Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Dominan melancolía y tragedia la obra de Iñárritu: Paul Julian Smith

26/09/2011 05:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La melancolía y la tragedia dominan la obra del cineasta Alejandro González Iñárritu, señaló Paul Julian Smith, catedrático en el Programa de Estudios Hispánicos y Luso-Brasileños del Centro de Graduados de la Universidad de Nueva York. Añadió que “El Negro”, como es conocido González Inárritu en el medio, se subió a la moda del multitrama, y que su discurso se sostiene en un tono apocalíptico con relatos en los que todo es crisis y desolación. El periodista y colaborador inglés de “Sight & Sound, publicación del Instituto Británico y columnista de Film Queterly de la Universidad de California, dictó el fin de semana en la Cineteca Nacional, la conferencia “Regreso a ´Amores perros´: González Iñárritu, el cine mexicano y la distribución internacional”. El investigador, durante casi 20 años en la Universidad de Cambridge en Reino Unido, inició su disertación comentando cómo es que en el 2002 decidió escribir su libro, sobre “Amores perros”, en el que analiza la obra del cineasta mexicano. Los cuestionamientos, se dijo minutos antes de la charla, se centrarían en la producción, distribución, exhibición y promoción de la película, así como en la connotación sexual que se imprime en la trama, en la ciudad, además del diseño sonoro y audiovisual que arropa la historia escrita por Guillermo Arriaga. El crítico, quien comentó en un breve resumen lo que incluyó en su investigación, explica cómo se hizo realidad el texto y su relación con los estudios fílmicos ingleses, a los que agregó algunos detalles sobre la vida personal del director. Destacó también aquellas indagaciones que la obra de González Iñárritu ha suscitado entre los investigadores en Reino Unido, sobre todo, la manera en que han recibido al cine latinomericano, principalmente, en Europa, a raíz de “Amores perros”. Dijo que se centraría en dos premisas: la seducción en el público anglosajón y la melancolía, una característica recurrente en los filmes del director mexicano (“Amores perros”, “Babel”, “21 Gramos”). Smith se remontó al momento en que estando en una sala de cine en España vio el tráiler de “Amores perros”, que en se tiempo no había llegado a las pantallas inglesas. “Fue muy impactante, pero de lo que me di cuenta fue que, a diferencia de la mayoría de los tráilers, éste no incluía una sola palabra, situación que suele ahuyentar al público purista anglosajón, poco habituado a leer subtítulos”, acotó. Añadió: “En segundo lugar, la última secuencia del avance, que lucía unos primeros planos, emocionantes, y emplea imágenes subliminales, brevísimos fotogramas de actos violentos que se distinguen sólo cuando uno congela la imagen”. Smith dijo que el diseño de un tráiler como el de “Amores perros” tan impactante, no fue accidental sino que formó parte de la estrategia para su comercialización internacional, tema que aborda en el primer capítulo de su libro en el que hace énfasis al aspecto industrial del filme en su producción, distribución, exhibición y promoción. Subrayó que en el año 2000 se veía imposible la distribución internacional de “Amores perros”, por su duración de casi tres horas, además de ser la ópera prima de un director que venía de los videoclips y spots publicitarios, pero sobre todo, por un tema nada grato e incluso ofensivo como las peleas de perros. Añadió que también estudió y analizó la construcción del filme integrada por tres tramas separadas y unidas por un choque automovilístico, y que fue de gran ayuda que le hubieran proporcionado el guión original, lo que le permitió analizar las diferencias de la historia y la versión final. Descubrió y buscó establecer vínculos entre la estructura, al parecer tan innovadora de Guillermo Arriaga y la temática de “Amores perros”, algo melodramática y tan cercana a los patrones de la telenovela. Reiteró que en el tercer capítulo de su libro abordó el carácter del género sexual, como un tema central para los estudios culturales en los países de habla inglesa, siguiendo las pautas de las teorías “queer” y los estudios gays. Por lo que propuso, que en el filme existen triángulos homosociales, es decir que las relaciones de rivalidad entre varones (tanto en la primera como en la tercera trama), fueron más urgentes y drámaticas que los amores heterosexuales entre esos hombres y los supuestos objetos femeninos de su deseo. Destacó que la posibilidad de representar ese régimen de poder entre sexos de González Iñárritu, él no ha querido recomendarlas sino críticarlas, de hecho, señaló Smith, se ve cuando los protagonistas machistas fracasan en sus objetivos, sumiéndose en la muerte o la melancolía (la ausencia de padres). El investigador refirió también, respecto al cuarto capítulo de su obra, que siendo un filme “tan chilango” no se ostentara ningún edificio reconocible de la capital, si acaso una presencia momentánea de la Torre Latino durante una persecución. Comentó que fue de gran ayuda haber tenido a la mano fotos instantáneas, mapas callejeros, e incluso arquitectónicos de los espacios interiores. También, dijo, realizó un análisis detallado del diseño sonoro y de los recursos visuales en “Amores perros”, en donde, comentó que debe pasar media hora para escuchar la primera música en el filme, incluyendo canciones anómalas (sic) como “Lucha de gigantes”, de Nacha Pop, el grupo español de los años 90, así como un rap de Control Machete. Destacó el diseño sonoro de la banda del filme supervisada por Lynn Fainschtein, así como la elaboración de un disco con temas grabados por figuras como Julieta Venegas y Café Tacvba, lo que le pareció una iniciativa inteligente “y de extensión de la marca’ poco usual en el cine latinoamericano. Finalmente, señaló que en el aspecto visual de la película le impactó, sobre todo, la persistente estrategia del contraste gráfico y también las muchas y difíciles técnicas utilizadas para lograr un efecto de “realismo” o de “luz natural”, que no fue en absoluto real o natural, pero sí minuciosamente planeado, según contó el cinefotógrafo Rodrigo Prieto, en una entrevista, a la publicación “American cinematopgrapher”.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
140
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.