Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Disputan voleibolistas estadounidenses final en estadio icónico

08/08/2012 09:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La final de voleibol de playa fue singular al enfrentarse los dos equipos femeniles de Estados Unidos en busca del oro olímpico en una playa artificial del centro de Londres, a sólo unos pasos del Big Ben y del Palacio de Buckingham. El ruido, la música y los espectáculos de porristas en el intermedio fueron el sello característico de los partidos de voleibol de playa, que finalizan mañana, pero hoy el público no tuvo que escoger entre dos países sino entre dos equipos: Los asistentes tuvieron que elegir entre la dupla californiana de Jennifer Kessy y April Ross o de la Misty May-Treanor y Kerry Walsh Jennings, quienes jugaron en busca de la medalla de oro. El estadio temporal que se ubica en Horse Guards Parade, sede desde 1745 de los soldados que protegen al monarca en turno, vio desfilar no sólo a las reinas del voleibol sino a personalidades como el príncipe Enrique, quien estuvo esta noche en las tribunas del estadio. Un sitio icónico y la más londinense de todas las plazas olímpicas, con una final muy ruidosa “por orden de la Casa Blanca”, que, según el animador, pidió a los espectadores hacer más ruido. Los bailarines y porristas de medio tiempo, la música del DJ “los guardianes de la playa” que se encargaron de aplanar la arena, y los bikinis de las atletas dejaron en el espectador momentos inolvidables en un día atípico inglés, sin lluvia y con sol, casi playero. Y el hecho de que el favorito Brasil arrebató a China la medalla de bronce en el primero de los dos partidos de esta noche, lo hizo aún más especial para la afición, que nunca dejó de apoyar a su equipo. Entre punto y punto se escuchaban las fanfarrias típicas de las plazas de toros y el “¡ole!”, para animar los eventos que fueron vistos por quince mil espectadores cada vez. “Estamos en vivo alrededor del globo, hagamos ruido”, dijo el animador, un sonido que se apagará mañana a esta misma hora después de la final varonil, para dejar dormir a los moradores del Número 10 de Downing Street, la casa del primer ministro británico, que por ahora tiene vista a “la playa”.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
186
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.