios del estado, comentó que "hay una degeneración y por eso hasta vienen enfermedades como el Sida".

Álvarez del Castillo agregó que dicha preferencia sexual se debe a "tendencias y hasta modas" con las que hay que tener cuidado. Y añadió que la homosexualidad se puede "tratar también como un problema hormonal". Por ello van a tener que trabajar "más fuerte" con los padres de familia"; declaración que aparece en el portal de Aristeguinoticias.com y que por otro lado no fue desmentido.

Al respeto, Grupo de Facto Diversidad Sexual en Michoacán, plantea ante estas declaraciones machistas, misóginas y homofóbicas, los siguientes comentarios:

Primero: La posición homoerótica (relaciones sexo afectivas entre personas del mismo sexo) no es "MODA", se ha construido de conformidad como es percibido en las distintas épocas y lugares del desarrollo de la humanidad; su significado, denominación y la forma en que cada persona vive esta sexualidad distinta a la hegemónica están sujetos a condiciones de tiempo, lugar, espacio, contexto social y la visión con que se ejerza el poder por parte de quien gobierne.

Al analizar la sexualidad humana en las diversas etapas históricas y las culturas que han existido cuando menos en estos últimos dos mil 500 años, se aprecia el rechazo de la sociedad a las cuestiones homoeróticas, la ambivalencia o bien, la aceptación a dichas prácticas sexuales, denominadas a partir del Siglo XIX como Homosexualidad.

La Homosexualidad ha dejada de ser patologizada desde el Siglo XX, cuando en 1990, la Organización Mundial de la Salud, retiro de la lista de enfermedades psiquiatricas la homosexualidad.

Hoy la homosexualidad, sobre todo en países occidentales cuenta con un reconocimiento desde los derechos humanos de las personas que tienen una preferencia sexual diferente a la heterosexual, tales avances han permitido incluso la aprobación del matrimonio universal, la adopción, además de leyes que prevén la concordancia sexo genérica, y desde luego la no discriminación y el respeto a la dignidad de las personas (Herrera Gerardo, 2012).

Adicionalmente, desde el 2008, miembros de la ONU, adoptaron un resolutivo sobre Orientación Sexual e Identidad de Género, en el cual se prohíbe la discriminación a segmentos diversos sexuales, mismo que México suscribió y que ahora es ley para el Estado Mexicano.

Con las reformas constitucionales en 2011, el párrafo quinto del artículo primero constitucional, prohíbe la discriminación a personas por su preferencia sexual. Además de que se permite el matrimonio universal en la Ciudad de México, en Colima, en Quintana Roo y recientemente en Coahuila y con ello es constitucional la familia homoparental.

Segundo: Las teorías esencialistas o biológicas (basadas en genes, hormonas, o neuronas), así como constructivistas (sistema de género) o las llamadas teorías constructivistas evolutivas, no han resuelto a cabalidad si se nace o se hace?; situación que no abona en nada para el reconocimiento de los derechos humanos de las poblaciones disidentes sexuales; estas teorías van de la patologización, a la prohibición pasando por el delito y la pena correspondiente, hoy al menos noventa países (entre ellos las islas caribeñas de América Latina) tipifican como delito o crimen la homosexualidad. Por ello, nos parece que más allá de estigmatizar, prejuiciar y estereotipar a las sexualidades, es importante reconocer que es un mecanismos de control la dicotomía de SEXO, GENERO y EROTISMO, frente a las realidades científicas que se conocen.

Y es que esta manera de entender la vida está basada en la norma sexual que solo aplica para el segmento de población heterosexual y que expresa que el amor entre sexos diferentes y complementarios es fundamental para la reproducción social, a través del matrimonio que genera familias patriarcales, monogámicas, falocráticas y religiosas, por ello, es considerada cualquier expresión que no cumple con esta visión como depravación, porque se accede solo al ejercicio del placer y no de la reproducción. Pero aún más, esta norma sexual, hace nugatorios los derechos de los heterosexuales a disentir de tener hijos, por ello, se debe de reconocer otras alternativas sexuales emergentes en espera de ser aprobadas.

Otras alternativas sexuales ya aprobadas, regulan la identidad sexo genérica o la disforia de género, en la ciudad de México; en tanto que en otras entidades federadas de México aún se discuten en algunos Legislativos locales, como en el caso de Michoacán que dicha normatividad fue entregada pero que hoy las y los diputados la tienen en la congeladora.

Tercero: Las autoridades del Sector Salud, sobre todo, las que manejan la información sobre enfermedades infectocontagiosas, deben actualizar a las y los funcionarios para evitar que proporcionen información tendenciosa, que no se encuentra sustentada en evidencias científicas, y que por ello, discrimina y excluye a un amplio sector de la población; y es que hoy pensar qué el VIH-Sida es un cáncer rosa, es mantener la información de los funcionarios en los años ochenta, cuando era una manera de entender y explicar desde lo moral el SIDA. Hoy sabemos que el VIH Sida, es una infección que la puede adquirir cualquier persona que no utilice la prevención como mecanismo de protección a su salud toda vez de la existencia de prácticas de riesgo.

Por ello, nos parece toral, que CONAPRED, emita sus protocolos ante estos discursos de odio e ignorancia, para evitar manifestaciones homofóbicos que discriminan y atentan contra los derechos de terceros, y que desde luego vulneran su derecho a ser tratados como iguales.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
213
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Juan Garcia (26/07/2016)

Teresa Álvarez del Castillo,dijo todo correctamente y eso que dijo, es el sentir y pensar del pueblo de Mexico.

0
+ -
Responder

Pedro Valles (07/12/2016)

Así como el gobierno de Durango,deberian de ser los otros gobiernos.
Los valores del pueblo,son los de su religón y
la Biblia,dice que la homosexualidad es abominalble,debieran saber por lo menos eso !