Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Disfunción eréctil y sexualidad

19/07/2013 12:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En los últimos años gracias a los esfuerzos por promover la educación sexual se ha logrado que tanto hombres como mujeres estén informados y se cuestionen acerca de su vida sexual y su satisfacción

En México, según estadísticas, la mitad de las parejas padece algún tipo de disfunción sexual, la cual pone en riesgo la continuidad de la relación; uno de los problemas con mayor incidencia es la falta de erección, ante la cual la industria farmacéutica ofrece importante alternativa con 36 horas de duración.. En entrevista para saludymedicinas.com.mx, el Dr. Miguel Ángel Barreto Fernández, terapeuta sexual, define a las disfunciones sexuales como alteraciones que se presentan en los procesos eróticos, son recurrentes y persistentes, y generan malestar. "Aparecen -agrega- en la fase del deseo, en la excitación y/o en el orgasmo, y pueden manifestarse en cualquier tipo de experiencia sexual, ya sea autoerotismo o en pareja". El especialista refiere que de presentarse al inicio de la vida sexual pueden clasificarse como primarias, o secundarias si lo hacen posteriormente.

¿Cuestión de educación?

El Dr. Barreto Fernández señala que cuando hablamos de sexualidad por lo general nuestras ideas o pensamientos se fijan en una imagen parcial, en lo genital, por lo que deducimos que la sexualidad es lo mismo que tener sexo o relaciones sexuales, hacer el amor o copular; "esto es una de las partes pero no es el todo -puntualiza-. "Definir a la sexualidad puede ser una labor titánica, ya que es un término cambiante y que se va forjando a través de la vida gracias a las experiencias con uno mismo y con los otros.

La sexualidad es un proceso que se inicia con el nacimiento y que termina con la muerte, por lo cual siempre está presente en nosotros, y la forma como la manifestamos es lo que marca la diferencia entre las personas", acota el psicoterapeuta individual y de pareja. A la sexualidad la conforman cuatro elementos fundamentales: Erotismo. Es la conexión con el placer sexual, es todo aquello que nos puede despertar el deseo, lo que nos lleva a generar excitación y que la mayoría de veces termina con un orgasmo, aunque esto último puede no ser requisito para estar satisfecho. No sólo son las representaciones emocionales sino también la parte fisiológica del proceso de la respuesta sexual humana las que se manifiestan en este apartado. Género.

El papel que dicta la sociedad sobre el comportamiento de los hombres y las mujeres (valores, actitudes, preferencias) en relación a las características de sus genitales; marca la dimensión entre lo masculino y lo femenino (identidad de género). Vínculos afectivos.

Tipos o formas de establecer las relaciones interpersonales, pueden ser duraderas o no, sólidas o frágiles y están matizadas de características emocionales, las cuales le dan un significado. Reproductividad. Es todo aquello que se relaciona con la capacidad de crear individuos con algunas características similares a las nuestras; está íntimamente ligada a la experiencia de la paternidad y maternidad. Estos elementos forman un todo y se relacionan entre sí, y cuando el equilibrio se da en este sentido, el individuo vive un bienestar físico, psicológico y sociocultural, a la cual se le conoce como salud sexual.

El aspecto masculino

Una de las disfunciones sexuales masculinas que mayor interés ha generado para la investigación de nuevos fármacos es la disfunción eréctil, la cual se define como la incapacidad persistente para obtener y mantener la erección del órgano reproductor masculino que le permita tener relaciones sexuales satisfactorias. Es importante reiterar que para que un varón sea candidato a estudio y tratamiento, el trastorno debe presentarse en forma repetida.

El problema afecta, la mayoría de las veces, a los componentes de su sexualidad, ya que al no lograr una erección satisfactoria (erotismo) el hombre pierde confianza en sí mismo (identidad de género) y evita tener actividad sexual por temor a nuevas fallas. Como cabe suponer, la relación se daña, pues la pareja se siente responsable y múltiples ideas pasan por su cabeza, desde el hecho de ya no ser activa hasta el fantasma de la infidelidad.

Así, tanto hombres como mujeres se ven atrapados en un laberinto que poco a poco destruye la relación y/o la familia. Gracias a los esfuerzos de la industria farmacéutica, en especial en el área de salud sexual masculina, ahora se cuenta con gran repertorio de fármacos para tratar los problemas de disfunción eréctil, la cual 55% de varones comienza a padecer después de cumplir 40 años. Esta gama de medicamentos hace que los hombres que padecen disfunción eréctil vean una oportunidad de mejorar la calidad de sus erecciones y la de su relación de pareja.

"Dentro de los más recientes lanzamientos se encuentra tadalafil -puntualiza el Dr. Barreto Fernández-, el cual gracias a sus 36 horas de efectividad da a la pareja la libertad para ser espontáneos y no tener que preocuparse por presiones de tiempo; esa es una de sus principales cualidades, además de su potencia y nulos efectos secundarios.

"Es importante destacar que además existen factores psicológicos que deben ser tratados por especialistas para que el manejo sea integral y el resultado todo un éxito, ya que este problema, así como el resto de las disfunciones sexuales, deben ser atendidas en pareja", finaliza el terapeuta.

Lido Coronado- SyM


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Visitas:
87
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.