Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Guillermo Carmona escriba una noticia?

Disfunción eréctil

30/06/2010 01:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy hablaremos de una disfunción que preocupa mucho a los hombres, que los hace sentir tan mal, que puede ser la causa de rompimientos familiares o inclusive llevar al individuo a pasar por procesos de verdadera angustia

A diferencia de lo que la gente puede llegar a pensar, las disfunciones sexuales, y entre ellas, específicamente, la disfunción eréctil es tan antigua, como lo es la misma humanidad. Así tenemos, que la primera descripción que se hace acerca de la disfunción eréctil, se encuentra en un papiro egipcio de aproximadamente 2000 años antes de cristo. Ahí se describen dos tipos de disfunciones: la impotencia natural, en la cual el hombre es incapaz de culminar el acto sexual; y la impotencia sobrenatural, como resultado de la acción de un demonio o de una brujería. Tiempo después, es Hipócrates quien describe a la impotencia masculina en los pacientes ricos de la ciudad, y èl concluye: “la causa es por el exceso de montar a caballo”, el consideraba que a los pobre no les afectaba ya que ellos andaban a pie. Por su parte, Aristóteles mencionó que los nervios del pene llevaban “espíritu y energía” para la erección, y que ésta era debida a insuflación de aire. Esta teoría fue bien aceptada hasta que en 1505, Leonardo da Vinci notó una gran cantidad de sangre en el pene erecto de un hombre ahorcado. Sin embargo sus escritos fueron mantenidos en secreto hasta inicios del siglo XX.

Para ello, es importante primero saber como se produce una erección. Tanto las hormonas, los vasos sanguíneos, los nervios y los músculos deben trabajar en conjunto para producir una erección. La erección comienza cuando el cerebro envía señales nerviosas al pene, en respuesta a una estimulación sexual. Algunas posibles causas de la estimulación sexual son caricias, cosas que ve o escucha el individuo, o sus propios pensamientos o deseos sexuales. La erección comienza cuando el cerebro envía señales nerviosas al pene. Estas señales nerviosas llevan a que se relajen los músculos del pene. Esto permite que la sangre fluya dentro del tejido esponjoso en el pene. La sangre se acumula en este tejido como agua que llena una esponja. El pene se agranda y se vuelve más firme, como un globo inflado. Luego, las venas peneanas, que por cierto son las únicas que tienen la característica de colapso, se cierran para evitar que la sangre salga del pene. Después de la eyaculación, o cuando termina la excitación sexual, las venas vuelven a abrirse y la sangre sale y fluye nuevamente hacia el cuerpo. Es evidente que para lograr una erección se requieren de vasos sanguíneos sanos. Cuando algo se presenta de forma inadecuada en este proceso, entonces podemos determinar que se tiene una disfunción, es decir un mal funcionamiento del proceso de la erección.

Distintas afecciones pueden dar lugar a la disfunción eréctil. La mayoría de estas afecciones son problemas de salud que afectan al corazón y los vasos sanguíneos y que requieren tratamiento médico, a fin de ayudar a prevenir problemas de salud más graves. Entre ellos tenemos: la presión arterial alta; el colesterol elevado; la diabetes. Los hábitos nocivos también pueden contribuir a la disfunción eréctil. Todo lo que es malo para su corazón también es malo para su salud sexual. Así que, el consumo abusivo de drogas y alcohol; fumar; comer en exceso; la falta de ejercicio.

El daño a los nervios por varias causas puede interferir con las señales nerviosas que producen una erección, por ejemplo, la lesión de la medula espinal; tratamientos para el cáncer de próstata, inclusive la radioterapia y la cirugía de extirpación de próstata; la esclerosis múltiple y otras enfermedades que afectan al sistema nervioso. No puedo dejar de puntualizar que algunos medicamentos por prescripción médica, como algunos antidepresivos o medicamentos para la presión arterial alta, pueden causar disfunción eréctil. Su médico puede cambiar su tratamiento con medicamentos. Nunca deje de tomar un medicamento que le fue recetado sin hablar primero con su médico. Una pequeña cantidad de casos de disfunción eréctil son causados por un nivel reducido de la hormona masculina llamada testosterona.Existe otra fuente que puede dar curso a este tipo de disfunción y su origen es la psicología sexual del individuo, así los problemas mentales o emocionales pueden causar disfunción eréctil. La depresión, las preocupaciones o la ansiedad también pueden causar disfunción eréctil. Del mismo modo, la disfunción eréctil por causas físicas puede llevar a la depresión y la preocupación, empeorando la disfunción eréctil. No se debe suponer que la disfunción eréctil es parte del proceso normal de envejecimiento. Es muy probable que la causa sea otra.

Siempre debe primero, acudir a su médico, para que éste tome sus antecedentes médicos completos y determine cal es el origen de la disfunción. Seguramente su médico le hará preguntas generales sobre su salud. También le hará preguntas específicas sobre sus problemas de erección y la relación con su pareja.

La depresión, las preocupaciones o la ansiedad también pueden causar disfunción eréctil

Lleve un listado de todos los medicamentos que toma o lleve los medicamentos para mostrárselos al médico. Informe al médico sobre cualquier cirugía a la que se haya sometido. El médico le hará preguntas sobre sus hábitos, tales como el consumo de alcohol, si fuma o no y el ejercicio físico que realiza.

Si su médico encuentra que no existe ninguna causal física para la disfunción sexual, entonces seguramente que tendrá que remitirlo con el especialista, en este caso el sexólogo, el dará curso al tratamiento terapéutico sexual para eliminar la disfunción eréctil.

¿Cómo determinar si se tiene disfunción eréctil?

A continuación una tabla para que nuestros lectores puedan determinar si pueden o no tener dicha disfunción.

Por último las recomendaciones.

Esta disfunción afecta tanto al varón como a su pareja, no tiene distinción en la edad del individuo, ni tampoco es exclusiva de las preferencias heterosexuales. Es por todo ello, que cada uno de los individuos deben tomar conciencia de su propia salud y apoyarse mutuamente para poder seguir disfrutando plenamente de su sexualidad. En la actualidad existen tanto los medicamentos, las terapéuticas médicas y sexuales que pueden devolver una vida pletórica de satisfactores sexuales. Es tan simple como acercarse a los profesionales.

Escucha al Dr. Carmona a la Lic. Tathiana Mora y al Psic. Gerardo Castañeda de lunes a jueves de 8 a 9 de la noche, en el programa Sin Censura por: www.juventudenradio.com

Quieres conocer personas o conocernos más, visita la página: www.sincensura.webpin.com

Leonardo da Vinci notó una gran cantidad de sangre en el pene erecto de un hombre ahorcado

Si quieres que hable de algún tema escribe a: sincensura69@hotmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Guillermo Carmona (44 noticias)
Visitas:
5584
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.