Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

El documental sirve para despertar conciencias: Marina Goldovskaya

24/06/2011 14:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La cineasta rusa Marina Goldovskaya señaló que el documental sirve para despertar conciencias en las nuevas generaciones, y entender el pasado para no cometer los mismos errores, de lo contrario se regresará al mismo camino que llevó a cometerlos. Goldovskaya platicó este viernes con la prensa mexicana, previo a la inauguración de la retrospectiva que en su honor programó la Cineteca Nacional, en la que, del 24 de junio al 3 de julio próximo, se podrán ver nueve largometrajes con temáticas muy humanas y conmovedoras. La cineasta reveló al término de la exhibición de "La casa de la calle Arbat" (Francia-Rusia, 1993) que surgió circunstancialmente en una charla de café con una compañera con quien estudiaba cine en Los Ángeles, Estados Unidos. "En una ocasión, mientras conversaba con mi amiga Marsha, guionista, sobre un amigo en común, un actor muy famoso de quien me comentó, llegó al Ministerio de Cultura, me dijo: 'Marina, ¿qué crees? fui a visitarlo y tremenda sorpresa me llevé al descubrir que su oficina estaba ubicada en lo que fue mi recámara, en los departamentos comunitarios de la calle de Arbat'". El documental proyectado a la prensa retrata la historia del pueblo ruso en el siglo XX mediante la vida de los habitantes de la calle Arbat, en Moscú, ubicada en el centro de la ciudad. En él aparecen entrevistas, materiales de archivo que describen el paso de esas personas por un enorme edificio construido ahí a principios del siglo pasado, por gente rica y poderosa, convertido tras la Revolución de 1917 en una unidad habitacional colectiva. Fue entonces cuando Marina le propuso a Marsha hacer una película de esa anécdota, lamentablemente, dijo, desde 1991 la transformación política había disuelto la Unión Soviética, por lo que Rusia no tenía dinero para apoyar proyectos a ese nivel. "Decidimos que había que buscar recursos de alguna manera y acordamos recurrir al Canal + de Francia, y en un mes recibí una llamada del director del canal, a quien convencí tras plantearle una estratagema". Agregó que buscó a quienes serían los protagonistas del documental para obtener de ellos testimonios fieles de este pasaje en su vida, y que tras encontrar a los primeros, los demás fueron apareciendo uno tras otro. "No me considero una investigadora, solamente una cineasta que sostuvo conversaciones con amigos". Fue así como se enteró de secretos diversos como el hecho de que algunos de los sobrevivientes les hayan confiado que su padre era un militar de alto rango, que la madre de una de ellas era una espía, sin saber a qué intereses servía. También de que muchos de ellos fueron encarcelados injustamente por una supuesta conspiración para asesinar a Stalin, a pesar de que demostraron que era materialmente imposible, y de que otros buscaron afanosamente incorporarse a un sistema de producción en el que eran vistos como enemigos. subrayó que el documental representa una de las grandes herramientas para preservar la historia de los pueblos, y que hoy esos filmes han encontrado espacios de difusión, lo que en sus tiempos mozos era sumamente difícil de conseguir. Dijo que hoy algunos foros abren sus espacios, y "los documentalistas somos actualmente muy requeridos, eso nos alienta a seguir creando y produciendo". Explicó que se siente muy contenta de que a los medios que presenciaron este viernes el largometraje "La casa de la calle Arbat" les haya gustado. Asimismo, dijo que hacer documentales para exponer situaciones como la ocurrida a los primeros habitantes de ese inmueble no fue tan doloroso tras descubrir un pasado triste y difícil, pero que hay otros como el de la exposición de los "gulags", campos de castigo en donde concentraban a los supuestos enemigos del régimen socialista, que son muy tristes. "Mi esposo insiste en que estoy loca porque sigo haciendo películas que estarán destinadas a un público reducido, pero no me importa, incluso son remitidas a circuitos de arte en donde tiene mayor apreciación de nuestras propuestas", añadió. Por su parte, Nelson Carro, subdirector directo de Programación de la Cineteca Nacional, explicó que fue el también realizador Michel López, alumno de Marina en Estados Unidos, quien un día le propuso hacer la retrospectiva. Comentó que luego de ver los filmes de la directora rusa quedó convencido de que sería muy interesante que el público asiduo al recinto los viera, y que disfrutará de una propuesta fresca, valiente y arriesgada.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
22
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.