Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Disertan especialistas y público sobre la obra “Todos somos Roger”

24/08/2010 02:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como una obra única que rompe con los esquemas del teatro tradicional, al mezclar el circo, así calificó el director teatral Bruno Bert la puesta en escena “Todos somos Roger”, que se presenta en el Centro Cultural Helénico. Durante una sesión de la Escuela del Espectador, en el Centro Cultural del Bosque, Bert, público general y algunos de los actores que participan en este montaje analizaron esta reflexión escénica sobre la magia de la locura. Presentada por la compañía Cirko de Mente, agrupación mexicana encargada de poner a debate el tema de la locura, a través de este show teatral coreográfico, se trata de un espectáculo multidisciplinario, cuyo sustento es la imaginación y la sorpresa. Público y actores coincidieron en que se trata de un montaje en el que se mezclan las técnicas y los lenguajes del clown, la pantomima, los malabares del movimiento y la danza contemporánea. Para Bert, “Todos somos Roger” es un montaje que no necesita de elementos como la vez para llevarse a cabo, pues se vale de las artes circenses, del cuerpo, del movimiento, para comunicarse con el espectador. “Es una obra que no necesita elementos como la voz para hablar, se hace con el cuerpo, con las construcciones y poetización de las acciones. Es un espectáculo periférico, pues se puede exhibir dentro del teatro pero también al aire libre; una obra cuyo discurso sale del espacio tradicional, convencional”, indicó. El también periodista de origen argentino, mencionó que esta puesta en escena que se presenta en el Foro La Gruta del recinto antes mencionado, es una obra hecha por profesionales, sumamente capacitados que conocen bien su oficio y no están improvisando, sino que trabajan un elemento bien elaborado. Respecto a esta reflexión escénica sobre la magia de la locura, destacó que más que la locura, la obra es una predominancia del surrealismo, pues en su opinión, desde el título nadie explica quien es “Roger”. “Hay una relación surrealista, un surrealismo que vierte la realidad y por lo tanto introduce un factor de locura, ésta entendida como capacidad de cotización”, anotó. A pesar de que no es la primera vez que se llevan las artes circenses al teatro contemporáneo, Bert insistió en que “Todos somos Roger” es una obra periférica muy bien pensada y que ha resultado muy estimulante. “Los estímulos circenses se han trabajo de infinitas maneras, sin embargo, el circo contemporáneo hoy es muy cercano al teatro, hay muchos elementos centrales que el mismo teatro retoma. “Estamos en tiempos de fronteras brumosas; las fronteras entre las distintas artes se diluyen y eso permite que se gane con las aportaciones que teatro y circo tienen”, mencionó. Bajo la dirección de Juan Ramírez y Andrea Peláez, en la obra Cirko de Mente desarrolla a través de escenas chuscas la historia de cuatro locos que, por su largo periodo de encierro, temen al exterior. La diversión comienza cuando uno de los “chiflados” pierde una pierna al sentarse sobre ella; sus compañeros, al verlo, incurren en la desesperación y se confunden, provocando así una sucesión de momentos rítmicos en la que todos pierden, por el mismo motivo, alguna de sus extremidades. La gesticulación y los tropezones se presentan como chistes corporales cargados de inocencia. Destaca la comicidad de los cuatro intérpretes, entrenados para hacer malabares con almohadas y pelotas.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
88
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.