Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Dona intelectual Altarriba archivo a Biblioteca Nacional de España

22/06/2012 00:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El guionista, ensayista, novelista y crítico Antonio Altarriba donó su archivo personal a la Biblioteca Nacional de España (BNE), para contribuir con la misión de la institución de incrementar el patrimonio bibliográfico español. El también catedrático de literatura francesa en la Universidad del País Vasco, nacido en Zaragoza, noreste español, es Premio Nacional del Cómic 2010 por “El arte de volar”. Esta donación establece una fórmula para preservar y conservar el archivo personal del autor, favoreciendo su investigación actual y garantizando su consulta en el futuro. En esta línea, la BNE ha fomentado las donaciones por parte de importantes personalidades de la cultura hispánica, logrando, entre otros, los archivos personales de Jorge Guillén, Federico Senén, Gabriel Alomar y Joan Margarit. Asimismo, Felipe Boso, Antonio Muñoz Molina, Jesús Pardo de Santayana o Jesús Marchamalo. Altarriba está considerado como un genio del cómic. El 4 de mayo de 2001 su padre se suicidó y de esa manera ponía fin a una vida marcada por el fracaso y la frustración. De acuerdo con un comunicado de la BNE, al igual que otros muchos hombres y mujeres del siglo pasado intentó construir un mundo más justo y la historia le dio la espalda, quiso volar con las alas de la ilusión y acabó estrellándose. “De su mano recorrimos las penurias de la España de principios de siglo, la guerra civil, el exilio, los campos de concentración, la resistencia contra los alemanes, el mercado negro, el desarrollismo y la llegada de la democracia”, entre otros procesos. Con todo este material, Antonio Altarriba elaboró en “El arte de volar” un guión desgarrador en el que se siente profundamente implicado y su compañero Kim se encargó de ponerlo en imágenes con el mejor de sus estilos. Juntos construyen una historia vibrante en la que padecimientos y atrocidades no impiden que el amor y el humor ocupen un lugar importante. Antonio Altarriba es, también, un “tintinófilo” reconocido, y lo justifica porque “en Tintín entra por primera vez la aventura en el cómic”. Para Altarriba, en esa historieta entra la aventura de verdad, exótica pero realista, ambientada en escenarios y situaciones históricas, dibujada con atractiva precisión, desarrollada en una cuidada trama. Destacó que esto, sobre todo, porque Tintín es un héroe de la inteligencia y no de la violencia. Al catedrático le interesa “cuando la letra o la palabra se hacen más visuales, y la imagen más narrativa”. Y piensa que “en el núcleo de la narrativa visual está la metamorfosis”. En su currículum figura que en los años 80 del siglo pasado se inició en el mundo de la historieta, primero con el Colectivo Z en la revista “Bustrofredón”, colaborando luego con el dibujante Luis Royo en “De vuelta” (Miguel Marcos, 1983) y “Desfase” (Ikusager, 1987). Publicó también la revista teórica “Neuróptica”, y en 1987 el libro Comicsarías junto a Antonio Remesar. Participó en la producción de la serie documental “Cómic: noveno arte”, en 1989, y en la organización de la exposición “Made in Tintín” en 1993, pero durante los años 90 se dedicó sobre todo a la literatura. En el nuevo siglo, y a pesar de lograr el Premio Euskadi de Literatura en 2002 con su novela “La memoria de la nieve”, vuelve a dedicarse con fuerza a la historieta, produciendo ensayos y guiones.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
223
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.