Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Documenta exposición 40 mil años de historia del calzado

01/08/2010 07:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El calzado es una prenda tan antigua como el hombre: desde la Edad de Piedra, los primeros homínidos cubrían sus pies para protegerlos de heridas, al carecer la planta del pie humano de la protección de la que gozan otras especies animales. Desde aquellas sandalias de rafia hasta el calzado deportivo más avanzado de la actualidad median nada menos que 40 mil años de historia, en torno a los cuales se ha creado toda una leyenda y muchas anécdotas curiosas que se documentan ahora en una exposición en la ciudad alemana de Maguncia, en el centro-oeste del país. “Manía por los zapatos, de pies fríos a suelas calientes” es una prueba de que el calzado es una prenda que ha dado mucho de qué hablar y de que los tópicos no siempre son verdad. La utilidad de esta prenda dejó muchas veces lugar a la prioridad por el diseño, la sensualidad o el estatus y ni mucho menos se limitó a ser algo de mujeres, explican los organizadores. Por eso la directora de la exhibición, Andrea Müller, ha dividido la muestra en cuatro temas clave: “Arte y diseño”, “Sensualidad y Erotismo”, “Estatus y Poder” y “Creencia y Suerte”, que documentan diversas funciones y aspectos de la prenda. 400 pares de zapatos sirven para ello, con abundante información sobre la historia que hay detrás de ellos: desde sandalias de la Prehistoria, hasta botas altísimas, pasando por una especie de patas de rana, zapatos de porcelana o modelos que lucieron estrellas como Judy Garland, Madonna o Marilyn Monroe. Sin olvidar el calzado futbolístico avanzado que utilizaba el ex jugador y entrenador alemán Jürgen Klinsmann. Dicen que Mariah Carey podría llenar una habitación entera con ellos, que la primera dama filipina Imelda Marcos dejó más de mil pares cuando huyó de país en 1986 y que hasta Goethe tenía afición a los zapatos finos de sus amadas. En el siglo XVII suponían un símbolo de status y poder: sólo la nobleza francesa podía usar tacones rojos. En la actualidad, algo de eso queda. El psicólogo Stephan Lermer cuenta que cuando las mujeres compran sus zapatos en locales caros, los vendedores que las atienden se postran ante ellas, lo que inconscientemente las hace sentirse superiores, como reinas. Si gran parte del calzado es expresión de riqueza y variedad, los tacones altos se han convertido hoy en día en muestra de erotismo. Pero fueron inventados para los hombres, especialmente para los jinetes, según la muestra. Lo que queda hoy en día de eso son las botas de cowboy masculinas. Pero al visitante no sólo se le deja mirar, sino también probar: de una caja pueden elegir una muestra de diversas épocas y países y ver si son capaces de vestirlos y caminar con ellos sobre una pasarela. Para los hombres, hay también tacones altísimos y en fuertes colores para ponerlos a prueba.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
68
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.