Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Don Luis Arias. Redactor escriba una noticia?

Don Luis Arias y sus historias de la HISTORIA

30/01/2019 18:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando uno llega a cierta edad, no se porqué en nuestra mente brotan las historias que hace ya años nos contaban los mas viejos del lugar, relatos que deambulaban entre realidad, ficción y leyenda urbana

Hoy quiero rendir un sentido homenaje a todos esas personas que hipnotizaban a sus nietos con maravillosas narraciones emanadas de su larga y a veces no plácida vida, historias reales o irreales, daba igual, para nosotros eran aventuras de las buenas, que nos transportaban a un maravilloso karma de atención y fascinación hacia lo que estábamos escuchando, consiguiendo con muy poquito que profesáramos el mas profundo de los respetos y admiración hacia esos seres que tanto y tanto nos aportaban y que no eran otros mas que nuestros queridos abuelos.

Yo con vuestro permiso quiero dedicar este relato al mío, un hombre maravilloso y cuyo nombre tengo el honor de usar como seudónimo, Don Luis Arias.

                                                                                    Y de postre....

 

La puerta de la venta se abrió bruscamente y los comensales que se encontraban en el establecimiento se asombraron al ver como un grupo de hombres la atravesaban con paso firme. Mientras los cinco personajes se acomodaban en una zona despejada en la que se encontraba una mesa con dos bancos largos a cada lado, el murmullo no se hizo esperar, los allí presentes lo confirmaban con sus comentarios, era Pernales, el bandolero y su cuadrilla, entre ellos el afamado niño del Arahal. El nerviosismo del tabernero al atenderlos se hacia patente y tras servirle un par de jarras de vino le pidieron la comida del día, que no era otra mas que lentejas, las cuales aceptaron gustosamente.

No olvidemos que nunca se debe ensalzar a delincuentes y maltratadores de la calaña de este personaje, pero la historia, real o ficticia siempre está para ser contada

Una vez servidos los platos y dispuestos a comer los individuos, resulta que faltaba una cuchara, precisamente la de Pernales, este con ardua tranquilidad no consintió que le repusieran el cucharón de madera, ni aceptó ninguno de los que inmediatamente le ofrecieron, sino que con un trozo grande de pan y aprovechando la dureza de la corteza se fraguo una y comenzó a comer.

Este hecho causó risa entre dos viajeros que se hallaban en una mesa cercana, lo cual indigno a los compañeros del cuatrero, pero este los paró y les pidió tranquilidad. Una vez terminado entonces si, se levantó, instalo una navaja de cierto tamaño sobre la mesa, miro a los dos caballeros y con sobriedad se dirigió a ellos -Señores como ya he visto que han terminado de comer, no quiero que ni ustedes ni yo nos quedemos sin postre, así que sin rechistar nos lo vamos a comer.

El asombro de todos se hacía patente ¿A que se refería? Respuesta que inmediatamente despejó

- Hoy de postre, ustedes dos y yo tomaremos lo mismo, nuestras cucharas.


Sobre esta noticia

Autor:
Don Luis Arias. Redactor (1 noticias)
Visitas:
3438
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.